PLUS POR TRAS­LA­DO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

La cons­truc­to­ra pa­ra la que tra­ba­jo se tras­la­da de Car­ba­llo a Ar­tei­xo. Los tra­ba­ja­do­res te­ne­mos que des­pla­zar­nos to­dos los días a ese nue­vo cen­tro, y des­de ahí nos lle­van en fur­go­ne­tas al lu­gar de tra­ba­jo que co­rres­pon­da y nos vuel­ven a de­jar en el do­mi­ci­lio de la em­pre­sa. ¿Ten­go de­re­cho a per­ci­bir al­gu­na con­tra­pres­ta­ción por el cam­bio de do­mi­ci­lio de la em­pre­sa?

El con­ve­nio co­lec­ti­vo de la cons­truc­ción pa­ra la pro­vin­cia de A Co­ru­ña re­co­ge un plus de lo­co­mo­ción pa­ra los gas­tos que se ori­gi­nen co­mo con­se­cuen­cia de la si­tua­ción de des­pla­za­mien­to, obli­gan­do a la em­pre­sa o bien a po­ner me­dios pro­pios a dis­po­si­ción del tra­ba­ja­dor, o bien abo­nar­le una com­pen­sa­ción de 0,19 eu­ros por ki­ló­me­tro.

En el ca­so que nos ocu­pa, el em­pre­sa­rio po­ne me­dios pro­pios con­sis­ten­tes en una fur­go­ne­ta que des­pla­za­ría a los tra­ba­ja­do­res des­de el do­mi­ci­lio de la em­pre­sa al lu­gar de pres­ta­ción del tra­ba­jo, por lo que ese re­co­rri­do es­ta­ría ya exen­to de cual­quier ti­po de con­tra­pres­ta­ción.

So­lo que­da­ría por ana­li­zar si por el des­pla­za­mien­to dia­rio de su lu­gar de re­si­den­cia al nue­vo do­mi­ci­lio de la em­pre­sa po­dría te­ner de­re­cho a esa com­pen­sa­ción. En mi opi­nión, no ten­dría de­re­cho por cuan­to el ar­tícu­lo que re­gu­la el plus de lo­co­mo­ción se re­fie­re a «si­tua­ción de des­pla­za­mien­to», que pa­re­ce re­fe­rir­se al re­co­rri­do que va des­de el do­mi­ci­lio de la em­pre­sa al lu­gar don­de reali­cen el tra­ba­jo, y no des­de su do­mi­ci­lio par­ti­cu­lar al de la em­pre­sa. Pa­ra es­te otro ti­po de des­pla­za­mien­tos es­tán los lla­ma­dos plu­ses de trans­por­te o de dis­tan­cia, pe­ro en el con­ve­nio no se re­co­gen.

Si el cam­bio del do­mi­ci­lio se con­si­de­ra­se co­mo tras­la­do, obli­ga­ría al em­pre­sa­rio a se­guir un pro­ce­di­mien­to es­pe­cial y jus­ti­fi­car­lo por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas u or­ga­ni­za­ti­vas. El tra­ba­ja­dor po­dría re­cu­rrir esa de­ci­sión em­pre­sa­rial o ex­tin­guir el con­tra­to de tra­ba­jo de for­ma uni­la­te­ral con de­re­cho a una in­dem­ni­za­ción. No pa­re­ce que el cam­bio de do­mi­ci­lio de Car­ba­llo a Ar­tei­xo pue­da con­si­de­rar­se un tras­la­do por cuan­to los cam­bios que se pro­duz­can den­tro el pro­pio mu­ni­ci­pio o mu­ni­ci­pios pró­xi­mos se en­mar­can den­tro de una mo­vi­li­dad geo­grá­fi­ca no sus­tan­cial.

ANTONIO AR­SE­NIO

IGLE­SIAS VÁZ­QUEZ es so­cio de Ven­to abo­ga­dos y ase­so­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.