Una nos­tal­gia sui­ci­da

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Ju­lio Se­quei­ros Ju­lio Se­quei­ros es catedrático de Es­truc­tu­ra Eco­nó­mi­ca de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña.

En lo que se re­fie­re a la eco­no­mía, el pro­gra­ma elec­to­ral de Ma­ri­ne Le Pen pro­po­ne un re­fe­rén­dum pa­ra aban­do­nar la Unión Eu­ro­pea, la re­su­rrec­ción del vie­jo fran­co fran­cés y el res­ta­ble­ci­mien­to de las fron­te­ras ex­te­rio­res con sus fun­cio­nes más tra­di­cio­na­les: el con­trol del trá­fi­co adua­ne­ro.

Res­pec­to al aban­dono del eu­ro, el equi­po Le Pen ba­ra­ja la po­si­bi­li­dad de que el nue­vo fran­co que­de an­cla­do al eu­ro en una es­pe­cie de nue­vo Sis­te­ma Mo­ne­ta­rio Eu­ro­peo a tra­vés de una ban­da de fluc­tua­ción aún por de­ter­mi­nar. Lo que sí es­tá cla­ro es la vo­lun­tad po­lí­ti­ca de re­su­ci­tar el fran­co, el he­cho de que el eu­ro va a se­guir exis­tien­do y que es­tas dos mo­ne­das po­drían cir­cu­lar en Fran­cia de for­ma si­mul­tá­nea. Una po­si­bi­li­dad se­ría re­ser­var el eu­ro pa­ra las transac­cio­nes de las gran­des em­pre­sas, que­dan­do el nue­vo fran­co pa­ra las transac­cio­nes del pue­blo.

Sin ba­jar al de­ta­lle, aban­do­nar el eu­ro y sus­ti­tuir­lo por el fran­co es de­fi­ni­ti­va­men­te una ma­la idea. Pa­ra em­pe­zar, un país con dos mo­ne­das y una ta­sa de cam­bio en­tre ellas es una si­tua­ción que ya he­mos vi­vi­do en Amé­ri­ca La­ti­na y Asia con la do­la­ri­za­ción (Ar­gen­ti­na nos da un buen ejem­plo) y no me ima­gino una Fran­cia en esas con­di­cio­nes.

Re­cu­pe­rar las fron­te­ras ex­te­rio­res y los aran­ce­les co­rres­pon­dien­tes es tam­bién una ma­la idea. Me pre­gun­to qué pa­sa­ría con la in­dus­tria au­to­mo­triz fran­ce­sa al que­dar ais­la­da de Eu­ro­pa, don­de se es­tán fa­bri­can­do con­jun­ta­men­te par­tes y pie­zas im­pres­cin­di­bles en el mon­ta­je fi­nal. Y así una in­dus­tria tras otra.

El fu­tu­ro de Eu­ro­pa siem­pre es­tu­vo en Fran­cia. Ca­da vez que el elec­to­ra­do fran­cés se en­fren­tó a más Eu­ro­pa eli­gió Fran­cia. Op­tó por un es­ta­do ele­fan­tiá­si­co in­com­pa­ti­ble con una eco­no­mía al­ta­men­te glo­ba­li­za­da en el re­fe­rén­dum de la Cons­ti­tu­ción Eu­ro­pea (ce­le­bra­do en ma­yo del año 2005) y se en­fren­ta aho­ra, años más tar­de, a la mis­ma cues­tión. Eu­ro­pa exis­tió en su mo­men­to sin el Reino Uni­do, sin Gre­cia y sin España. Aho­ra bien, Eu­ro­pa no exis­te sin Fran­cia. So­lo es­pe­ro no te­ner que com­pro­bar­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.