GA­LI­CIA TRANS­FOR­MA LA CO­MI­DA Y EL PAI­SA­JE EN UN MO­TOR DE EM­PLEO

LA HOS­TE­LE­RÍA GALLEGA GE­NE­RA YA MÁS EM­PLEO QUE LA CONS­TRUC­CIÓN. EL SEC­TOR TRAN­SI­TA POR UNA ERA DE ES­PLEN­DOR QUE NO DE­BE­RÍA SO­LA­PAR LOS CRU­CIA­LES RE­TOS QUE TIE­NE AN­TE SÍ PA­RA SE­GUIR CRE­CIEN­DO: LA APUES­TA POR LA CA­LI­DAD Y LA PRO­FE­SIO­NA­LI­ZA­CIÓN SON, A JUI­CIO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

Más de 70.000 per­so­nas tra­ba­jan hoy en ho­te­les, ba­res y res­tau­ran­tes, un 50 % más que en 1999 La apues­ta por la ca­li­dad y la pro­fe­sio­na­li­za­ción, los re­tos de futuro

Ha­ce mu­cho tiem­po que Ga­li­cia de­jó de ser un se­cre­to bien guar­da­do. Ca­da año des­de ha­ce una dé­ca­da, del or­den de en­tre cua­tro y cin­co mi­llo­nes de vi­si­tan­tes na­cio­na­les y ex­tran­je­ros acu­den a las tie­rras de Breo­gán pa­ra dis­fru­tar de su tiem­po li­bre. Al ca­lor de es­ta in­va­sión tran­qui­la, el sec­tor hos­te­le­ro vi­ve hoy días de vino y ro­sas, al ex­tre­mo de que ha to­ma­do el re­le­vo de la cons­truc­ción co­mo uno de los gran­des mo­to­res de em­pleo en la co­mu­ni­dad. Las es­ta­dís­ti­cas son elo­cuen­tes. Mien­tras en la úl­ti­ma dé­ca­da la ci­fra de pues­tos de tra­ba­jo vin­cu­la­dos al la­dri­llo des­cen­día a me­nos de la mi­tad (de 141.000 a 66.200 efec­ti­vos), los ser­vi­cios de alo­ja­mien­to y res­tau­ra­ción man­te­nían una sen­da de cre­ci­mien­to sos­te­ni­da has­ta la fron­te­ra de los 70.000 em­pleos, un 50 % más que en 1999 o un 12 % so­bre el 2007, por ci­tar un par de ejem­plos.

La hos­te­le­ría no ha pa­ra­do de cre­cer (ver grá­fi­co ad­jun­to) en cual­quie­ra de las va­ria­bles que se to­man co­mo re­fe­ren­cia: ho­te­les y pen­sio­nes, pla­zas de alo­ja­mien­to, nú­me­ro de vi­si­tan­tes, per­noc­ta­cio­nes, gas­to dia­rio... Pe­ro el sec­tor, aún ad­mi­tien­do que vi­ve tiem­pos pa­ra el op­ti­mis­mo, es­tá le­jos de con­for­mar­se. Ga­li­cia aún tie­ne mu­cho tra­ba­jo por de­lan­te. Es más, tan­to los pro­fe­sio­na­les co­mo la Ad­mi­nis­tra­ción y los ex­per­tos coin­ci­den en que, pa­ra ex­plo­tar el co­di­cia­do mar­gen de re­co­rri­do que tie­nen an­te sí, exis­ten dos re­tos ca­si in­ne­go­cia­bles y que ca­mi­nan es­tre­cha­men­te li­ga­dos: la pro­fe­sio­na­li­za­ción y la apues­ta por la ca­li­dad.

En la evo­lu­ción que es­tá ex­pe­ri­men­tan­do es­ta ac­ti­vi­dad a ni­vel mun­dial exis­te un con­cep­to al que la hos­te­le­ría gallega pue­de sa­car un enor­me pro­ve­cho si ha­ce los de­be­res: es el tu­ris­mo ex­pe­rien­cial. El vi­si­tan­te ya no bus­ca so­lo co­mer bien o un alo­ja­mien­to sin­gu­lar. Quie­re al­go más. Lo ex­pli­ca con con­ci­sión Leo­nar­do Ló­pez, director del ho­tel Car­los I Sil­gar en San­xen­xo: «La gen­te de­man­da un tu­ris­mo ex­pe­rien­cial. Ve­nir a San­xen­xo y em­pa­par­se de las Rías Bai­xas, de la gas­tro­no­mía, de los pai­sa­jes... Es ne­ce­sa­rio que to­da la gen­te que per­te­ne­ce al sec­tor se con­cien­cie de es­ta reali­dad por­que cuan­do re­co­mien­das al­go, es ne­ce­sa­rio que es­té a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias», pro­cla­ma.

AL­GO MÁS QUE CO­MI­DA

Y pa­re­ce ob­vio que Ga­li­cia lo tie­ne to­do: pai­sa­jes, bue­na co­mi­da, vino, ter­ma­lis­mo, fa­ros, las ru­tas del Ca­mino de San­tia­go... La lis­ta es in­con­ta­ble. El re­to, pues, ha­bi­ta en en­vol­ver con gus­to to­do es­te con­ti­nen­te. «Te­ne­mos que apro­ve­char es­te buen mo­men­to y ofre­cer ca­li­dad pa­ra te­ner un gran futuro». El diag­nós­ti­co es de Mar­ta Fer­nán­dez, la di­rec­to­ra del Cen­tro Su­pe­rior de Hos­te­le­ría de Ga­li­cia, quien se mues­tra tan am­bi­cio­sa co­mo ta­jan­te en sus plan­tea­mien­tos: «Ga­li­cia du­ran­te mu­cho tiem­po se es­cu­dó un po­co en la ca­li­dad del pro­duc­to, pe­ro con es­to aho­ra no es su­fi­cien­te. El tu­ris­ta, el clien­te, quie­re más», ar­gu­men­ta.

Ese plus al que re­mi­te Fer­nán­dez ge­ne­ra con­sen­so en­tre los agen­tes del sec­tor. Y guar­da una re­la­ción di­rec­ta con el tra­to que se dis­pen­sa al vi­si­tan­te. «Es ne­ce­sa­rio apos­tar por la for­ma­ción y la ca­li­dad», sub­ra­ya Na­va Cas­tro, la di­rec­to­ra de la Axen­cia Tu­ris­mo de Ga­li­cia. Un sal­to en el que es pre­ci­so im­pli­car a la hos­te­le­ría de ni­vel me­dio y ba­jo, ha­bi­da cuen­ta de que la al­ta res­tau­ra­ción y los ser­vi­cios de alo­ja­mien­to de ca­li­dad ya pre­sen­tan ele­va­dos es­tán­da­res de pro­fe­sio­na­li­za­ción. «En el pro­duc­to hos­te­le­ro de al­gu­nos si­tios pe­que­ños se si­gue man­te­nien­do un mo­de­lo fa­mi­liar y qui­zás con po­ca es­pe­cia­li­za­ción; ahí sí que hay una de­man­da y de­be­mos se­guir tra­ba­jan­do», re­fuer­za Rafael Be­ni­to, director del ho­tel Fi­nis­te­rre de A Co­ru­ña y presidente de Hos­pe­co.

Tan­to Ló­pez, co­mo Fer­nán­dez, Cas­tro y Be­ni­to re­co­no­cen al uní­sono que si Ga­li­cia lo­gra ele­var el ni­vel del ser­vi­cio de to­da la hos­te­le­ría, apli­car una suer­te de cambio trans­ver­sal, el sal­to cua­li­ta­ti­vo se­rá apa­sio­nan­te. Pa­ra ello, to­dos alu­den a la for­ma­ción. Un pro­ce­so en el que se ha avan­za­do no­ta­ble­men­te gra­cias al tra­ba­jo de la es­cue­la su­pe­rior, los gra­dos uni­ver­si­ta­rios y los cen­tros de FP —que han ali­men­ta­do el mer­ca­do con un con­tin­gen­te de va­lio­sos pro­fe­sio­na­les—, pe­ro al que aún le que­da mu­cho por ha­cer, es­pe­cial­men­te en aque­llos ne­go­cios (la ma­yo­ría de los exis­ten­tes en Ga­li­cia, di­cho sea de pa­so) que na­cie­ron con un cier­to dé­fi­cit so­bre las ba­ses del ofi­cio.

La di­rec­to­ra de Tu­ris­mo de Ga­li­cia alu­de al pa­pel que es­tá ju­gan­do en es­te sen­ti­do la es­cue­la iti­ne­ran­te de for­ma­ción, que atien­de las ne­ce­si­da­des del sec­tor en aque­llas zo­nas (A Ma­ri­ña lu­cen­se, Cos­ta da Mor­te...) con ma­yo­res di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der a es­tos con­te­ni­dos edu­ca­ti­vos. Mar­ta Fer­nán­dez coin­ci­de con Na­va Cas­tro al des­ta­car los es­fuer­zos que se es­tán rea­li­zan­do pa­ra su­pe­rar es­tas ca­ren­cias y po­ne la pe­lo­ta en el te­ja­do de los pro­fe­sio­na­les: «Hay un blo­que muy im­por­tan­te del sec­tor que tie­ne un dé­fi­cit de for­ma­ción y que al ser­vi­cio no le da el va­lor que me­re­ce. Es al­go en lo que te­ne­mos que me­jo­rar por­que en mu­chas oca­sio­nes el sec­tor no pa­re­ce te­ner cla­ra esa ne­ce­si­dad de for­ma­ción».

En lo que sí hay un con­sen­so ab­so­lu­to es en el mar­gen de cre­ci­mien­to que aún le que­da al sec­tor. El plan es­tra­té­gi­co fir­ma­do por la Xun­ta y el Clús­ter del Tu­ris­mo de Ga­li­cia, que am­pa­ra al 95 % de los pro­fe­sio­na­les y em­pre­sas, pre­vé lle­gar a los seis mi­llo­nes de vi­si­tan­tes an­tes del 2020, lo que su­pon­dría du­pli­car de fac­to las cifras del 2002, por ejem­plo. «Si nos me­te­mos so­lo en in­ter­na­cio­na­li­za­ción —con­clu­ye Rafael Be­ni­to— se pue­de vi­sua­li­zar un ni­cho de mer­ca­do muy im­por­tan­te. Es evi­den­te que fal­ta mu­cho por ha­cer, pe­ro sí, se pue­de cre­cer mu­chí­si­mo más». Aho­ra so­lo fal­ta se­guir su­man­do.

Los ex­per­tos creen que Ga­li­cia de­be ele­var la ca­li­dad del ni­vel me­dio y ba­jo de la hos­te­le­ría pa­ra se­guir cre­cien­do

JUAN. S. G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.