GOO­GLE PRO­TE­GE­RÁ LAS PRÓXIMAS ELEC­CIO­NES DE FRAN­CIA Y ALE­MA­NIA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­ría Vi­ñas

El gi­gan­te de In­ter­net po­ne ma­nos a la obra a un cen­te­nar de in­for­má­ti­cos con el objetivo de sal­va­guar­dar los pró­xi­mos co­mi­cios en Fran­cia y Ale­ma­nia Lan­za un pa­que­te de he­rra­mien­tas bá­si­cas y gra­tui­tas, es­pe­cí­fi­cas pa­ra pre­ve­nir ata­ques in­for­má­ti­cos y ma­ni­pu­la­cio­nes du­ran­te la cam­pa­ña

Sí, in­flui­rá. O, al me­nos, lo in­ten­ta­rá. Pe­ro no de for­ma in­tere­sa­da, más bien al con­tra­rio, en ca­li­dad de de­fen­sor del pue­blo, ga­ran­te de la de­mo­cra­cia. Vis­to lo vis­to tras las elec­cio­nes es­ta­dou­ni­den­ses —la CIA con­clu­yó que Pu­tin co­lo­có a Trump en la Ca­sa Blan­ca a ba­se de ci­be­ra­ta­ques que le per­mi­tie­ron ac­ce­der a in­for­ma­ción confidencial alo­ja­da en co­rreos de los de­mó­cra­tas—, el objetivo de Goo­gle no es otro que re­con­du­cir cual­quier ti­po de in­ten­to de ma­ni­pu­la­ción en los pró­xi­mos co­mi­cios. En­sa­yó su plan en Ho­lan­da; sa­ca­rá la ar­ti­lle­ría pe­sa­da en los de Fran­cia y Ale­ma­nia.

Lo ha­rá a tra­vés de su in­cu­ba­do­ra so­cial Jig­saw, en­car­ga­da de ha­cer fren­te a re­tos geo­po­lí­ti­cos ac­tua­les a tra­vés de la tecnología, es­pe­cial­men­te en lo que res­pec­ta a la se­gu­ri­dad de la in­for­ma­ción y a la li­ber­tad. Pre­sen­tó el pa­sa­do fe­bre­ro Pers­pec­ti­ve, una he­rra­mien­ta que iden­ti­fi­ca co­men­ta­rios ne­ga­ti­vos y tó­xi­cos. Aho­ra, su cen­te­nar de hac­kers en nó­mi­na po­nen to­das sus neu­ro­nas al servicio de las ur­nas, vi­gi­lan­tes ár­bi­tros ci­ber­né­ti­cos al ace­cho de cual­quier agen­te ex­tra­ño dis­pues­to a ha­cer al­gu­na tram­pa.

Han desa­rro­lla­do pa­ra ello un pa­que­te de he­rra­mien­tas bá­si­cas, sen­ci­lla de usar y gra­tui­tas, bau­ti­za­do co­mo Pro­tect Your Elec­tion. Es­ta «ca­pa de se­gu­ri­dad» de Goo­gle es­tá a dis­po­si­ción de me­dios, cen­tros de mo­ni­to­ri­za­ción de da­tos y, en ge­ne­ral, de cual­quier or­ga­ni­za­ción ci­vil. In­clu­ye pro­tec­ción con­tra los de­no­mi­na­dos ata­ques DDos, co­mo el que su­frió Kies­kom­pas, uno de los por­ta­les in­for­ma­ti­vos más re­le­van­te de los Paí­ses Ba­jos, du­ran­te las pa­sa­das elec­cio­nes ho­lan­de­sas. Tam­bién am­pa­ro con­tra el pis­hing, un ti­po de abu­so in­for­má­ti­co que con­sis­te en su­plan­tar la iden­ti­dad pa­ra con­se­guir in­for­ma­ción confidencial de for­ma frau­du­len­ta, ayu­da pa­ra pre­ve­nir la des­in­for­ma­ción y asis­ten­cia pa­ra im­ple­men­tar la ve­ri­fi­ca­ción de dos pa­sos.

El ro­bo de in­for­ma­cio­nes pri­va­das pa­ra uti­li­zar­las in­tere­sa­da­men­te y la ma­ni­pu­la­ción de re­sul­ta­dos elec­to­ra­les (Ho­lan­da desechó es­te mar­zo el es­cru­ti­nio elec­tró­ni­co por mie­do a un hac­keo) no son las úni­ca ame­na­za ca­pa­ces de dar­le la vuel­ta a la de­ci­sión de un país en­te­ro. El fan­tas­ma de las no­ti­cias fal­sas man­tie­ne en vi­lo a la Unión Eu­ro­pea. Ha­ce dos me­ses, au­men­tó la financiación de una uni­dad lla­ma­da East Strat­com, crea­da en el 2015 en Áms­ter­dam úni­ca­men­te pa­ra de­tec­tar y neu­tra­li­zar las cam­pa­ñas de des­in­for­ma­ción lan­za­das por el Krem­lin en las re­des so­cia­les. En Bru­se­las, un equi­po de on­ce per­so­nas se de­di­ca a ana­li­zar con lu­pa ti­tu­la­res, no­ti­cias y ex­ten­sos re­por­ta­jes, y a des­acre­di­tar to­das esas historias que fal­tan a la ver­dad.

ILUS­TRA­CIÓN MA­RÍA PEDREDA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.