ASTÉRIX EL LUSO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Car­los Ta­va­res PRE­SI­DEN­TE DE PSA

No hay du­da de que le gus­tan los co­ches. Los co­lec­cio­na, los pi­lo­ta —has­ta ha ga­na­do al­gu­na que otra ca­rre­ra— y los fa­bri­ca. Es una de sus dos gran­des pa­sio­nes. La otra: Fran­cia. Y eso que es por­tu­gués. Lo ma­mó des­de la cu­na: es hi­jo de una pro­fe­so­ra de fran­cés y de un em­plea­do de una com­pa­ñía de se­gu­ros ga­la. Y es­tu­dió en el Li­ceo Fran­cés de Lis­boa, don­de su ma­dre im­par­tía cla­ses. ¿Qué más se pue­de de­cir?

De esas dos de­bi­li­da­des ha he­cho Car­los Ta­va­res (Lis­boa, 1958) su gran for­ta­le­za. Has­ta el pun­to de que aca­ba de fir­mar una ope­ra­ción his­tó­ri­ca en el mun­do de la au­to­mo­ción: la com­pra de Opel y Vaux­hall, las dos mar­cas de la es­ta­dou­ni­den­se Ge­ne­ral Mo­tors en Eu­ro­pa, por PSA, em­pre­sa es­ta úl­ti­ma que con­du­ce des­de el 2014, tras con­ver­tir­se en el pri­mer pre­si­den­te no fran­cés del fa­bri­can­te galo.

La ad­qui­si­ción alum­bra­rá el se­gun­do cons­truc­tor de co­ches en Eu­ro­pa —con un 17 % del mer­ca­do co­mu­ni­ta­rio—, su­pe­ra­do so­lo por Volks­wa­gen. To­do un se­ñor triun­fo pa­ra Ta­va­res, aho­ra ya, uno de los eje­cu­ti­vos más po­de­ro­sos de la au­to­mo­ción mun­dial.

No le fal­ta­ba ra­zón al por­tu­gués cuan­do a fi­na­les del 2013, co­mo nú­me­ro dos de Re­nault, se de­cla­ra­ba pre­pa­ra­do pa­ra dar el sal­to y ha­cer­se con el ti­món de uno de los gran­des. «Cual­quier per­so­na que tie­ne pa­sión por la in­dus­tria au­to­mo­vi­lís­ti­ca inevi­ta­ble­men­te sien­te en cier­ta al­tu­ra que tie­ne tan­to la ener­gía co­mo el ape­ti­to pa­ra ser el nú­me­ro uno», osó de­cir an­te la pren­sa. Y a su je­fe, el in­com­bus­ti­ble Car­los Ghosn, pa­trón de Re­nault des­de el 2005, no le sen­ta­ron lo que se di­ce pre­ci­sa­men­te bien esas afir­ma­cio­nes. Por lo que, en­tre una co­sa y otra, el por­tu­gués aca­bó sen­ta­do a los man­dos del eterno ri­val: PSA Peu­geot Ci­troën. Ha­bía des­em­bar­ca­do Ta­va­res en Re­nault re­cién gra­dua­do co­mo in­ge­nie­ro —con un ex­pe­dien­te en­vi­dia­ble, por cier­to— en la Es­cue­la Cen­tral Pa­rís, en 1981. Su pri­mer tra­ba­jo: pi­lo­to de prue­bas de co­ches co­mo el R19. Y en el fa­bri­can­te del rom­bo se­guía, des­pués de pa­sar un tiem­po en Nis­san, alia­da de Re­nault, cuan­do lo fi­chó el enemi­go.

El amor por los co­ches, co­mo el que sien­te por Fran­cia, le vie­ne al luso de le­jos. Era ape­nas un ado­les­cen­te cuan­do pro­bó las mie­les de ese mun­do co­mo co­mi­sa­rio de pis­ta vo­lun­ta­rio en el cir­cui­to de ca­rre­ras de Es­to­ril. Allí tu­vo la for­tu­na de ver com­pe­tir a al­gu­nos de los más gran­des, co­mo Emer­son Fit­ti­pal­di. Y se

en­gan­chó, cla­ro En­tre su co­lec­ción de co­ches clá­si­cos se cuen­tan un Peu­geot 504 V6 Cou­pé de 1979, un Al­pi­ne A110 de 1976 y un Pors­che 912 de 1966. Y con el Clé­men­team Ra­cing, el equi­po de ca­rre­ras que creó y al que le pu­so el nom­bre de su hi­ja ma­yor, Clé­men­ti­ne, ha ga­na­do, en­tre otros pre­mios, las 24 ho­ras de Bar­ce­lo­na.

«Pa­ra él los co­ches son lo que la po­ción má­gi­ca es pa­ra Astérix. Es una fuen­te de po­der y ob­se­sión», de­cla­ra­ba ha­ce al­gu­nos años un co­la­bo­ra­dor su­yo al dia­rio Le Mon­de.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.