Em­pa­ca­do­ras pa­ra to­do el mun­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Pa­tri­cia Blan­co

AÑOS 70

2017

Na­ció de un pe­que­ño ta­ller en 1930 La so­cie­dad, con se­de en Car­ba­llo, tie­ne re­gis­tra­das 14 pa­ten­tes, la pri­me­ra en 1961 Ex­por­tan a más de 50 paí­ses y ya van por la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción

In­dus­trias con­ser­ve­ras de to­do el mun­do tie­nen a una em­pre­sa fa­mi­liar de Car­ba­llo co­mo re­fe­ren­cia. Her­fra­ga re­mon­ta sus orí­ge­nes al 1930, a un pe­que­ño ta­ller me­cá­ni­co. Fue en los 50 cuan­do el ne­go­cio se orien­tó ha­cia la ma­qui­na­ria pa­ra con­ser­ve­ras y, des­de en­ton­ces, su pro­duc­to es­tre­lla, por más que se ha­gan otros tra­ba­jos pa­ra­le­los, ha si­do siem­pre la má­qui­na em­pa­ca­do­ra de atún y otros pes­ca­dos (in­tro­du­ce el pro­duc­to en la­tas, pa­ra ex­pli­car­lo de un mo­do sen­ci­llo). Pa­ten­ta­ron la pri­me­ra en 1961 y a par­tir de ahí ha si­do un cons­tan­te avan­zar (tie­nen re­gis­tra­das 14 pa­ten­tes). Aun­que esa em­pa­ca­do­ra con­ti­núa sien­do la gran es­pe­cia­li­dad, en los úl­ti­mos tiem­pos tam­bién fa­bri­can una pa­ra po­llo y otra pa­ra za­naho­ria ra­lla­da. La de car­ne, no­ve­do­sa en el mer­ca­do, es­tá te­nien­do bue­na res­pues­ta en Es­pa­ña, ex­pli­ca Mer­ce­des Fra­ga Rey, di­rec­to­ra co­mer­cial de Her­fra­ga. La so­cie­dad anó­ni­ma co­mo tal se cons­ti­tu­yó en 1979, ha­ce 38 años.

El sec­tor con­ser­ve­ro, re­se­ña, es muy di­ná­mi­co. Des­cen­dió en Es­pa­ña, pe­ro au­men­tó en el ex­tran­je­ro y, de he­cho, han re­cu­pe­ra­do mer­ca­dos co­mo Viet­nam o Ru­sia. Des­de el pe­que­ño ta­ller de la ca­lle Po­nien­te —aun­que la em­pre­sa ha te­ni­do dis­tin­tas se­des, nun­ca aban­do­nó es­ta rúa—, las em­pa­ca­do­ras de Her­fra­ga lle­gan a día de hoy a más de 50 paí­ses de los cin­co con­ti­nen­tes. En el 2016, in­clu­yen­do ac­ce­so­rios y re­pa­ra­cio­nes, ex­por­ta­ron el 76 % de su pro­duc­ción, aun­que si el por­cen­ta­je se atie­ne so­lo a má­qui­nas nue­vas sube has­ta el 89 %. Ar­ge­lia, Ar­gen­ti­na, Tai­lan­dia, Is­rael, Viet­nam, Ru­sia, Ecuador, Ye­men y Cabo Ver­de son los prin­ci­pa­les paí­ses de des­tino de sus má­qui­nas com­ple­tas. Si se ha­bla tam­bién de re­pa­ra­cio­nes y ac­ce­so­rios, des­ta­can es­pe­cial­men­te Por­tu­gal, Fran­cia, Ita­lia, Co­lom­bia, Costa de Mar­fil, Co­rea, Is­rael, Tai­lan­dia... No obs­tan­te, co­mo re­cal­ca Mer­ce­des, Her­fra­ga se ha es­pe­cia­li­za­do en la ven­ta de «fia­bi­li­da­de» y «ca­li­da­de»: es­to es, ven­den pro­duc­tos «cun­ha vida útil moi lon­ga». De he­cho, ha­cen aho­ra re­pa­ra­cio­nes y re­po­si­cio­nes de pie­zas de má­qui­nas ven­di­das ha­ce na­da me­nos que 30 años. Tal co­sa, por tan­to, pue­de cam­biar mu­cho de un año pa­ra otro el des­tino de ven­ta.

Nie­ta de Jo­sé Fra­ga Varela, fun­da­dor de aquel ta­ller ini­cial, Mer­ce­des re­cuer­da có­mo sus pre­de­ce­so­res ha­bla­ban de lo «di­fi­ci­lí­si­mo» que era en los pri­me­ros años con­se­guir las pie­zas: «Des­pois em­pe- zou a vir fe­rra­men­ta, pe­ro ta­mén as má­qui­nas se fo­ron com­pli­can­do, so­bre to­do a ni­vel elec­tró­ni­co». A día de hoy, han he­cho de la di­ver­si­fi­ca­ción y de la fle­xi­bi­li­dad otra de sus en­se­ñas y, así, lle­gan a ha­cer mo­di­fi­ca­cio­nes en fun­ción de las de­man­das del clien­te y los dis­tin­tos mo­de­los de em­pa­ca­do­ras se adap­tan a los ta­ma­ños y for­mas de la­ta que hay en el mer­ca­do. Tie­nen, ade­más, dos ga­mas di­fe­ren­cia­das de má­qui­nas: una tra­di­cio­nal y sen­ci­lla y otra mo­der­na y so­fis­ti­ca­da, con gran com­po­nen­te elec­tró­ni­co. La pro­duc­ción ronda las 25 em­pa­ca­do­ras anua­les, y el ca­mino si­gue cla­ro: «A no­sa in­ten­ción, o no­so pro­xec­to de fu­tu­ro, é a me­llo­ra per­ma­nen­te das má­qui­nas em­pa­ca­do­ras, tan­to en ca­li­da­de, cons­tru­ción e deseño, co­mo en au­men­to de ve­lo­ci­da­de e exac­ti­tu­de de pro­du­to em­pa­que­ta­do. Son os re­que­ri­men­tos dos clien­tes».

«O máis di­fí­cil é a pos­ven­da. Te­mos má­qui­nas en máis de 50 paí­ses moi alon­xa­dos e con cul­tu­ras di­fe­ren­tes», di­ce Mer­ce­des. Así, se en­car­gan de to­do, des­de la ins­ta­la­ción has­ta la re­pa­ra­ción. En Tai­lan­dia, por ejem­plo, tie­nen un me­cá­ni­co, que se su­ma a los 27 tra­ba­ja­do­res de la plan­ti­lla car­ba­lle­sa. La po­lí­ti­ca la­bo­ral ha si­do siem­pre la misma en Her­fra­ga: cons­truir una fa­mi­lia. Pro­cu­ran que sus em­plea­dos se ju­bi­len en la fá­bri­ca: hay aho­ra tres pró­xi­mos a ha­cer­lo que em­pe­za­ron en el ta­ller «sen­do ne­nos». Han da­do tra­ba­jo a gru­pos de her­ma­nos y a pa­dres e hi­jos. Ca­da año, alum­nos de FP de Mon­te Ne­me (Car­ba­llo) y So­me­so (A Co­ru­ña) re­ca­lan allí pa­ra ha­cer prác­ti­cas. Son las hor­na­das del fu­tu­ro.

| CEDIDA, J. M. CA­SAL

Her­fra­ga siem­pre ha si­do fiel a la ca­lle Po­nien­te de Car­ba­llo: el ta­ller, no obs­tan­te, es cla­ro tes­ti­mo­nio del cam­bio li­ga­do a la so­fis­ti­ca­ción de la ma­qui­na­ria y a un mun­do glo­ba­li­za­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.