GRU­PO DE EM­PRE­SAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­TA­RI­NA CAPEÁNS AMENEDO es le­tra­da del de­par­ta­men­to la­bo­ral de Igle­sias Abo­ga­dos.

Ges­tiono un gru­po de em­pre­sas, ten­go que co­mu­ni­car va­rios des­pi­dos ob­je­ti­vos in­di­vi­dua­les y no sé si en la carta de des­pi­do ten­go que po­ner los da­tos de las otras em­pre­sas del gru­po; un gru­po de em­pre­sas su­po­ne la res­pon­sa­bi­li­dad so­li­da­ria de to­dos en ma­te­ria la­bo­ral?

En nues­tro or­de­na­mien­to ju­rí­di­co ri­ge el prin­ci­pio ge­ne­ral de in­de­pen­den­cia y no co­mu­ni­ca­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des en­tre las so­cie­da­des que for­man el gru­po, so­bre la ba­se de que los víncu­los ac­cio­na­ria­les o de ges­tión, no al­te­ran la con­si­de­ra­ción de las so­cie­da­des co­mo en­ti­da­des au­tó­no­mas o se­pa­ra­das do­ta­das de per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca pro­pia y res­pon­sa­bles li­mi­ta­da­men­te en el ám­bi­to de su ac­tua­ción, no bas­tan­do que dos o más em­pre­sas per­te­nez­can al mis­mo gru­po em­pre­sa­rial o que una de ellas ten­ga ac­cio­nes en otra u otras y lle­ven a ca­bo una po­lí­ti­ca eco­nó­mi­ca de co­la­bo­ra­ción, para que se de­ri­ve, de for­ma au­to­má­ti­ca y di­rec­ta, la exis­ten­cia de una res­pon­sa­bi­li­dad so­li­da­ria en las obli­ga­cio­nes con­traí­das con los tra­ba­ja­do­res de to­das ellas, sino que para que pue­da na­cer la ci­ta­da res­pon­sa­bi­li­dad so­li­da­ria es ne­ce­sa­rio que el gru­po de em­pre­sas ha­ya ac­tua­do en frau­de de ley, ha­cien­do uti­li­za­ción abu­si­va de la per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca in­de­pen­dien­te de ca­da una de las em­pre­sas en per­jui­cio de los tra­ba­ja­do­res.

La ju­ris­pru­den­cia del Tribunal Su­pre­mo re­quie­re la exis­ten­cia de al­gu­na de las no­tas si­guien­tes: el fun­cio­na­mien­to uni­ta­rio de las or­ga­ni­za­cio­nes de tra­ba­jo de las em­pre­sas del gru­po, ma­ni­fes­ta­do en la pres­ta­ción in­dis­tin­ta de tra­ba­jo —si­mul­tá­nea o su­ce­si­va­men­te— en fa­vor de va­rias de las em­pre­sas del gru­po; la con­fu­sión pa­tri­mo­nial; la uni­dad de ca­ja; la uti­li­za­ción frau­du­len­ta de la per­so­na­li­dad ju­rí­di­ca, con crea­ción de la em­pre­sa «apa­ren­te»; y el uso abu­si­vo (anor­mal) de la di­rec­ción uni­ta­ria, con per­jui­cio para los de­re­chos de los tra­ba­ja­do­res. Si no exis­te gru­po de em­pre­sas a efec­tos la­bo­ra­les, no es pre­ci­so que en la carta en la que se le co­mu­ni­ca al tra­ba­ja­dor la ex­tin­ción de su con­tra­to por cau­sas ob­je­ti­vas, se ha­ga cons­tar da­to eco­nó­mi­co, or­ga­ni­za­ti­vo o pro­duc­ti­vo al­guno re­fe­ri­do a em­pre­sa dis­tin­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.