Trump ame­na­za el efec­to Ma­ra­do­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Ós­car Giménez Ana­lis­ta de www.bol­sa­ma­nia.com

22 de ju­nio de 1986, Mun­dial de Mé­xi­co. Cuar­tos de fi­nal en­tre Ar­gen­ti­na e In­gla­te­rra. Mi­nu­to 55. Ma­ra­do­na re­ci­be el ba­lón en el cen­tro del cam­po y su­pera a seis ri­va­les pa­ra mar­car el 2-0 en lo que se co­no­ce co­mo el gol del si­glo. Lo cu­rio­so es que re­co­rrió 55 me­tros en lí­nea rec­ta, ya que los ri­va­les se apar­ta­ban por las ex­pec­ta­ti­vas de que fue­ra el as­tro ar­gen­tino el que mo­di­fi­ca­ra la di­rec­ción. Y, por ello, Mervyn King, ex­go­ber­na­dor del Ban­co de In­gla­te­rra, bau­ti­zó la im­por­tan­cia de las ex­pec­ta­ti­vas en una au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria co­mo «la teo­ría Ma­ra­do­na de ti­pos de in­te­rés».

Las ex­pec­ta­ti­vas son una va­ria­ble fun­da­men­tal en la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria, a me­nu­do más im­por­tan­te in­clu­so que las pro­pias de­ci­sio­nes de un ban­co cen­tral. No hay más que re­cor­dar el efec­to de las palabras de Ma­rio Drag­hi, pre­si­den­te del BCE, el 26 de ju­lio del 2012: «Ha­ré lo que ha­ya que ha­cer y, créan­me, se­rá su­fi­cien­te». Des­pués lle­ga­ron los es­tí­mu­los ex­pan­si­vos con­ven­cio­na­les y no con­ven­cio­na­les, pe­ro aquel men­sa­je bas­tó pa­ra que las pri­mas de ries­go pe­ri­fé­ri­cas ca­ye­ran des­de má­xi­mos y los ban­cos re­bo­ta­ran con fuer­za en Bol­sa.

La con­fian­za en un ban­co cen­tral de­ter­mi­na el po­der de las ex­pec­ta­ti­vas, que los eco­no­mis­tas han tra­ta­do de mo­de­li­zar di­vi­dién­do­se en­tre la ra­cio­na­li­dad y la alea­to­rie­dad. Si los agen­tes eco­nó­mi­cos (fa­mi­lias, em­pre­sa­rios, in­ver­so­res...) creen que una au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria tie­ne ca­pa­ci­dad e in­ten­ción de al­can­zar una me­ta, in­cor­po­ra­rán es­ta a sus de­ci­sio­nes fu­tu­ras al dar por he­cho que lle­ga­rán a ella. Por ejem­plo, un ob­je­ti­vo de in­fla­ción. Así, los ti­pos de in­te­rés del mer­ca­do fluc­túan en es­ta di­rec­ción, co­mo su­ce­dió tras la vic­to­ria de Do­nald Trump en Es­ta­dos Uni­dos y el re­pun­te de las ex­pec­ta­ti­vas del cre­ci­mien­to de los pre­cios. Si el IPC sube, el mer­ca­do es­pe­ra que la Fed en­ca­rez­ca el pre­cio del di­ne­ro. Así, los ti­pos de in­te­rés se dis­pa­ra­ron en los mer­ca­dos se­cun­da­rios de ren­ta fi­ja a es­ca­la glo­bal sin que nin­gún ban­co cen­tral im­por­tan­te mo­vie­ra fi­cha.

Co­mo pre­si­den­ta de la Fed, Janet Ye­llen con­si­guió un con­sen­so pa­ra re­ti­rar sin trau­mas el pro­gra­ma de com­pras de ac­ti­vos (QE) en el 2014 pa­ra, a par­tir del 2015, ini­ciar una nor­ma­li­za­ción de ti­pos des­de el ran­go en­tre el 0 y el 0,25 %. El re­pun­te de di­ciem­bre del 2015, con­ju­ga­do con el des­plo­me del pe­tró­leo y las du­das so­bre Chi­na, pro­vo­có una al­ta vo­la­ti­li­dad en el mer­ca­do. Pe­ro a par­tir de ese mo­men­to, se asu­mió que la es­ca­la­da de ti­pos se­ría sua­ve y aco­mo­da­ti­cia con las con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas. Ya es­tán en el ran­go del 0,75 % y el 1 %.

El mer­ca­do ha acer­ta­do con Ye­llen en sus ex­pec­ta­ti­vas so­bre las reunio­nes de la Fed, que han te­ni­do un am­plio con­sen­so. Sin em­bar­go, ya la vic­to­ria de Trump su­pu­so una sa­cu­di­da en el mer­ca­do de ren­ta fi­ja por el an­ti­ci­po de sus me­di­das in­fla­cio­nis­tas so­bre pro­tec­cio­nis­mo y ex­pan­sión del gas­to. Ade­más, la Fed ha si­do uno de los fo­cos de su dis­cur­so. Du­ran­te la cam­pa­ña elec­to­ral cri­ti­có a Ye­llen y a la po­lí­ti­ca de ti­pos ba­jos, mien­tras que ha­ce dos se­ma­nas se mos­tró fa­vo­ra­ble con que si­gan en ni­ve­les re­du­ci­dos y con­tra un dó­lar fuer­te.

«El pre­si­den­te Trump, tras el Oba­ma­ca­re, es­tá cam­bian­do su es­tra­te­gia en el co­mer­cio mun­dial y tam­bién so­bre su pos­tu­ra so­bre la OTAN y la Fed. Es­to po­dría ser vis­to co­mo fuen­te de ines­ta­bi­li­dad», opi­nan los ana­lis­tas de Na­ti­xis Glo­bal AM. Y es­ta es la ame­na­za pa­ra la Re­ser­va Fe­de­ral, si Trump rom­pe el ca­mino rec­to que ha em­pren­di­do Ye­llen con la nor­ma­li­za­ción de ti­pos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.