LA DE­PU­RA­CIÓN DE AGUAS PUE­DE SER BA­RA­TA Y ECO­LÓ­GI­CA

La «spin off» de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña crea hu­me­da­des ar­ti­fi­cia­les que imi­tan los pro­ce­sos de los «ri­ño­nes de la na­tu­ra­le­za» El aho­rro de ener­gía pue­de al­can­zar el 100 % uti­li­zan­do es­te in­no­va­dor sis­te­ma

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ta­ma­ra Montero

La spin off de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña Se­da­qua crea hu­me­da­les ar­ti­fi­cia­les que per­mi­ten de­pu­rar aguas de for­ma eco­ló­gi­ca imi­tan­do los «ri­ño­nes de la na­tu­ra­le­za». El aho­rro de ener­gía con es­tas ins­ta­la­cio­nes pen­sa­das para pe­que­ños nú­cleos de po­bla­ción lle­ga al 100 %.

Co­rría el año 2011 cuan­do el de­par­ta­men­to de En­xe­ñe­ría Quí­mi­ca Am­bien­tal de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña se dio cuen­ta de que su in­ves­ti­ga­ción po­día ser­vir para crear una em­pre­sa. No para ga­nar di­ne­ro —que tam­bién— si no para ga­nar en sa­lud. La sa­lud del pla­ne­ta. Es­tu­dia­ban un sis­te­ma de de­pu­ra­ción del bien más pre­cio­so que hay: el agua. Y ese sis­te­ma es la crea­ción de hu­me­da­les ar­ti­fi­cia­les que fil­tran las aguas re­si­dua­les has­ta de­pu­rar­las por com­ple­to imi­tan­do los pro­ce­sos na­tu­ra­les de los «ri­ño­nes de la na­tu­ra­le­za».

Así que en el 2012 se pu­so en mar­cha Se­da­qua, una spin off que se cen­tra en la pues­ta en mar­cha de pe­que­ños ri­ño­nes ar­ti­fi­cia­les, una so­lu­ción per­fec­ta para Ga­li­cia. Por­que Se­da­qua se orien­ta en la ac­tua­li­dad en sis­te­mas de de­pu­ra­ción para bo­de­gas y para po­bla­cio­nes de me­nos de 2.000 ha­bi­tan­tes.

¿Có­mo fun­cio­na? El sis­te­ma es sen­ci­llo. Se tra­ta de bal­sas re­lle­nas de gra­va en las que se plan­tan vegetales adap­ta­dos a en­tor­nos acuá­ti­cos. El agua, por un pro­ce­so de fil­tra­ción y de de- gra­da­ción de los con­ta­mi­nan­tes por la ac­ción de las plan­tas, se va de­pu­ran­do de for­ma na­tu­ral.

¿Ven­ta­jas? To­das. Es res­pe­tuo­so con el me­dio am­bien­te y con­su­me mu­cha me­nos ener­gía que los pro­ce­sos tra­di­cio­na­les. Se pue­de aho­rrar en­tre un 90 y un 100 % de­pen­dien­do del hu­me­dal. Pue­de in­clu­so lle­gar a fun­cio­nar sin ener­gía. Tam­po­co se usan pro­duc­tos quí­mi­cos y el man­te­ni­mien­to es muy sen­ci­llo y ba­ra­to, así que no se ge­ne­ra una de­pen­den­cia tec­no­ló­gi­ca. Y bien uti­li­za­do, du­ra. Mu­cho. En­tre 20 y 30 años, o in­clu­so más, tras lo que so­lo hay que sus­ti­tuir la gra­va col­ma­ta­da por una nue­va. La in­ver­sión tam­po­co es muy al­ta: por unos 60.000 eu­ros se pue­de crear un hu­me­dal para de­pu­rar las aguas de unos 140 ve­ci­nos. El man­te­ni­mien­to anual su­po­ne en­tre 800 y mil eu­ros al año. Y el hu­me­dal pue­de es­tar al la­do de ca­sa. Por­que no se ge­ne­ran ni in­sec­tos ni olo­res, ya que el agua per­ma­ne­ce siem­pre de­ba­jo de la gra­va. En seis me­ses, si todo va bien, Se­da­qua es ca­paz de di­se­ñar y po­ner en mar­cha un hu­me­dal, en el que usan plan­tas au­tóc­to­nas.

Lo que sí ha­ce fal­ta son te­rre­nos. Para una po­bla­ción de unos 2.000 ha­bi­tan­tes se pre­ci­san un mí­ni­mo de 1.500 me­tros cua­dra­dos. Por eso Se­da­qua se cen­tra en pe­que­ñas po­bla­cio­nes. Con­se­guir una ex­ten­sión de te­rreno tan am­plia co­mo para poder de­pu­rar las aguas re­si­dua­les de una ciu­dad co­mo San­tia­go se­ría ex­ce­si­va­men­te caro. Pe­ro téc­ni­ca­men­te se­ría po­si­ble.

Ma­nuel So­to (iz­quier­da) y Da­vid de la Var­ga, vi­si­tan­do uno de sus pro­yec­tos en Di­na­mar­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.