RE­TI­RA­DA DEL CAR­NÉ DE CON­DU­CIR

Soy un tra­ba­ja­dor re­par­ti­dor de una em­pre­sa de dis­tri­bu­ción. Me aca­ban de no­ti­fi­car que me re­ti­ran el per­mi­so de con­du­cir y sin él no pue­do desa­rro­llar mis fun­cio­nes esen­cia­les en la em­pre­sa, ¿Me pue­den des­pe­dir por ello? ¿Ten­go de­re­cho a re­cla­mar?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CARUNCHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.caruncho-to­me-judel.es

Lo pri­me­ro que de­be­mos con­cre­tar es si se tra­ta de una re­ti­ra­da tem­po­ral o de una pér­di­da del per­mi­so. En la pri­me­ra si­tua­ción, an­te una re­ti­ra­da tem­po­ral, se co­no­cen las fe­chas cier­tas du­ran­te las cua­les el tra­ba­ja­dor, que si­gue sien­do ti­tu­lar del per­mi­so, no po­drá pres­tar ser­vi­cios para su em­plea­dor. Lle­ga­da la fe­cha de ven­ci­mien­to de la sus­pen­sión, se re­cu­pe­ra el per­mi­so sin ne­ce­si­dad de más trá­mi­tes, por lo que la ac­ti­vi­dad pue­de vol­ver a ser desa­rro­lla­da de in­me­dia­to.

El se­gun­do su­pues­to im­pli­ca una pér­di­da de la ti­tu­la­ri­dad. Úni­ca­men­te, tras el pe­río­do es­ta­ble­ci­do al efec­to (nor­mal­men­te un año), po­drá re­cu­pe­rar el per­mi­so, siem­pre des­pués de exa­mi­nar­se nue­va­men­te y su­pe­rar los co­rres­pon­dien­tes cur­sos, lo cual su­po­ne

un he­cho in­cier­to. Es­ta di­fe­ren­cia­ción nos da la cla­ve so­bre có­mo de­be pro­ce­der el em­pre­sa­rio an­te una si­tua­ción co­mo la ex­pues­ta.

DU­RA­CIÓN

En efec­to, si el tra­ba­ja­dor se en­cuen­tra im­po­si­bi­li­ta­do para pres­tar ser­vi­cios, da­do que la con­duc­ción de vehícu­los su­po­ne una fun­ción esen­cial en su ac­ti­vi­dad, de­be­mos va­lo­rar si te­ne­mos co­no­ci­mien­to de cuán­to tiem­po du­ra­rá tal si­tua­ción.

Así, si se tra­ta de una re­ti­ra­da tem­po­ral, pro­ce­de­rá la sus­pen­sión del con­tra­to ce­le­bra­do con

el tra­ba­ja­dor has­ta que el juz­ga­do acre­di­te que le ha si­do de­vuel­to el car­né de con­du­cir y que pue­de reanu­dar su ac­ti­vi­dad. Las cau­sas de sus­pen­sión de la re­la­ción la­bo­ral se enu­me­ran en el artículo 45.1 del Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res, pe­ro es­te lis­ta­do no es ce­rra­do, de mo­do que, con ba­se en la pér­di­da tem­po­ral de la ap­ti­tud pro­fe­sio­nal, se en­tien­de la sus­pen­sión co­mo una so­lu­ción ade­cua­da y equitativa cuan­do di­cha inep­ti­tud es tem­po­ral.

Por el con­tra­rio, si la inep­ti­tud so­bre­ve­ni­da es de du­ra­ción in­cier­ta, pro­ce­de­rá acu­dir a lo es­ti­pu­la­do en el artículo 52.a) del Es­ta­tu­to de los Tra­ba­ja­do­res, que re­gu­la los des­pi­dos por cau­sas ob­je­ti­vas, da­do que la re­cu­pe­ra­ción del per­mi­so no es au­to­má­ti­ca ni se­gu­ra por el me­ro trans­cur­so del tiem­po, sino que pre­ci­sa ade­más de la su­pera­ción de un nue­vo exa­men y de cur­sos al efec­to.

En de­fi­ni­ti­va, si le han re­ti­ra­do tem­po­ral­men­te el per­mi­so, no pro­ce­de­rá que le co­mu­ni­quen un des­pi­do por cau­sas ob­je­ti­vas, sino que de­be pre­va­le­cer la es­ta­bi­li­dad en el em­pleo, evi­tan­do la ter­mi­na­ción del con­tra­to de tra­ba­jo, por lo que po­drá re­cla­mar que se de­cla­re el des­pi­do co­mo im­pro­ce­den­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.