«No de­jan­do tan­to tiem­po pa­ra co­mer, sa­li­mos a las cin­co»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - }M. Ce­drón

Po­co an­tes de que Ma­riano Ra­joy lan­za­ra, en plena cam­pa­ña, la pro­pues­ta de pe­gar un cam­bio en mu­chas em­pre­sas pa­ra aca­bar la jor­na­da la­bo­ral a las seis de la tar­de con el ob­je­ti­vo de acer­car­nos más a los ho­ra­rios la­bo­ra­les de Eu­ro­pa, Au­sa­vil, una com­pa­ñía de A Estrada que fa­bri­ca to­do ti­po de ma­te­ria­les de ace­ro inoxi­da­ble, lo ha­bía he­cho. Fue una de las pio­ne­ras en ha­cer­lo en ese con­ce­llo pon­te­ve­drés. So­lo que en lu­gar de a las seis, ellos aca­ban la jor­na­da a las cin­co.

No han te­ni­do que ha­cer gran­des nú­me­ros, ni ajus­tes pro­pios de una in­ge­nie­ría. Lo han lo­gra­do con una fór­mu­la sen­ci­lla. Úni­ca­men­te re­du­cien­do el tiem­po de des­can­so pa­ra co­mer. El cam­bio se nota y los tra­ba­ja­do­res lo apre­cian por­que tie­nen más tiem­po pa­ra ha­cer otras co­sas, pe­ro so­bre to­do pa­ra des­co­nec­tar por­que cuan­do lle­ga la ho­ra de des­can­sar, lo ha­cen de ver­dad, no pen­san­do en que, aun­que en ese mo­men­to es­tén des­can­san­do en el so­fá, tie­nen que vol­ver por la tar­de al cho­llo.

UN TÁPER PA­RA CO­MER

Ha­ce un año cam­bia­ron su ubi­ca­ción a A Estrada. Fue en­ton­ces cuan­do apro­ve­cha­ron pa­ra mo­di­fi­car tam­bién los ho­ra­rios. An­tes, sus tra­ba­ja­do­res te­nían jor­na­da par­ti­da con unas dos ho­ras pa­ra el al­muer­zo. Aho­ra llevan el táper a tra­ba­jar, pa­ran me­dia ho­ra pa­ra co­mer, no ha­cen so­bre­me­sa y vuel­ven al tra­ba­jo. Esa op­ti­mi­za­ción del tiem­po les ha per­mi­ti­do que, tras en­trar a las ocho de la ma­ña­na, pue­dan ir­se a ca­sa a las cin­co.

Tam­bién les ayu­da a con­ci­liar un po­co más que an­tes. «Aun­que no po­de­mos de­cir que po­de­mos con­ci­liar de to­do por­que en­tra­mos a las ocho de la ma­ña­na, es ver­dad que el cam­bio ayu­da. No sa­li­mos tan tar­de. No de­jan­do tan­to tiem­po pa­ra co­mer sa­li­mos a las cin­co. Eso se no- ta por­que tie­nes aún mu­cha tar­de pa­ra ha­cer co­sas», di­ce una tra­ba­ja­do­ra que lle­va más de una dé­ca­da tra­ba­jan­do en la com­pa­ñía. An­tes, aña­de, tra­ba­ja­ban mu­chas ho­ras. No di­ce cuán­tas. De ahí que es­té con­ten­ta. Y el cam­bio ho­ra­rio no ha re­per­cu­ti­do, pa­ra na­da, en la ca­li­dad. In­clu­so la ha me­jo­ra­do. Au­sa­vil aca­ba de es­tar en Ma­drid en Mo­tor­tech Au­to­me­cha­ni­ca y no de­ja de me­jo­rar. No hay más que ver su car­te­ra de pro­duc­tos o pe­di­dos.

«El cam­bio de ho­ra­rio es un gran avan­ce a la ho­ra de con­ci­liar por­que sa­li­mos mu­cho an­tes»

| RO­BER AMA­DO

Los tra­ba­ja­do­res de Au­sa­vil aca­ban la jor­na­da a las 5.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.