El vino, vi­da en Ga­li­cia

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Presidente del Clús­ter de Ali­men­ta­ción de Ga­li­cia Juan Váz­quez Gan­ce­do

Po­cos sec­to­res pue­den pre­su­mir de un pa­sa­do con tan­ta vi­da en el pre­sen­te co­mo la vi­ti­cul­tu­ra. En Me­dei­ros, el vino ya era in­dus­tria ha­ce más de 2.200 años. Tes­ti­mo­nio de es­ta im­por­tan­cia son los 32 la­ga­res ru­pes­tres que en la ac­tua­li­dad se con­ser­van en la la­de­ra del cas­tro del Mu­ro de Me­dei­ros. Su re­cu­pe­ra­ción es de vi­tal im­por­tan­cia para ha­cer­nos cons­cien­tes de la im­por­tan­cia histórica y cul­tu­ral del vino en Ga­li­cia.

Con al­tos y ba­jos en su co­mer­cia­li­za­ción dic­ta­dos por la pro­pia his­to­ria, en­tre los si­glos IX y XVII nues­tros vi­nos se ex­por­ta­ban a to­da Eu­ro­pa. Gue­rras y pla­gas de la vid pu­sie­ron en le­tar­go en di­fe­ren­tes oca­sio­nes es­ta ac­ti­vi­dad que hoy en día, gra­cias a la apues­ta por la ca­li­dad y la in­no­va­ción, es sus­ten­to y or­gu­llo de nu­me­ro­sas fa­mi­lias. Así, el po­ten­cial vi­tí­co­la de nues­tra re­gión es aho­ra in­dis­cu­ti­ble. Sus cin­co denominaciones de ori­gen (Mon­te­rrei, Rías Bai­xas, Ri­bei­ra Sa­cra, Ri­bei­ro y Val­deo­rras) son am­plia­men­te co­no­ci­das por la ri­que­za y va­rie­dad de sus uvas. Y es que Ga­li­cia su­po apos­tar siem­pre por la re­cu­pe­ra­ción de va­rie­ta­les au­tóc­to­nos más mi­no­ri­ta­rios que, po­co a po­co, es­tán sien­do re­co­no­ci­dos por su ca­li­dad en to­do el mun­do.

To­da es­ta la­bor se de­be a los ti­tu­la­res de más de 220.000 ex­plo­ta­cio­nes agrí­co­las y a las nu­me­ro­sas per­so­nas que jun­to a ellos tra­ba­jan en to­do el pro­ce­so de la ela­bo­ra­ción del vino, su­po­nien­do el 4% de la in­dus­tria agroa­li­men­ta­ria de Ga­li­cia. Es­tas es­ta­dís­ti­cas y ci­fras, que ve­ni­mos de ci­tar, se vie­ron re­for­za­das con la re­cien­te cri­sis eco­nó­mi­ca que hi­zo a mu­chos re­gre­sar al tra­ba­jo en las vi­ñas y va­lo­rar la dig­ni­dad y mo­der­ni­dad de un es­ti­lo de vi­da has­ta ha­ce muy po­co in­fra­va­lo­ra­do y de­nos­ta­do, re­cu­pe­rán­do­se así va­lo­res vin­cu­la­dos a la fa­mi­lia, a la tie­rra y a la sos­te­ni­bi­li­dad. Es­te re­torno de nue­vas ge­ne­ra­cio­nes a las vi­ñas, des­po­ja­dos de vie­jos pre­jui­cios, no ha­ce sino en­ri­que­cer el sec­tor. La edu­ca­ción, la trans­mi­sión de co­no­ci­mien­to y el con­se­jo de las an­ti­guas ge­ne­ra­cio­nes con­vi­ven aho­ra en el cam­po con la ex­pe­ri­men­ta­ción y las tra­yec­to­rias más no­ve­do­sas de los re­cién lle­ga­dos; ase­gu­ran­do así mu­chos años más de vi­da al sec­tor que se­guir su­man­do a los si­glos de his­to­ria.

Y el úni­co se­cre­to es­tá en la tie­rra y el tra­ba­jo, en es­for­zar­nos ca­da día para que nues­tros hi­jos se sien­tan or­gu­llo­sos de nues­tro le­ga­do. Tra­ba­jar con es­te ho­ri­zon­te nos acer­ca ca­da día más a la fe­li­ci­dad. Su­pon­go que es la suer­te que te­ne­mos de ha­ber na­ci­do don­de otros vie­nen a ins­pi­rar­se...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.