El pe­li­gro de ol­vi­dar rá­pi­do

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - XOSÉ CAR­LOS ARIAS Ca­te­drá­ti­co de Economía de la Uni­ver­si­da­de de Vi­go

To­dos los ve­ra­nos, un buen nú­me­ro de ban­que­ros cen­tra­les se reúnen, jun­to a al­gu­nos in­flu­yen­tes eco­no­mis­tas, en la lo­ca­li­dad nor­te­ame­ri­ca­na de Jack­son Ho­le. Lo que allí se ha­bla es se­gui­do con aten­ción en el res­to del mun­do, por­que de esas dis­cu­sio­nes sue­len emer­ger las tendencias in­me­dia­tas de las po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias, que sin du­da han cons­ti­tui­do lo prin­ci­pal de la in­ter­ven­ción pú­bli­ca du­ran­te el pe­río­do de cri­sis. Es­te año, sin em­bar­go, la con­ver­sa­ción no ha gi­ra­do tan­to en torno a asun­tos es­tric­ta­men­te mo­ne­ta­rios —lo que po­dría­mos to­mar co­mo un sín­to­ma de que esa política va ca­mino de una cier­ta nor­ma­li­za­ción— co­mo so­bre pro­ble­mas más de fon­do.

De un mo­do par­ti­cu­lar­men­te in­tere­san­te, la pre­si­den­ta de la Re­ser­va Fe­de­ral, Ya­net Ye­llen, pre­sen­tó un no­ta­ble do­cu­men­to (La es­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra una dé­ca­da des­pués del co­mien­zo de la cri­sis) en el que re­cuer­da la si­tua­ción crí­ti­ca vi­vi­da en 2007-2009 por el sis­te­ma fi­nan­cie­ro nor­te­ame­ri­cano, que pu­so en ries­go de co­lap­so al con­jun­to de la economía internacional, para lue­go re­pa­sar las re­for­mas re­gu­la­to­rias por en­ton­ces pues­tas en mar­cha y sus po­si­ti­vos efec­tos. La in­ten­ción de Ye­llen no es la de con­tar una his­to­ria de un mo­do au­to­com­pla­cien­te, sino al­go muy di­fe­ren­te: lla­mar la aten­ción so­bre el he­cho de que to­do eso pue­de es­tar de nue­vo en ries­go.

Y es que ya des­de su cam­pa­ña elec­to­ral, Do­nald Trump anun­ció su pro­pó­si­to de des­mon­tar las re­for­mas re­gu­la­to­rias de la era Oba­ma, que es­tu­vie­ron di­ri­gi­das a co­rre­gir al­gu­nos de los ex­ce­sos li­be­ra­li­za­do­res de las dos dé­ca­das an­te­rio­res. Unas re­for­mas que lle­va­ron a au­men­tar los re­que­ri­mien­tos de ca­pi­tal, res­trin­gir el uso de ins­tru­men­tos ul­tra­es­pe­cu­la­ti­vos y afron­tar el pro­ble­ma del ta­ma­ño des­me­su­ra­do de los ban­cos (el too

big to fail). Pues bien, la la­bor de des­mon­ta­je de to­do eso pa­re­ce ha­ber em­pe­za­do ya, an­te lo que la se­ño­ra Ye­llen ex­pre­sa un al­to gra­do de preo­cu­pa­ción.

Es ver­dad que mu­chas de las com­pe­ten­cias re­gu­la­to­rias des­can­san no en la ad­mi­nis­tra­ción, sino en el pro­pio ban­co cen­tral, pe­ro da la im­pre­sión de que es­te es­tá re­ci­bien­do ya múl­ti­ples pre­sio­nes po­lí­ti­cas para que re­ba­je sus con­tro­les. No se ol­vi­de que el man­da­to de Ye­llen fi­na­li­za el año que vie­ne, lo que ofre­ce un mar­gen ma­yor de efec­ti­vi­dad a esos apre­mios.

Los te­mo­res de la Re­ser­va Fe­de­ral aca­ban de ser ex­pre­sa­dos de un mo­do aún más cla­ro, co­mo una au­tén­ti­ca voz de alar­ma, por su re­cién di­mi­ti­do vi­ce­pre­si­den­te Stan­ley Fis­cher, ex­di­rec­tor del FMI y uno de los más re­co­no­ci­dos ex­per­tos en ma­cro­eco­no­mía. Sos­tie­ne Fis­cher en una re­cien­te en­tre­vis­ta en Fi­nan­cial Ti­mes: «El sis­te­ma po­lí­ti­co nor­te­ame­ri­cano pue­de es­tar lle­ván­do­nos en una di­rec­ción muy pe­li­gro­sa… Tu­vie­ron que pa­sar ca­si 80 años des­de 1930 para te­ner otra cri­sis fi­nan­cie­ra de esa mag­ni­tud. Y aho­ra, des­pués de 10 años, se desea re­gre­sar al sta­tu quo an­te­rior a la gran cri­sis fi­nan­cie­ra. Yo lo en­cuen­tro ex­tre­ma­da­men­te pe­li­gro­so y cor­to­pla­cis­ta». Aun­que Fis­her ha­ya ale­ga­do mo­ti­vos per­so­na­les, ¿ten­drá al­go que ver su di­mi­sión con el es­ta­do de co­sas que de­nun­cia?

Pe­ro, ¿es que no he­mos apren­di­do na­da? Sa­bi­do es que la evo­lu­ción tí­pi­ca de las fi­nan­zas es cí­cli­ca. A fa­ses de des­apa­ri­ción de los con­tro­les y la con­si­guien­te so­bre­ex­pan­sión del cré­di­to si­guen, tras el pin­cha­zo de las bur­bu­jas, su in­ten­sa caí­da y el sen­sa­to re­torno de las re­gu­la­cio­nes. To­do ello has­ta que un tiem­po des­pués, lle­ga­da ya una cier­ta nor­ma­li­za­ción, de nue­vo las pre­sio­nes es­pe­cu­la­ti­vas fuer­zan la re­la­ja­ción re­gu­la­to­ria… y el ci­clo re­co­mien­za. La ame­na­za que aho­ra nos lle­ga de Es­ta­dos Uni­dos no es, por tan­to, al­go nue­vo. Lo no­ve­do­so —y po­ten­cial­men­te dra­má­ti­co— es­tá en la ra­pi­dez con que es­ta vez so­bre­vie­ne el ol­vi­do.

| J. L. SCALZO

Stan­ley Fis­cher, en la ima­gen con Ya­net Ye­llen, pre­sen­tó su di­mi­sión es­ta se­ma­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.