EL RE­GIS­TRO DE LA JOR­NA­DA YA NO ES OBLI­GA­TO­RIO

Me aca­ba de san­cio­nar la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo por no lle­var el re­gis­tro diario de la jor­na­da en mi em­pre­sa, ¿Qué pue­do ha­cer pa­ra evi­tar es­ta mul­ta?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Aca­ba de co­no­cer­se una sen­ten­cia que vie­ne a echar por tie­rra la cam­pa­ña de la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo por la cual se ha ve­ni­do san­cio­nan­do a las em­pre­sas por in­cum­pli­mien­to de la ela­bo­ra­ción de un re­gis­tro ho­ra­rio diario de los tra­ba­ja­do­res asa­la­ria­dos.

El Tri­bu­nal Su­pre­mo ha es­ti­ma­do el re­cur­so de Ban­kia frente a la sen­ten­cia de la Au­dien­cia Na­cio­nal que es­ta­ble­cía que las em­pre­sas de­ben im­plan­tar un sis­te­ma de re­gis­tro, a efec­tos del cómpu­to de la jor­na­da dia­ria efec­ti­va de to­dos los tra­ba­ja­do­res, y en­tre­gar un re­su­men men­sual a los re­pre­sen­tan­tes le­ga­les de los mis­mos, en su fun­ción de ga­ran­tes en sus obli­ga­cio­nes de vi­gi­lan­cia y con­trol de la jor­na­da, co­mo es­ta­ble­ce el Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res en su ar­tícu­lo 64.7.

Es­ta se­gun­da obli­ga­ción, la de la en­tre­ga del re­su­men men­sual, per­ma­ne­ce vi­gen­te, da­do que sí es­tá ar­ti­cu­la­do en nues­tro or­de­na­mien­to ju­rí­di­co, tan­to pa­ra el tra­ba­ja­dor co­mo pa­ra la re­pre­sen­ta­ción le­gal. En cam­bio, la obli­ga­ción de re­gis­trar dia­ria­men­te la jor­na­da so­lo ha si­do es­ta­ble­ci­da ex­pre­sa­men­te con res­pec­to a los tra­ba­ja­do­res con con­tra­to a tiem­po par­cial.

Tam­bién se alu­de en la sen­ten­cia a que, mien­tras no se su­pere el nú­me­ro to­tal de ho­ras en cómpu­to anual, no se pue­de sa­ber a cien­cia cier­ta la ci­fra de ho­ras ex­tras o com­ple­men­ta­rias rea­li­za­das, ya que se pue­de com­pen­sar el ex­ce­so

con des­can­sos y es­tar es­tos pen­dien­tes de dis­fru­te; de mo­do que, has­ta la fi­na­li­za­ción del año na­tu­ral, no ha­bría un con­trol real y efec­ti­vo. Ade­más, «no se tra­ta, sim­ple­men­te, de re­gis­trar la en­tra­da y sa­li­da, sino el de­sa­rro­llo de la jor­na­da efec­ti­va de tra­ba­jo con las múl­ti­ples va­rian­tes que su­po­ne la exis­ten­cia de dis­tin­tas jor­na­das, el tra­ba­jo fuera del cen­tro de tra­ba­jo y, en su ca­so, la dis­tri­bu­ción irre­gu­lar de la jor­na­da a lo lar­go del año, cuan­do se pac­te».

Por es­te mo­ti­vo, el Tri­bu­nal Su­pre­mo ins­ta al legislador so­bre la con­ve­nien­cia de «una re­for­ma le­gis­la­ti­va que cla­ri­fi­ca­ra la obli­ga­ción de lle­var un re­gis­tro ho­ra­rio y fa­ci­li­ta­ra al tra­ba­ja­dor la prue­ba de la rea­li­za­ción de ho­ras ex­tra­or­di­na­rias». Y es que la no ela­bo­ra­ción del re­gis­tro no es­tá ti­pi­fi­ca­da ex­pre­sa­men­te en la Ley so­bre In­frac­cio­nes y San­cio­nes en el Orden So­cial. De es­te mo­do, lo que ca­be plan­tear­se es el re­cur­so con­tra aque­llas san­cio­nes im­pues­tas por no lle­var el re­gis­tro diario.

Si aún se en­cuen­tra en pla­zo pa­ra re­cu­rrir, los ar­gu­men­tos son más que fa­vo­ra­bles pa­ra que pros­pe­re y se es­ti­me la nu­li­dad de la re­so­lu­ción san­cio­na­do­ra, con la co­rres­pon­dien­te de­vo­lu­ción del im­por­te de la mul­ta, de ha­ber­se efec­tua­do el in­gre­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.