Trump dis­fra­za la reali­dad mi­gra­to­ria

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Adriana Rey

El pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se man­tie­ne su agre­si­va re­tó­ri­ca con­tra los in­mi­gran­tes pe­se a que los es­tu­dios ofi­cia­les po­nen en va­lor su po­si­ti­va apor­ta­ción a la eco­no­mía del país

Des­de los ini­cios de su can­di­da­tu­ra, Do­nald Trump hi­zo de la in­mi­gra­ción uno de sus ca­ba­llos de ba­ta­lla en la are­na po­lí­ti­ca. Su re­tó­ri­ca an­ti­in­mi­gran­te y las me­di­das que hoy co­mo pre­si­den­te im­plan­ta so­bre es­te seg­men­to de la po­bla­ción siem­pre han ido en la mis­ma lí­nea ar­gu­men­tal: los in­do­cu­men­ta­dos le cues­tan de­ma­sia­do di­ne­ro al país. Ba­jo es­ta má­xi­ma, el neo­yor­quino ha ex­pri­mi­do su men­sa­je pro­tec­cio­nis­ta con éxi­to, aun­que en mu­chas oca­sio­nes te­nien­do po­co res­pe­to por los da­tos re­la­cio­na­dos con el cos­te real de la in­mi­gra­ción ile­gal. Tan­to es así que es­ta ha si­do una de las te­má­ti­cas don­de el man­da­ta­rio más ha fal­ta­do a la verdad. Así lo re­fle­jan los da­tos de di­fe­ren­tes or­ga­nis­mos y fo­ros eco­nó­mi­cos, que en­sal­zan la im­por­tan­cia del pa­pel que el in­mi­gran­te tie­ne en EE. UU. y su in­fluen­cia po­si­ti­va pa­ra la eco­no­mía.

Que la in­mi­gra­ción pue­da ser ne­ga­ti­va pa­ra el país es una afir­ma­ción que re­cien­te­men­te ha si­do des­men­ti­da por el pre­si­den­te de la Re­ser­va Fe­de­ral de Da­llas, en Te­xas. Es más, se­gún Ro­bert Ka­plan, la pro­pia po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria de Trump ya es­tá fre­nan­do el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co del país. El te­mor a ser de­por­ta­dos ha­ce que los tra­ba­ja­do­res in­do­cu­men­ta­dos no sal­gan de sus ca­sas a ha­cer com­pras por miedo a que, si sa­len, qui­zás no pue­dan vol­ver. «Aún es pron­to pa­ra que los da­tos lo cap­ten, pe­ro ya se es­cu­cha y creo que va­mos a ver­lo», ase­gu­ró Ka­plan en el Con­cil on Fo­reign Re­la­tions de Was­hing­ton. El im­pac­to po­dría ser con­si­de­ra­ble te­nien­do en cuenta que la po­bla­ción es­ta­dou­ni­den­se de cla­se ba­ja y me­dia, in­clui­dos los in­mi­gran­tes, son más pro­pen­sos a gas­tar que a aho­rrar, por lo que si los sim­pa­pe­les de­jan de ha­cer­lo, el PIB po­dría ver­se afec­ta­do. «Si ha­ce­mos co­sas que li­mi­tan la in­mi­gra­ción sen­sa­ta, es pro­ba­ble que re­duz­ca­mos el PIB», ase­ve­ró Ka­plan.

En pa­ra­le­lo, la opi­nión pú­bli­ca pa­re­ce es­tar con­cien­cián­do­se po­co a po­co de la im­por­tan­cia de la in­mi­gra­ción pa­ra su pro­pio bie­nes­tar. Se­gún un son­deo de Ga­llup, el 49 % de los es­ta­dou­ni­den­ses creen que los in­mi­gran­tes apor­tan más de lo que qui­tan a la eco­no­mía del país.

Y to­do, a pe­sar de que Trump sue­le ob­viar el da­to de que los in­do­cu­men­ta­dos tam­bién pa­gan im­pues­tos, aun­que no tan­tos co­mo si fue­sen le­ga­les, pe­ro bas­tan­tes más de los ser­vi­cios pú­bli­cos que re­ci­ben. «Hay que fi­jar nue­vas nor­mas que di­gan que quie­nes quie­ran ser ad­mi­ti­dos en nues­tro país de­ben es­tar en con­di­cio­nes de man­te­ner­se a sí mis­mos y no usar el sis­te­ma de be­ne­fi­cios so­cia­les», ase­gu­ró el pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se ha­ce es­ca­sas se­ma­nas, ig­no­ran­do el he­cho de que ya exis­te una ley que lo re­gu­la, apro­ba­da en 1996. La me­di­da prohí­be a to­do ex­tran­je­ro que in­gre­sa al país te­ner de­ter­mi­na­dos ser­vi­cios so­cia­les, que en el ca­so de un in­do­cu­men­ta­do des­apa­re­cen por com­ple­to.

Fren­te a es­te agre­si­vo dis­cur­so es­tán ade­más las ci­fras del Ins­ti­tu­te on Taxation and Eco­no­mic Po­licy, que ase­gu­ra que los in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos pa­gan ca­si 12.000 mi­llo­nes de dó­la­res en im­pues­tos es­ta­ta­les y lo­ca­les. Ca­li­for­nia por ejem­plo, ob­tie­ne más de 3.000 mi­llo­nes en in­gre­sos fis­ca­les de sus tres mi­llo­nes de sim­pa­pe­les, de los que la gran ma­yo­ría son la­ti­noa­me­ri­ca­nos, prin­ci­pal­men­te de Mé­xi­co, con quien Trump pre­ten­de le­van­tar un mu­ro fron­te­ri­zo. Lo que no dice el man­da­ta­rio es que la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se tie­ne una gran de­pen­den­cia de la mano de obra me­xi­ca­na. Tan­ta, que el 52 % de los in­mi­gran­tes in­do­cu­men­ta­dos son de ori­gen me­xi­cano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.