AHO­RRO, ES­PA­CIO Y SUS­PEN­SIÓN SO­BRE RAÍ­LES

HA­CE AL­GO MÁS DE UN AÑO PROBAMOS EL NUE­VO CI­TROËN C3 Y HOY TRAE­MOS AQUÍ SU VER­SIÓN SUV, EL C3 AIR­CROSS. ES UN CO­CHE MÁS LAR­GO Y AL­TO Y ESO SE NO­TA EN EL ES­PA­CIO IN­TE­RIOR Y SO­BRE TO­DO EN EL MA­LE­TE­RO. LAS PO­SI­BI­LI­DA­DES DE PER­SO­NA­LI­ZA­CIÓN SON MUY AM­PLIAS. Y

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - PRUEBA: CITROËN C3 AIRCROSS - Por Javier Ar­mes­to

El C3 Air­Cross tie­ne una ima­gen muy po­ten­te, con grue­sas pro­tec­cio­nes de plás­ti­co en los pa­sos de rue­da y en los fal­do­nes de­lan­te­ro y tra­se­ro. Han des­apa­re­ci­do los air­bumps la­te­ra­les de su her­mano me­nor, pe­ro en el in­te­rior son igua­les el vo­lan­te, el cua­dro de man­dos y la pan­ta­lla mul­ti­fun­ción, que de­ja el sal­pi­ca­de­ro ca­si lim­pio de bo­to­nes fí­si­cos. Los asien­tos son có­mo­dos, no su­je­tan de­ma­sia­do pe­ro son am­plios y nos ha­cen ir bas­tan­te ele­va­dos, por lo que te­ne­mos un buen con­trol de to­do lo que pa­sa en la ca­rre­te­ra. Lla­ma la aten­ción el freno de mano, de ins­pi­ra­ción ae­ro­náu­ti­ca.

El ma­le­te­ro tie­ne 410 li­tros, 110 más que el del C3. Pe­ro si des­li­za­mos la ban­que­ta tra­se­ra pue­de am­pliar­se has­ta los 520 li­tros, que es una ci­fra muy gran­de pa­ra un co­che que mi­de 4,15 me­tros. Si aba­ti­mos los asien­tos, in­clui­do el del co­pi­lo­to (op­cio­nal), te­ne­mos una dis­tan­cia de 2,4 me­tros pa­ra car­gar ob­je­tos lar­gos.

El co­che es pe­cu­liar. Es un SUV, pe­ro la al­tu­ra de la ca­rro­ce­ría al sue­lo es de so­lo 17 cen­tí­me­tros, por lo que no con­vie­ne me­ter­lo por ca­mi­nos muy com­pli­ca­dos, don­de ha­ya pie- dras o ro­cas gran­des con las que po­da­mos dar en los ba­jos. Tie­ne as­pec­to cam­pe­ro, pe­ro po­de­mos ele­gir un in­te­rior vis­to­so y mo­derno por­que hay mu­chas op­cio­nes de con­fi­gu­ra­ción, has­ta 85 di­fe­ren­tes si te­ne­mos en cuen­ta tam­bién la ca­rro­ce­ría y los packs ex­te­rio­res.

He­mos pro­ba­do el mo­tor dié­sel de 120 ca­ba­llos, que da una bue­na ace­le­ra­ción. Pe­ro lo me­jor de es­te co­che es la sus­pen­sión: es su­fi­cien­te­men­te fir­me co­mo pa­ra que en las cur­vas va­ya so­bre raí­les, pe­ro amor­ti­gua bien al pi­sar cual­quier irre­gu­la­ri­dad. Da la im­pre­sión que to­do pa­sa dos pi­sos más aba­jo, y la sen­sa­ción de con­fort y se­gu­ri­dad es ele­va­da. El con­su­mo me­dio de­cla­ra­do por Ci­troën son 4,1 li­tros a los 100.

El Ci­troën C3 Air­Cross es­tá dis­po­ni­ble des­de 14.150 eu­ros en su ver­sión con mo­tor de ga­so­li­na de 82 ca­ba­llos y el equi­pa­mien­to más ba­jo. Hay otros dos ga­so­li­na, uno de 110 ca­ba­llos que es el úni­co que pue­de lle­var cam­bio au­to­má­ti­co, y otro de 130. To­dos son de tres ci­lin­dros. En dié­sel hay dos op­cio­nes, 100 y 120 ca­ba­llos. To­dos tie­nen un pre­cio por de­ba­jo de la com­pe­ten­cia, así que es una bue­na al­ter­na­ti­va si bus­ca­mos aho­rro, es­pa­cio y unas cua­li­da­des di­ná­mi­cas más que acep­ta­bles.

GRIP CON­TROL

Una de las op­cio­nes más in­tere­san­tes que pue­de lle­var El C3 Air­Cross, con la que se pue­de mo­di­fi­car el ti­po de trac­ción se­gún el te­rreno por el que cir­cu­le­mos. Tie­ne cin­co mo­dos —es­tán­dar, are­na, nie­ve, to­do­ca­mino y con­trol de trac­ción des­co­nec­ta­do—. Tam­bién hay un sis­te­ma pa­ra con­tro­lar la ve­lo­ci­dad del vehícu­lo en pen­dien­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.