LUZ GA­LLE­GA PA­RA EL GRAN TÚ­NEL SU­MER­GI­DO DE LA­TI­NOA­MÉ­RI­CA

La em­pre­sa Ge­ne­sal Energy di­se­ñó y cons­tru­yó en su se­de de Ber­gon­do, en A Co­ru­ña, un gru­po elec­tró­geno a la me­di­da pa­ra dar so­por­te a una me­ga­es­truc­tu­ra: el vial cons­trui­do en Mé­xi­co ba­jo el río Coat­za­coal­cos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - R. Do­mín­guez

La co­ru­ñe­sa Ge­ne­sal Energy aca­ba de mar­car un hi­to en su brillante tra­yec­to­ria al di­se­ñar y fa­bri­car un in­no­va­dor gru­po elec­tró­geno con el que dar so­por­te al pri­mer tú­nel su­mer­gi­do cons­trui­do en La­ti­noa­mé­ri­ca, con­cre­ta­men­te en el vial ba­jo el río Coat­za­coal­cos, en Mé­xi­co.

El pa­sa­do 20 de abril, Mé­xi­co inau­gu­ra­ba con ho­no­res de Es­ta­do —no fal­tó el pre­si­den­te Pe­ña Nie­to— el pri­mer vial su­mer­gi­do de La­ti­noa­mé­ri­ca. Tras una in­ver­sión de 250 mi­llo­nes de dó­la­res (unos 223 mi­llo­nes de eu­ros), se abría un tú­nel de ca­si 2,3 ki­ló­me­tros de lon­gi­tud, cua­tro ca­rri­les y que dis­cu­rre ba­jo el río Coat­za­coal­cos pa­ra co­nec­tar en ape­nas tres mi­nu­tos, fren­te a la más de me­dia ho­ra que era ne­ce­sa­ria has­ta en­ton­ces, el mu­ni­ci­pio del mis­mo nom­bre con Allen­de, en Ve­ra­cruz, y los es­ta­dos de Ta­bas­co y Chia­pas.

En las tri­pas de es­te vial, una de las ma­yo­res obras de in­ge­nie­ría del con­ti­nen­te, la­te tec­no­lo­gía ga­lle­ga sin la que no se­ría po­si­ble la aper­tu­ra de una co­ne­xión que pres­ta ser­vi­cio a un área de me­dio mi­llón de ha­bi­tan­tes en la que es­tán asen­ta­das im­por­tan­tes em­pre­sas pe­tro­quí­mi­cas. «Es el co­ra­zón, el oxí­geno del tú­nel», re­su­me Ia­go Cres­po, di­rec­tor ge­ne­ral de la fi­lial de Ge­ne­sal Energy al otro la­do del Atlán­ti­co, pa­ra dar idea de lo que su­po­ne la pi­ca cla­va­da en Mé­xi­co por la fir­ma ga­lle­ga, que fa­bri­có a la me­di­da el gru­po elec­tró­geno que da so­por­te a to­da la in­fra­es­truc­tu­ra.

En la se­de de la em­pre­sa en Ber­gon­do (A Co­ru­ña) se creó una plan­ta eléc­tri­ca es­pe­cial de 2.407 kVA, una po­ten­cia «si­mi­lar a la dis­po­ni­ble, por ejem­plo, en la cen­tral de ci­clo com­bi­na­do de Gas Na­tu­ral en Mé­xi­co, que es de las más gran­des del país y su­mi­nis­tra ener­gía a una po­bla­ción que su­pera los 30 mi­llo­nes de ha­bi­tan­tes», cuenta.

El gru­po de Ge­ne­sal res­pal­da to­do el equi­pa­mien­to del tú­nel cons­trui­do por FCC, des­de las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes, a la se­gu­ri­dad, la hi­dráu­li­ca... En ca­so de una in­ci­den­cia o fa­llo de la red, el ge­ne­ra­dor ha de se­guir dan­do apo­yo a una ins­ta­la­ción cu­yas 135.000 to­ne­la­das su­pe­ran el pe­so de 350 Boeing 747 y que, ade­más, es­tá «ha­bi­ta­da» por los mi­les de con­duc­to­res que a dia­rio lo atra­vie­san, en al­gu­nos tra­mos a 35 me­tros de pro­fun­di­dad. Pa­ra ello, y aun­que tra­ba­ja en pa­ra­le­lo a la red ex­ter­na, el tiem­po de res­pal­do del gru­po elec­tró­geno an­te un fa­llo ge­ne­ral es cla­ve y de­be res­pon­der «en me­nos de 10-15 se­gun­dos».

An­te un ac­ci­den­te, un in­cen­dio, una fu­ga de agua o inun­da­ción, «tie­ne que fun­cio­nar to­do, por su­pues­to los 18 ven­ti­la­do­res que re­gu­lan los ni­ve­les de mo­nó­xi­do de car­bono pa­ra que la gen­te res­pi­re, por­que en ese mo­men­to pue­de ha­ber mu­chas per­so­nas den­tro», ex­pli­ca Cres­po.

Ha­ce año y me­dio que se ini­cia­ron los tra­ba­jos pa­ra dar for­ma a «una má­qui­na úni­ca en el mun­do, no exis­te un equi­po igual», sub­ra­ya el res­pon­sa­ble de la fir­ma. Se di­se­ñó y fa­bri­có en Ber­gon­do, don­de tam­bién se hi­cie­ron las prue­bas an­tes de em­bar­car­la el 13 de fe­bre­ro en un con­te­ne­dor rum­bo a Amé­ri­ca. «Es una má­qui­na de 20 to­ne­la­das, pe­ro muy sen­si­ble», apun­ta, de mo­do que pa­ra su ins­ta­la­ción en una sa­la es­pe­cí­fi­ca tam­bién di­se­ña­da por Ge­ne­sal se em­plea­ron 17 ho­ras de cui­da­do­so tra­ba­jo de ajus­te. Des­pués, cin­co días más de prue­bas pa­ra su úl­ti­ma pues­ta a pun­to an­tes del arran­que de­fi­ni­ti­vo. «Sin pro­ble­mas, fun­cio­na per­fec­ta­men­te», di­ce sin ocul­tar su sa­tis­fac­ción el res­pon­sa­ble de la fi­lial en Mé­xi­co.

Aho­ra, con to­do ya en mar­cha, Cres­po re­cal­ca, so­bre to­do, las com­pli­ca­cio­nes su­pe­ra­das y, por qué no, el mé­ri­to de ma­te­ria­li­zar un pro­yec­to des­de «una em­pre­sa ga­lle­ga que es­tá pe­leán­do­se to­dos los días con gi­gan­tes del sec­tor, ame­ri­ca­nos, ca­na­dien­ses, gran­des mul­ti­na­cio­na­les...» La cla­ve es­tá en que «ha­ce­mos má­qui­nas, pe­ro de­trás es­tá el va­lor del fac­tor hu­mano, de la gen­te, la de la fá­bri­ca y la que tra­ba­ja en cam­po. En los éxi­tos em­pre­sa­ria­les —con­clu­ye— hay un 99 % de es­fuer­zo y un 1 % de ins­pi­ra­ción».

El tú­nel, de 2.280 me­tros de lon­gi­tud, atra­vie­sa el río a una pro­fun­di­dad que en tra­mos al­can­za los 35 me­tros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.