EL EN­VIA­DO DE BO­TÍN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Jo­sé Gar­cía Can­te­ra PRE­SI­DEN­TE IN­TE­RI­NO DEL PO­PU­LAR

Fue com­prar el Po­pu­lar por un eu­ro, y ce­sar de in­me­dia­to al con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción que con tan ma­la for­tu­na en­ca­be­zó has­ta ha­ce ape­nas quin­ce días Emi­lio Sa­ra­cho, quien no ha te­ni­do re­pa­ros en ad­mi­tir tras el mal trago —peor que el su­yo es el de los ac­cio­nis­tas— que «no re­pe­ti­ría nun­ca al­go así».

No per­dió el tiem­po Ana Bo­tín. Ya tie­ne la pre­si­den­ta del San­tan­der en el ban­co re­cién ad­qui­ri­do un equi­po de su to­tal con­fian­za pa­ra pi­lo­tar la fu­sión. Lo di­ri­ge Jo­sé Gar­cía Can­te­ra (Bilbao, 1966), un hom­bre de Bo­tín. Des­de su eta­pa en Ba­nes­to, an­tes de que la re­pen­ti­na e ines­pe­ra­da muer­te de su pa­dre, Emi­lio Bo­tín —ha­ce de ello ca­si tres años—, la co­lo­ca­ra al ti­món del ma­yor ban­co es­pa­ñol.

Com­pa­gi­na­rá Gar­cía Can­te­ra la mi­sión que le ha con­fia­do su je­fa con el car­go de di­rec­tor fi­nan­cie­ro del San­tan­der, el ter­ce­ro de a bor­do. El nue­vo pre­si­den­te del Po­pu­lar as­pi­ra­ba —eso di­cen los que sa­ben de sus an­he­los— a ser el con­se­je­ro de­le­ga­do de la en­ti­dad, pe­ro fi­nal­men­te se que­dó en ter­cer pues­to del es­ca­la­fón, por de­trás, cla­ro es­tá, de Bo­tín y de Jo­sé An­to­nio Ál­va­rez, con quien for­ma un tán­dem per­fec­to, con­si­de­ran los ex­per­tos.

In­ge­nie­ro in­dus­trial es­pe­cia­li­za­do en ener­gía nu­clear, Can­te­ra ha de an­dar­se con pies de plo­mo y mu­cha des­tre­za pa­ra des­ac­ti­var la bom­ba —si no ra­diac­ti­va, al me­nos de re­lo­je­ría— en la que an­da con­ver­ti­do el Po­pu­lar.

Es­tu­diar, es­tu­dió in­ge­nie­ría, pe­ro des­pués sus pa­sos se en­ca­mi­na­ron ha­cia otros de­rro­te­ros. Y bien dis­tin­tos.

Tras en­car­gar­se du­ran­te al­gún tiem­po del ne­go­cio fa­mi­liar —de an­ti­güe­da­des— se mar­chó a Madrid pa­ra es­tu­diar un MBA en el Ins­ti­tu­to de Em­pre­sa. Tra­ba­jó des­pués pa­ra el ya des­apa­re­ci­do Sa­lo­mon Brot­her’s y en el 2003 des­em­bar­có en Ba­nes­to, ya con Ana Bo­tín al fren­te. Lo nom­bró con­se­je­ro de­le­ga­do tres años más tar­de.

Ca­sa­do y con dos hi­jos, es Gar­cía Can­te­ra de esas per­so­nas que im­po­nen. Y no so­lo por la al­tu­ra (mi­de ca­si dos me­tros). Tam­bién por su se­rie­dad. Aman­te del baloncesto, de­por­te en el que des­ta­ca­ba en sus tiem­pos mo­zos en Bilbao, con­ta­rá pa­ra re­con­du­cir la si­tua­ción del Po­pu­lar con un se­lec­to equi­po. En­tre ese pu­ña­do de di­rec­ti­vos so­bre­sa­le la fi­gu­ra de Fran­cis­co Ja­vier Gar­cía-Ca­rran­za. Un hom­bre que lle­va po­co más de un año en el San­tan­der. Allí lle­gó pro­ce­den­te de Mor­gan Stan­ley. Es el res­pon­sa­ble de Rees­truc­tu­ra­cio­nes, In­mo­bi­lia­rio, Par­ti­ci­pa­das, Re­cu­pe­ra­cio­nes y Dis­po­si­cio­nes de Prés­ta­mos y Ac­ti­vos. Ca­si na­da. Di­fí­cil ta­rea la su­ya. To­das áreas con­flic­ti­vas. Su­yo es el mé­ri­to de ha­ber sa­ca­do al San­tan­der del ato­lla­de­ro de Iso­lux, de­jan­do a la cons­truc­to­ra al bor­de del abis­mo y ató­ni­tos a sus com­pa­ñe­ros de fa­ti­ga y ri­va­les Ban­kia y Cai­xaBank, los otros dos gran­des acree­do­res de la com­pa­ñía. Jun­tos de­be­rán re­mar pa­ra al­can­zar las me­tas que les ha fi­ja­do su je­fa. La pri­me­ra, y más im­por­tan­te: man­te­ner los clien­tes del Po­pu­lar. Y so­bre la me­sa, el que­bra­de­ro de ca­be­za de la ava­lan­cha de re­cla­ma­cio­nes que se le vie­ne en­ci­ma a la en­ti­dad pro­ce­den­te de ac­cio­nis­tas que lo han per­di­do to­do con la in­ter­ven­ción y que, co­mo ha­ría cual­quie­ra, han pues­to el gri­to en el cie­lo cla­man­do jus­ti­cia. Y com­pen­sa­cio­nes.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.