RES­PAL­DO IN­VER­SOR PA­RA UN VISIONARIO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA -

Sus an­sias por con­quis­tar el es­pa­cio y su fas­ci­na­ción por po­blar el pla­ne­ta rojo qui­zás ayu­den a en­ten­der la fi­gu­ra de Elon Musk: ex­tra­or­di­na­ria, pro­pia de un ge­nio que ha vis­to en los ne­go­cios el vehícu­lo ne­ce­sa­rio pa­ra cum­plir con tres de sus prin­ci­pa­les as­pi­ra­cio­nes. Mo­di­fi­car el des­tino de la hu­ma­ni­dad a tra­vés de In­ter­net, im­pul­sar fuen­tes de ener­gía al­ter­na­ti­vas a las fó­si­les y ex­plo­rar el es­pa­cio. Su cu­rrícu­lo re­sul­ta abru­ma­dor. El re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal le ha so­bre­ve­ni­do con el pro­yec­to de co­che eléc­tri­co eco­nó­mi­ca­men­te via­ble bajo la mar­ca de su fa­bri­can­te Tes­la —y su idea de des­te­rrar la de­pen­den­cia del pe­tró­leo por la elec­tri­ci­dad pa­ra mo­ver los co­ches—. Pe­ro Musk lle­va per­ge­ñan­do pro­yec­tos in­no­va­do­res de éxi­to an­tes in­clu­so de aban­do­nar su Su­dá­fri­ca na­tal, con 17 años y ya en­ton­ces sin el con­sen­ti­mien­to de sus pa­dres. En­tre los más re­co­no­ci­dos, la pla­ta­for­ma Zip2, que ven­de­ría al bus­ca­dor de In­ter­net Al­ta­vis­ta y que le pro­por­cio­na­ría mi­llo­na­rios in­gre­sos, o el sis­te­ma de pa­go elec­tró­ni­co Pay­Pal.

In­ge­nie­ro, eco­no­mis­ta, in­ven­tor, em­pre­sa­rio... Elon Musk es fun­da­men­tal­men­te un crea­dor de gran­des ideas. Por su vi­sión del mun­do es­ta­rá en las an­tí­po­das de di­ri­gen­tes co­mo el ac­tual pre­si­den­te de EE.UU., Do­nald Trump. Se ha­brá mos­tra­do ho­rro­ri­za­do con la ac­ti­va­ción del pro­yec­to de cons­truc­ción del oleo­duc­to de Keys­to­ne XL, en­tre Ca­na­dá y Ne­bras­ka, por­que su com­pro­mi­so con el me­dio am­bien­te, la de­fen­sa del pla­ne­ta y su afán por pre­ser­var la es­pe­cie hu­ma­na ha­cia una evo­lu­ción mul­ti­pla­ne­ta de­fi­nen su des­tino. Y en su em­pe­ño, no du­da en des­pren­der­se de su pa­tri­mo­nio per­so­nal pa­ra evi­tar la crí­ti­ca si­tua­ción que ame­na­zó la via­bi­li­dad al­guno de sus pro­yec­tos es­tre­lla, co­mo Tes­la. Lo ha lo­gra­do con el res­pal­do de los in­ver­so­res al con­ver­tir­se en la pri­me­ra em­pre­sa au­to­mo­vi­lis­ta por ca­pi­ta­li­za­ción bur­sá­til de EE. UU., su­peran­do a la cen­te­na­ria Ford y a Ge­ne­ral Mo­tors. Aun­que no en ventas, don­de aún hay una dis­tan­cia de mi­llo­nes de tu­ris­mos. Al me­nos mien­tras no se po­pu­la­ri­ce la red de elec­tro­li­ne­ras que per­mi­tan la car­ga de sus vehícu­los en me­nos de me­dia ho­ra por to­do EE.UU. y el res­to del mun­do; unos co­ches de lí­neas de­por­ti­vas y ca­da vez más po­pu­la­res en sus pre­cios. Es­tá en ello. Lo ha­rá en su país de aco­gi­da, al que lle­gó des­de Ca­na­dá, su pri­mer des­tino tras de­jar Su­dá­fri­ca.

Co­fun­da­dor de Pay­Pal, Tes­la Mo­tors, Spa­ce X y So­lar City en­tre los pro­yec­tos más re­nom­bra­dos, Musk dis­po­ne de una for­tu­na de ca­si 14 mi­llo­nes de dó­la­res y es­tá con­si­de­ra­do co­mo una de las per­so­nas más in­flu­yen­tes de los úl­ti­mos años.

Ca­sa­do y di­vor­cia­do en dos oca­sio­nes, con cin­co hi­jos de su pri­mer ma­tri­mo­nio, Musk man­tie­ne su apues­ta con el es­pa­cio y ya se ha gran­jea­do el res­pe­to de la Nasa con su em­pre­sa Spa­ce X, has­ta el pun­to de com­par­tir el tras­la­do de as­tro­nau­tas es­ta­dou­ni­den­ses o de­jar en el es­pa­cio un sa­té­li­te que in­for­ma so­bre emi­sio­nes ex­tre­mas del sol.

Y ade­más es un cre­yen­te de­fen­sor de la fi­lan­tro­pía, que desa­rro­lla a tra­vés de una fun­da­ción orien­ta­da ha­cia pro­yec­tos co­mo la edu­ca­ción cien­tí­fi­ca, la sa­lud pe­diá­tri­ca, la ener­gía lim­pia o la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial. ¿Le fal­ta al­go?

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.