ELEC­CIÓN DEL TURNO DE VA­CA­CIO­NES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - GLO­RIA PIRE CAS­TA­ÑO es abo­ga­da de Ven­to Abo­ga­dos y Ase­so­res.

Có­mo se es­ta­ble­cen los tur­nos de va­ca­cio­nes en­tre los tra­ba­ja­do­res de una em­pre­sa?

La elec­ción del turno de va­ca­cio­nes en las em­pre­sas sue­le ser fuen­te de con­flic­to, bien en­tre los tra­ba­ja­do­res y el em­pre­sa­rio, bien en­tre los pro­pios tra­ba­ja­do­res.

El Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res no es­ta­ble­ce nin­gu­na re­gla so­bre la dis­tri­bu­ción de las va­ca­cio­nes sal­vo que el pe­río­do de dis­fru­te se fi­ja­rá de co­mún acuer­do en­tre el em­pre­sa­rio y el tra­ba­ja­dor. Son los con­ve­nios co­lec­ti­vos los que a me­nu­do re­gu­lan los cri­te­rios de con­cre­ción del pe­río­do va­ca­cio­nal.

De esta for­ma, es muy fre­cuen­te que en los con­ve­nios se in­di­que, por ejem­plo, que quince días se­rán a elec­ción del tra­ba­ja­dor y quince días a elec­ción del em­pre­sa­rio. En otros con­ve­nios, en cambio, se fi­ja un pe­río­do mí­ni­mo de dis­fru­te en­tre los me­ses de ju­nio a sep­tiem­bre.

Ade­más, exis­ten otros cri­te­rios que sue­len uti­li­zar­se pa­ra de­ter­mi­nar la pre­fe­ren­cia en la elec­ción del turno de va­ca­cio­nes, ta­les co­mo la an­ti­güe­dad del tra­ba­ja­dor, te­ner hi­jos me­no­res de do­ce años o fa­mi­lia­res a car­go. Otra so­lu­ción pa­ra evitar con­flic­tos, es la de es­ta­ble­cer tur­nos ro­ta­ti­vos de elec­ción en­tre los tra­ba­ja­do­res.

No obs­tan­te, se ha de te­ner en cuen­ta que el pe­río­do de des­can­so de­be ser com­pa­ti­ble con los in­tere­ses em­pre­sa­ria­les. Pién­se­se en el ca­so de una em­pre­sa en la que la tem­po­ra­da es­ti­val es la de ma­yo­res ven­tas. Por lo tan­to, la úl­ti­ma pa­la­bra en cuan­to a la fi­ja­ción de las va­ca­cio­nes la ten­drá el em­pre­sa­rio. En ca­so de dis­cre­pan­cia en la de­ter­mi­na­ción de la eta­pa de des­can­so , el tra­ba­ja­dor po­drá in­ter­po­ner una de­man­da an­te los juz­ga­dos de lo so­cial a fin de que se di­ri­ma la pro­ce­den­cia de la de­ci­sión em­pre­sa­rial.

Por úl­ti­mo, no se de­be ol­vi­dar que la du­ra­ción de las va­ca­cio­nes no po­drá ser in­fe­rior a trein­ta días na­tu­ra­les, sal­vo pa­ra los tra­ba­ja­do­res con an­ti­güe­dad in­fe­rior al año, que se­rá pro­por­cio­nal al tiem­po tra­ba­ja­do. Y tam­po­co que las va­ca­cio­nes de­be­rán dis­fru­tar­se den­tro del año na­tu­ral, ya que no po­drán ser acu­mu­la­das con los es­pa­cios de des­can­so fi­ja­dos pa­ra el año si­guien­te, ni sus­ti­tui­das por com­pen­sa­ción eco­nó­mi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.