Fu­nes­tos pa­raí­sos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - XO­SÉ CARLOS ARIAS Ca­te­drá­ti­co de Economía de la Uni­ver­si­da­de de Vi­go

Con­tra lo que sue­le pen­sar­se, los pa­raí­sos fis­ca­les no son un invento re­cien­te, pe­ro es en el con­tex­to de la glo­ba­li­za­ción con­tem­po­rá­nea cuan­do han al­can­za­do la no­to­ria tras­cen­den­cia que aho­ra tie­nen. Por for­tu­na, las fil­tra­cio­nes de in­for­ma­ción de los últimos años —los pa­pe­les de Pa­na­má, des­de lue­go, pe­ro tam­bién los lla­ma­dos Lux­leaks o la Lis­ta Fal­cia­ni— han traí­do al­go de luz sobre un mun­do que por su pro­pia na­tu­ra­le­za es muy os­cu­ro. No to­do lo apa­re­ci­do en esos do­cu­men­tos re­mi­te a ope­ra­cio­nes de­lic­ti­vas, y ello es par­te del pro­ble­ma: a ve­ces, la de­bi­li­dad de las es­truc­tu­ras le­gis­la­ti­vas per­mi­te la eva­sión, a tra­vés de es­tra­ta­ge­mas de in­ge­nie­ría fis­cal que apro­ve­chan la exis­ten­cia de cen­tros offs­ho­re y me­ca­nis­mos de se­cre­to ban­ca­rio. En otros ca­sos, la eva­sión es di­rec­ta­men­te ile­gal, cuan­do no tie­ne que ver con la lla­ma­da economía ca­na­lla, es de­cir, con el puro re­ci­cla­je de fon­dos pro­ce­den­tes del ham­pa en dis­tin­tas ver­sio­nes.

Pa­ra quien quie­ra aden­trar­se en lo que re­pre­sen­tan los pa­raí­sos fis­ca­les co­mo fe­nó­meno eco­nó­mi­co, una buena re­fe­ren­cia es el li­bro La ri­que­za ocul­ta de las na­cio­nes, de Gabriel Zuc­man, en el que se in­ten­ta po­ner cifras a la en­ti­dad de ese au­tén­ti­co agu­je­ro ne­gro. En cálcu­los con­ser­va­do­res de Zuc­man y al­gu­nos otros au­to­res, la ri­que­za escondida en ope­ra­cio­nes rea­li­za­das en los pa­raí­sos —en­tre los que se in­clui­rían paí­ses tan di­ver­sos co­mo Sui­za, Lu­xem­bur­go o las Is­las Cai­mán— al­can­za­ba ha­ce un par de años na­da me­nos que al­re­de­dor de un 8 % del PIB mun­dial. En al­gu­nos paí­ses y re­gio­nes del mun­do, los por­cen­ta­jes se dis­pa­ran has­ta más de un 50 % en Ru­sia, o un 22 % en Amé­ri­ca La­ti­na. En Eu­ro­pa, por su par­te, ron­da­ría el 10 %.

Ha­bla­mos, por tan­to, de un fe­nó­meno de una enor­me im­por­tan­cia en to­dos los ór­de­nes, que afec­ta a to­do ti­po de paí­ses, más o me­nos desa­rro­lla­dos. Ha­ce aho­ra un año que un im­pre­sio­nan­te elen­co de 300 de los me­jo­res eco­no­mis­tas del pre­sen­te de­nun­cia­ban que «aque­llos te­rri­to­rios que per­mi­ten el ocul­ta­mien­to de ac­ti­vos en com­pa­ñías fic­ti­cias… es­tán dis­tor­sio­nan­do el fun­cio­na­mien­to de la economía mun­dial». El asun­to se ha­ce aún más gra­ve cuan­do, co­mo vie­ne ocu­rrien­do a lo lar­go de la úl­ti­ma dé­ca­da, las cuen­tas pú­bli­cas de la ma­yo­ría de los paí­ses se ven so­me­ti­das a to­do ti­po de pre­sio­nes, es­tan­do la deu­da por en­ci­ma del 100 % del PIB en buena par­te del mun­do desa­rro­lla­do. No es di­fí­cil con­cluir que, en au­sen­cia de eva­sión, la di­men­sión de ese pro­ble­ma se­ría muy dis­tin­ta de la que aho­ra tie­ne.

Du­ran­te dé­ca­das, el fe­nó­meno de los pa­raí­sos fue bas­tan­te más que el he­cho inevi­ta­ble que se pre­ten­día. A pro­pó­si­to de ello, re­sul­tan lla­ma­ti­vas las pa­la­bras de Jeffrey Sachs, el co­no­ci­do pro­fe­sor de Co­lum­bia: «Los pa­raí­sos fis­ca­les no son fru­to de una ca­sua­li­dad, sino que [...] son una opción de­li­be­ra­da de los gran­des go­bier­nos, es­pe­cial­men­te los de Reino Uni­do y Es­ta­dos Uni­dos, con la co­la­bo­ra­ción de las gran­des ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras, con­ta­bles y le­ga­les que mue­ven el di­ne­ro». ¿Queda al­gu­na du­da de que la mo­der­na glo­ba­li­za­ción pre­sen­ta aquí una de sus peo­res ca­ras?

Es por eso que re­cien­te­men­te se han mul­ti­pli­ca­do los es­fuer­zos pa­ra, sobre to­do, re­du­cir el im­pac­to del se­cre­to ban­ca­rio en cier­tos lu­ga­res. La OCDE y, de una ma­ne­ra más re­tó­ri­ca, el G-20, vie­nen in­sis­tien­do en ello. Una ini­cia­ti­va in­tere­san­te es el compromiso asu­mi­do por 54 paí­ses de in­ter­cam­biar in­for­ma­ción fi­nan­cie­ra a par­tir de es­te año. Al­go es al­go. Pe­ro la si­tua­ción es­tá pi­dien­do a gri­tos me­di­das más ra­di­ca­les. La prin­ci­pal de­bie­ra ser avan­zar en for­mas de go­ber­nan­za glo­bal que per­mi­tan tra­tar co­mo es­ta­dos pa­ria a esos fu­nes­tos pa­raí­sos.

| MARTIN RUETSCHI

Sui­za y su se­cre­to ban­ca­rio lle­van años en el ojo de los crí­ti­cos con la eva­sión fis­cal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.