Ni­dos de pá­ja­ro a pre­cio de oro

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Sa­ra R. Es­te­lla

La de­man­da en­tre los ciu­da­da­nos del gi­gan­te asiá­ti­co para usar en me­di­ci­na tra­di­cio­nal y en la gas­tro­no­mía es­tos pro­duc­tos pro­ce­den­tes de Ma­la­sia no para de au­men­tar

Para lle­gar a la cue­va de Go­man­tong, en la par­te ma­la­sia de la is­la de Bor­neo, hay que cru­zar una por­ción de la jun­gla que la ha­ce atrac­ti­va. Por un pa­si­llo de ma­de­ra, el vi­si­tan­te más afor­tu­na­do pue­de di­vi­sar pe­que­ños mo­nos ro­jos o in­clu­so una fa­mi­lia de oran­gu­ta­nes que ha­bi­tan cer­ca de la gru­ta. Cuan­do se abre un cla­ro, la enor­me pa­red de ro­ca y su ca­vi­dad im­pre­sio­nan. «Prohi­bi­do to­car los ni­dos», nos ad­vier­ten, jus­to an­tes de en­trar, los ope­ra­rios que vi­gi­lan que su ne­go­cio no se vea mer­ma­do.

«Se re­co­lec­tan los ni­dos tres ve­ces al año y en ca­da re­co­lec­ción se ex­traen en­tre cua­tro y cin­co toneladas de es­te pro­duc­to. Todo se ven­de a Chi­na», ex­pli­ca a La Voz Ars­had Ga­bun, hoy ta­xis­ta pe­ro que ha­ce años tra­ba­jó en una de las em­pre­sas que pro­ce­san, lim­pian y co­mer­cia­li­zan es­tos man­ja­res a ojos de los chi­nos. Aho­ra Ars­had dis­fru­ta lle­van­do a los tu­ris­tas más in­tré­pi­dos a es­ta pe­cu­liar cue­va, a la que, se­gún di­ce, «no se atre­ve a en­trar cual­quie­ra» por el fuer­te olor a ex­cre­men­tos que rei­na en el lu­gar y la pre­sen­cia cons­tan­te de mur­cié­la­gos.

Des­de abajo, los ni­dos pa­re­cen pe­que­ñas bo­las ma­rro­nes api­ña­das en las pa­re­des don­de la luz se aden­tra en la cue­va. Los cons­tru­yen los ven­ce­jos, unas aves si­mi­la­res a las go­lon­dri­nas que con su sa­li­va van unien­do las pe­que­ñas ra­mas. Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, en es­te am­bien­te tan po­co su­ge­ren­te se pro­du­ce un au­tén­ti­co man­jar para los pa­la­da­res chi­nos y por el he­cho de pro­du­cir­se en ple­na na­tu­ra­le­za su pre­cio es aún ma­yor. Es­tos ni­dos se ven­den a 1.400 eu­ros el ki­lo, un pre­cio que as­cien­de a 3.000 eu­ros si se com­pran una vez pro­ce­sa­dos.

Se­gún da­tos ofi­cia­les, hay más de 20.000 re­co­lec­to­res de es­tos ni­dos en Ma­la­sia en un ne­go­cio que ma­ne­ja gran­des can­ti­da­des de eu­ros pe­ro que tam­bién tie­ne sus va­cas fla­cas. «Des­de mar­zo has­ta ju­nio ha ha­bi­do una prohi­bi­ción de re­co­lec­tar­los por un bro­te de gri­pe aviar, te pue­des ima­gi­nar lo que ca­ye­ron los pre­cios», cuen­ta Ah­mad Sha­bery, uno de los vi­gi­lan­tes de la gru­ta jus­to an­tes de ini­ciar su turno de seis ho­ras de vi­gi­lan­cia.

El se­cre­to de es­te lu­cra­ti­vo ne­go­cio es el gran va­lor que es­tos ni­dos tie­nen prin­ci­pal­men­te para los chi­nos. La me­di­ci­na tra­di­cio­nal les atri­bu­ye pro­pie­da­des cu­ra­ti­vas para va­rias en­fer­me­da­des e in­clu­so se fa­bri­can va­rios cos­mé­ti­cos fa­cia­les pro­ce­san­do los ni­dos, pe­ro sin du­da la ma­yo­ría van des­ti­na­dos a las co­ci­nas de los res­tau­ran­tes más lu­jo­sos, don­de la sopa de ni­do de go­lon­dri­na sue­le ser el pla­to más caro.

ES­CA­SEZ DE PRO­DUC­TO

So­lo 17 com­pa­ñías ma­la­sias es­pe­cia­li­za­das en la co­mer­cia­li­za­ción de los ni­dos ya pro­ce­sa­dos tie­nen per­mi­so para ex­por­tar a Chi­na, lo que ex­pli­ca la ex­clu­si­vi­dad del pro­duc­to de­bi­do a su es­ca­sez. El sec­tor pi­de aho­ra a las au­to­ri­da­des ma­la­sias más apo­yos para ha­cer que el ne­go­cio crez­ca. «Para apro­ve­char la de­man­da, es ne­ce­sa­rio fo­men­tar la crea­ción de más gran­jas, lo que crea­rá más pues­tos de tra­ba­jo y se po­drán re­co­ger más ni­dos», se que­ja Wong Nguie Jin, di­rec­tor ge­ne­ral de Wing Shen, una compañía ex­por­ta­do­ra de es­te pro­duc­to. Es jus­to lo que se es­tá fo­men­tan­do en In­do­ne­sia y Viet­nam, tam­bién pro­duc­to­res de es­ta ex­clu­si­va y pe­cu­liar de­li­cia gas­tro­nó­mi­ca chi­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.