EL FU­TU­RO ES DE LOS NUE­VOS MA­TE­RIA­LES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - R. Romar

Los nue­vos com­pues­tos co­mo el gra­feno, el sh­rilk o los me­ta­ma­te­ria­les tie­nen ca­pa­ci­dad de cam­biar la vi­da de las per­so­nas y re­vo­lu­cio­nar la in­dus­tria. El aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des que ofre­cen es inima­gi­na­ble, en opi­nión de los in­ves­ti­ga­do­res.

El gra­feno es la pun­ta de lan­za, pe­ro se pre­pa­ra una nue­va ge­ne­ra­ción de nue­vos com­pues­tos con ca­pa­ci­dad de cam­biar nues­tra vi­da y re­vo­lu­cio­nar la in­dus­tria El aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des que ofre­cen es ca­si inima­gi­na­ble Los ma­te­ria­les bi­di­men­sio­na­les, de la mis­ma fa­mi­lia que el gra­feno, son los que ge­ne­ran más ex­pec­ta­ti­vas Ca­si ca­da día sur­ge un nue­vo ma­te­rial con pro­pie­da­des sor­pren­den­tes, pe­ro hay que pro­bar­los

¿Se ima­gi­na un chip di­mi­nu­to que pro­ce­so los da­tos a una ve­lo­ci­dad has­ta cien ve­ces su­pe­rior a la ac­tual? ¿O una ba­te­ría que se re­car­ga en segundos? ¿Una pan­ta­lla tác­til ul­tra­fi­na? ¿Un te­lé­fono mó­vil que se pue­de en­ro­llar y des­ple­gar a vo­lun­tad? ¿Una re­ti­na ar­ti­fi­cial? ¿Pren­das in­te­li­gen­tes que ha­gan che­queos en tiem­po real? ¿Avio­nes su­per­só­ni­cos que ape­nas con­su­men com­bus­ti­ble? ¿Hor­mi­go­nes eter­nos o ace­ros que nun­ca se de­te­rio­ran? ¿Mo­to­res que se au­to­rre­pa­ran? ¿Pa­ne­les so­la­res que ge­ne­ran ener­gía de una for­ma más efi­cien­te que los com­bus­ti­bles fó­si­les?... Pe­ro lo que aho­ra es pu­ra ima­gi­na­ción pue­de con­ver­tir­se en reali­dad más tarde o más temprano gra­cias a una nue­va ge­ne­ra­ción de ma­te­ria­les que se cue­cen a fue­go len­to en los la­bo­ra­to­rios, pe­ro con ca­pa­ci­dad de trans­for­mar la in­dus­tria y nues­tras pro­pias vi­das.

El gra­feno, 200 ve­ces más re­sis­ten­te que el ace­ro, un mi­llón de ve­ces más fino que una ho­ja de pa­pel, li­ge­ro, trans­pa­ren­te y con una con­duc­ti­vi­dad eléc­tri­ca muy su­pe­rior a la del co­bre, es la pun­ta de lan­za, pe­ro no es el úni­co. Ni si­quie­ra es el úni­co de la fa­mi­lia a la que per­te­ne­ce, la de los ma­te­ria­les bi­di­men­sio­na­les, lla­ma­dos a re­vo­lu­cio­nar la in­for­má­ti­ca, las co­mu­ni­ca­cio­nes, el sec­tor ener­gé­ti­co o la cons­truc­ción. To­dos tie­nen una ca­rac­te­rís­ti­ca en co­mún: es­tán for­ma­dos por una so­la capa ató­mi­ca y son in­ter­cam­bia­bles, lo que sig­ni­fi­ca que se pue­den com­bi­nar dis­tin­tas sus­tan­cias en­tre sí, co­mo si fue­ran pie­zas de le­go, pa­ra mul­ti­pli­car las pro­pie­da­des de ca­da uno de ellos y con­se­guir fi­na­li­da­des com­ple­ta­men­te nue­vas.

Di­sul­fu­ro de mo­lib­deno, fos­fo­re­ro, si­li­ceno, an­ti­mo­neo, car­bino, bo­ro­fi­to... La lis­ta es am­plia y ca­da día cre­ce a la es­pe­ra de que, con el tiem­po, se con­fir­men las ex­pec­ta­ti­vas que ofre­cen: más du­ros, más li­ge­ros, más re­sis­ten­tes, trans­pa­ren­tes, fle­xi­bles, su­per­con­duc­to­res de elec­tri­ci­dad... Ya se co­no­cen cien ma­te­ria­les bi­di­men­sio­na­les, y po­dría ha­ber mu­chos más. «Es­tán sur­gien­do con­ti­nua­men­te, por­que las com­bi­na­cio­nes po­si­bles se han dis­pa­ra­do», ex­pli­ca Fran­cis­co Gui­nea, del Ins­ti­tu­to Ma­dri­le­ño de Es­tu­dios Avan­za­dos y uno de los re­fe­ren­tes en Eu­ro­pa en el es­tu­dio del gra­feno.

«Ya no so­lo se ha­bla de gra­feno, sino de to­da una gran fa­mi­lia de ma­te­ria­les bi­di­men­sio­na­les que se es­tán des­cu­brien­do y es­tu­dian­do aho­ra mis­mo. Tie­nen di­fe­ren­tes ma­te­ria­les se­gún su com­po­si­ción química, lo que los con­vier­te en can­di­da­tos pa­ra ha­cer cé­lu­las so­la­res o dis­po­si­ti­vos elec­tró­ni­cos, en­tre otras mu­chas apli­ca­cio­nes», apun­ta Ma­ría Jo­sé Cal­de­rón, del de­par­ta­men­to de Si­mu­la­ción de Ma­te­ria­les en el Ins­ti­tu­to de Cien­cias Ma­te­ria­les de Ma­drid (CSIC). Pe­ro hay mu­chos más pro­ta­go­nis­tas. De he­cho, Cal­de­rón, al igual que otros ex­per­tos con­sul­ta­dos, des­ta­can que «más que ha­blar de ma­te­ria­les con nom­bres y ape­lli­dos es me­jor ha­cer­lo de fa­mi­lias y de nue­vas fun­cio­na­li­da­des, que po­de­mos con­se­guir con com­pues­tos co­no­ci­dos gra­cias a los avan­ces en téc­ni­cas de fa­bri­ca­ción de ma­te­ria­les y dis­po­si­ti­vos».

AL­GO NUE­VO CA­DA DÍA

Fran­cis­co Ri­va­du­lla, cien­tí­fi­co en el Cen­tro Sin­gu­lar de In­ves­ti­ga­ción en Química Bio­ló­gi­ca y Ma­te­ria­les Mo­le­cu­la­res (CiQUS) de San­tia­go, coin­ci­de en el bum que se es­tá vi­vien­do en el área. «Ca­da día —se­ña­la— xur­de un­ha cou­sa no­va. E to­das son moi pro­me­te­do­ras, pe­ro aín­da ha­be­rá que es­pe­rar pa­ra ver si cum­pren as ex­pec­ta­ti­vas».

En las nue­vas fa­mi­lias se en­cuen­tran los su­per­con­duc­to­res, idea­les pa­ra trans­por­tar ener­gía de for­ma efi­cien­te. En es­te gé­ne­ro, los cu­pra­tos, des­cu­bier­tos en 1986, ya se es­tán usan­do pa­ra fa­bri­car ca­bles. Otro cam­po im­por­tan­te es el de los ma­te­ria­les na­noes­truc­tu­ra­dos, en el que se uti­li­zan es­truc­tu­ras con un ta­ma­ño del orden de na­nó­me­tros, la mil­mi­llo­né­si­ma par­te de un me­tro. En es­tas mag­ni­tu­des las pro­pie­da­des cam­bian y el aba­ni­co de po­si­bi­li­da­des es in­fi­ni­to. «Por ejem­plo —ex­pli­ca Ma­ría Jo­sé Cal­de­rón—, el oro de­ja de ser do­ra­do cuan­do es­tá en for­ma de na­no­par­tí­cu­las». Y hay más po­si­bi­li­da­des. «Con la tec­no­lo­gía de fa­bri­ca­ción ac­tual se pue­den ha­cer cre­cer unos ma­te­ria­les so­bre otros di­fe­ren­tes».

Si hay un sec­tor en el que los avan­ces se ne­ce­si­tan de for­ma prio­ri­ta­ria es en el de la ener­gía. «Os pro­ce­sos ac­tuais son moi in­efi­cien­tes, é co­mo si es­ti­ve­ra­mos aín­da na má­qui­na de va­por, por­que dan­se moi­tos pa­sos pa­ra trans­for­mar a ener­xía química en eléc­tri­ca», des­ta­ca Ma­nuel Andújar, miem­bro del Gru­po de in­ves­ti­ga­ción en Química Mo­le­cu­lar y de Ma­te­ria­les de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña. La pe­rovs­ki­ta, que se co­no­ce des­de ha­ce más de un si­glo, es una de las gran­des es­pe­ran­zas pa­ra pro­mo­ver el cam­bio que se es­pe­ra. Es mu­cho más ba­ra­to que el si­li­cio y pre­sen­ta una igual o ma­yor efi­cien­cia pa­ra su im­plan­ta­ción en cé­lu­las so­la­res, lo que per­mi­ti­ría a la in­dus­tria fo­to­vol­tai­ca com­pe­tir en igual­dad con el pe­tró­leo, el gas o el car­bón.

A jui­cio de Andújar, en­tre los ma­te­ria­les del fu­tu­ro ha­bría que in­cluir a los po­lí­me­ros, que per­mi­ten au­to­rre­pa­rar­se y a los hí­bri­dos, en los que se com­bi­nan ele­men­tos or­gá­ni­cos e inor­gá­ni­cos y que reac­cio­nan an­te muy di­fe­ren­tes es­tí­mu­los.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.