MA­RRÓN GLACÉ CON­SO­LI­DA SU FU­TU­RO

La em­pre­sa Po­sa­da Ma­rrón Glacé po­see una de las dos plan­tas es­pa­ño­las en las que se fa­bri­ca es­te pro­duc­to El ne­go­ció na­ció a me­dia­dos del siglo pa­sa­do, con la ex­por­ta­ción a Bra­sil

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Mar­ta Váz­quez

La em­pre­sa ou­ren­sa­na Ma­rrón Glacé po­see una de las dos plan­tas es­pa­ño­las que fa­bri­can es­te pro­duc­to. Las ex­por­ta­cio­nes, que es­tán en el ori­gen de la fir­ma ha­ce ya me­dio siglo, si­guen sien­do un pi­lar es­tra­té­gi­co del ne­go­cio, ha­bi­da cuen­ta de que un 80 % de to­da la pro­duc­ción se des­ti­na a los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, es­pe­cial­men­te a Ja­pón.

En los años 50 del siglo pa­sa­do, Ou­ren­se era una pro­vin­cia muy dis­tin­ta a la que es hoy. En­ton­ces ,la eco­no­mía es­ta­ba ba­sa­da fun­da­men­tal­men­te en la agri­cul­tu­ra y po­cos eran los pro­duc­tos de la tie­rra que tras­pa­sa­ban las fron­te­ras lo­ca­les. Sin em­bar­go, hu­bo quien su­po ver más allá, un ou­ren­sano que se­gu­ra­men­te sin pre­ten­der­lo, se con­vir­tió en uno de los pre­cur­so­res de la ex­por­ta­ción. Se lla­ma­ba Jo­sé Po­sa­da To­rres y pen­só que a los emi­gran­tes ga­lle­gos re­si­den­tes en Bra­sil y Ve­ne­zue­la les gus­ta­ría co­mer las cas­ta­ñas que se co­se­cha­ban en la tie­rra, así que en­via­ba a aquel país ki­los de pro­duc­to al­ma­ce­na­do en las bo­de­gas que ha­cían el lar­go via­je tras­atlán­ti­co. Ese ne­go­cio, que se pro­lon­gó du­ran­te años y del que años des­pués se hi­zo car­go otro Jo­sé Po­sa­da, el se­gun­do de la sa­ga, fue el ori­gen de la que hoy es una de las dos fá­bri­cas es­pa­ño­las —la otra tam­bién es­tá en Ou­ren­se— que ela­bo­ran el ma­rrón glacé, un pro­duc­to se­lec­to ela­bo­ra­do con cas­ta­ña, ese ali­men­to al que lle­va vin­cu­la­do des­de ha­ce más de me­dio siglo el des­tino de un ne­go­cio que aho­ra ya di­ri­ge la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción de la fa­mi­lia.

Son los her­ma­nos Jo­sé y Ma­ría Po­sa­da, que li­de­ran una fá­bri­ca en la que se pro­ce­san, ca­da año, dos­cien­tas to­ne­la­das de pro­duc­to. Con él se ela­bo­ran cre­mas, pu­rés, ha­ri­nas y otros ali­men­tos que tie­nen mu­cha de­man­da fue­ra de Es­pa­ña, so­bre to­do en Ja­pón. «Mi abue­lo co­men­zó ex­por­tan­do cas­ta­ñas a Bra­sil, en los bar­cos de emi­gran­tes. Lue­go mi pa­dre, en los años 60 via­jó a Ja­pón e ini­ció tam­bién la ven­ta de cas­ta­ña a ese país, en un mo­men­to en el que el co­mer­cio ex­te­rior pa­re­cía co­sa de otro mun­do y ven­der en ese país de­bía ser com­pli­ca­dí­si­mo por­que aún hoy lo es», cuen­ta Ma­ría, que des­cri­be a sus an­te­ce­so­res co­mo «dos hom­bres ade­lan­ta­dos a su tiem­po». Con el tiem­po, su pa­dre fue am­plian­do la car­te­ra de paí­ses en los que co­mer­cia­li­za­ba la cas­ta­ña ga­lle­ga a clien­tes ita­lia­nos y fran­ce­ses que usa­ban esa ma­te­ria pri­ma pa­ra ela­bo­rar el ma­rrón glacé. Así has­ta que de­ci­die­ron que ellos mis­mos po­drían dar­le ese va­lor aña­di­do al pro­duc­to. Eran los años 90, que vie­ron na­cer la ac­tual fá­bri­ca. «Tra­ji­mos a téc­ni­cos ita­lia­nos y fran­ce­ses pa­ra apro­ve­char sus co­no­ci­mien­tos, co­la­bo­ra­mos con em­pre­sas lí­de­res y con el paso de los años he­mos lo­gra­do com­pe­tir con ellos en igual­dad de con­di­cio­nes», ex­pli­ca Jo­sé Po­sa­da.

El 80 % de to­do lo que fa­bri­can se ven­de fue­ra de Es­pa­ña, sien­do Ja­pón el mer­ca­do que ab­sor­be el 70 % de esas ope­ra­cio­nes, un da­to que con­di­cio­na el día a día en la fá­bri­ca, muy adap­ta­da a los gus­tos del mer­ca­do asiá­ti­co. «So­mos una fá­bri­ca li­bre de glu­ten, de con­ser­van­tes y co­lo­ran­tes; es­ta­mos muy adap­ta­dos al mer­ca­do ja­po­nés, lo que sig­ni­fi­ca que no tra­ba­ja­mos con sul­fi­tos, in­clu­so con ca­si na­da de vai­ni­lla, cu­yo sa­bor no gus­ta mu­cho a los ja­po­ne­ses, y so­mos la úni­ca em­pre­sa que ela­bo­ra ma­rrón glacé na­tu­ral, sin con­ser­van­tes», ase­gu­ra Ma­ría.

LA CAM­PA­ÑA, EN OTO­ÑO

El mo­men­to ál­gi­do de la em­pre­sa lle­ga en los me­ses de oto­ño, con la co­se­cha de cas­ta­ña, siem­pre pro­ce­den­te de Ga­li­cia y del Nor­te de Por­tu­gal. Los seis em­plea­dos que du­ran­te el año tie­ne Po­sa­da se con­vier­ten en­ton­ces en más de trein­ta, que son ne­ce­sa­rios pa­ra aco­me­ter el pro­ce­so. Lo pri­me­ro es se­lec­cio­nar y ca­li­brar el pro­duc­to, por ta­ma­ño y pe­so, en el ex­te­rior de las ins­ta­la­cio­nes. Una vez ele­gi­da se in­tro­du­ce en la na­ve y pa­sa a al­gu­na de las tres lí­neas de pe­la­do al va­por, pa­ra lue­go al­ma­ce­nar­se con­ge­la­da. Ese pro­ce­so du­ra has­ta fi­na­les de enero, mo­men­to en el que co­mien­za la ela­bo­ra­ción de los pro­duc­tos a ba­se de cas­ta­ña. Ade­más, pa­ra apro­ve­char las ins­ta­la­cio­nes, Po­sa­da ela­bo­ra tam­bién or­ti­gas co­ci­das, gre­los al na­tu­ral y he­le­chos.

La muer­te del pa­dre, ha­ce unos años, su­pu­so un pun­to de in­fle­xión. «Fue du­ro por­que no tu­vi­mos tiem­po de ha­cer la tran­si­ción, pe­ro he­mos in­ten­ta­do es­tar a la al­tu­ra y man­te­ner el le­ga­do», ase­gu­ran los dos her­ma­nos.

| SAN­TI M. AMIL

Des­pués de mu­chos años ex­por­tan­do cas­ta­ña a paí­ses co­mo Bra­sil y Ja­pón, los Po­sa­da de­ci­die­ron mon­tar una fá­bri­ca pa­ra ela­bo­rar el ma­rrón glacé ellos mis­mos.

2017

1991

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.