La ba­su­ra co­mo tra­ba­jo digno

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Paula Sa­ba­ja­nes

Más de 5.000 per­so­nas aban­do­nan la re­co­lec­ción in­for­mal de pa­pel, vi­drio, plás­ti­co y me­tal pa­ra in­cor­po­rar­se al sis­te­ma de ges­tión de re­si­duos de la Ciu­dad de Bue­nos Ai­res

Mar­ce­la tie­ne 45 años, nue­ve hi­jos y ca­da tar­de a las 18 ho­ras abre la misma cam­pa­na de reciclaje en el barrio de Co­le­gia­les pa­ra cla­si­fi­car su con­te­ni­do y pre­pa­rar las bol­sas que un ca­mión del Go­bierno de la ciu­dad tras­la­da­rá a una de las ocho na­ves de pro­ce­sa­mien­to. Ella es una de las 5.000 per­so­nas que, in­te­gra­das en las 12 coo­pe­ra­ti­vas de la ca­pi­tal ar­gen­ti­na, han aban­do­na­do la re­co­lec­ción in­for­mal de pa­pel, vi­drio, plás­ti­co y me­tal pa­ra in­cor­po­rar­se al sis­te­ma de ges­tión de re­si­duos del Eje­cu­ti­vo por­te­ño. Ha­ce ya mu­chos años que Mar­ce­la se pro­cu­ra un sus­ten­to en la ba­su­ra. Ha­ce dos, pa­só de car­to­ne­ra a «re­ci­cla­do­ra ur­ba­na». Aho­ra tie­ne ho­ra­rio, ac­ce­so a se­gu­ro mé­di­co, uni­for­me, guan­tes y un in­gre­so fi­jo equi­va­len­te al sa­la­rio mí­ni­mo (unos 500 eu­ros).

«Ha­ce vein­te años que tra­ba­jo acá», ex­pli­ca Noe­mí Pe­rei­ra, pre­si­den­ta de la coo­pe­ra­ti­va El tren blan­co y coor­di­na­do­ra de Mar­ce­la y otros 50 re­ci­cla­do­res de es­ta zo­na de la ciu­dad. Noe­mí es una de las pio­ne­ras en la or­ga­ni­za­ción del mo­vi­mien­to pa­ra la dig­ni­fi­ca­ción del co­lec­ti­vo de car­to­ne­ros. «En el 2001, cuan­do ar­ma­mos la coo­pe­ra­ti­va, con­se­gui­mos un lu­gar en La Cár­co­va (en las afue­ras de la ciu­dad) y te­ne­mos la guar­de­ría don­de de­ja­mos a los chi­cos des­de las 4 de la tar­de has­ta las 21 o 22 ho­ras que re­gre­sa­mos. Nos fa­vo­re­ce mu­cho por­que no te­ne­mos que traer a los chi­cos», ex­pli­ca sa­tis­fe­cha. Han con­se­gui­do cam­biar las con­di­cio­nes del tra­ba­jo. «Aho­ra po­ne­mos el bol­són en una es­qui­na y vie­ne a bus­car­lo un ca­mión, no te­ne­mos que es­tar por las ca­lles ti­ran­do del ca­rro», se ale­gra Noe­mí. La ma­yo­ría de ellos vi­ve en Be­na­vi­dez o Jo­sé León Suárez, a ki­ló­me­tros del cen­tro, y du­ran­te años la em­pre­sa de fe­rro­ca­rri­les dis­pu­so un con­voy exclusivo sin asien­tos, el tren blan­co o tren car­to­ne­ro, pa­ra que pu­die­ran tras­la­dar­se jun­to a sus co­ches a sus lo­ca­li­da­des de re­si­den­cia.

La cri­sis del año 2001 su­mió al país en un caos ins­ti­tu­cio­nal y eco­nó­mi­co. Unas 40.000 per­so­nas sa­lían a dia­rio a car­to­near co­mo úni­co mo­do de vida en el te­rri­to­rio más po­bla­do y con ma­yor in­gre­so per cá­pi­ta del país. Des­de en­ton­ces, mu­chas de esas per­so­nas han cons­trui­do un ca­mino pa­ra re­in­cor­po­rar­se a la eco­no­mía for­mal.

Cristina Lez­cano, com­pa­ñe­ra de Noe­mí, es hoy pre­si­den­ta de la coo­pe­ra­ti­va El Cei­bo, que em­plea a 325 per­so­nas. «So­mos una em­pre­sa so­cial. Nues­tros tra­ba­ja­do­res tie­nen una pro­fe­sión, ma­ne­jan un Clark o una en­far­da­do­ra eléc­tri­ca. Con­se­gui­mos que nos pa­guen por ser­vi­cio», de­ta­lla or­gu­llo­sa. Lez­cano pa­só de la ex­clu­sión so­cial al ma­na­ge­ment con pers­pec­ti­va de gé­ne­ro. «No te­nía­mos pa­ra co­mer pe­ro nos di­mos cuen­ta que si nos or­ga­ni­zá­ba­mos po­día­mos con­se­guir me­jo­res pre­cios. Hoy sa­be­mos qué es la ofer­ta y la de­man­da. Rom­pi­mos mu­chos mi­tos, sin que­rer, por ne­ce­si­dad», ex­pli­ca. «Éra­mos sal­va­jes pe­ro el tra­ba­jo dig­ni­fi­ca y ade­más, hi­ci­mos la re­vo­lu­ción del cam­bio de hom­bres por mu­je­res. Cuan­do fui­mos por pri­me­ra vez a ven­der, nos mi­ra­ban ra­ro», re­cuer­da son­rien­do.

En 1998 re­bus­ca­ba en la ba­su­ra y hoy su coo­pe­ra­ti­va se es­pe­cia­li­za en la se­pa­ra­ción de re­si­duos pro­ce­den­tes de gran­des ge­ne­ra­do­res, co­mo su­per­mer­ca­dos, el Hilton y em­pre­sas co­mo Goo­gle o Hew­lett Pac­kard. Ade­más, cuen­tan con un ta­ller de re­ci­cla­do don­de ge­ne­ran pro­duc­tos nue­vos co­mo va­sos o cua­der­nos.

Se­gún los da­tos ofi­cia­les, ca­da día, los 2,9 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes que re­si­den en la ciu­dad de Bue­nos Ai­res pro­du­cen unas 6.000 to­ne­la­das de ba­su­ra. El 40 % de es­tos desechos que el dis­tri­to en­tie­rra en los re­lle­nos sa­ni­ta­rios son ma­te­ria­les re­ci­cla­bles: un 17 % pa­pel y car­tón, un 19 % plás­ti­cos, un 3 % vi­drio y otro 1 % me­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.