OJOS: más es siem­pre más

Las som­bras van de un ex­tre­mo al otro: de una nu­be iri­des­cen­te a un pár­pa­do re­car­ga­do en ver­de na­vi­de­ño.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

En ver­sión de­li­ca­da. Las som­bras me­ta­li­za­das en to­nos cla­ros de efec­to sheer apor­tan re­fle­jos me­tá­li­cos, pe­ro con una sen­sa­ción de trans­pa­ren­cia que no re­car­ga. Lo más fá­cil es ex­ten­der­las con el de­do, tan­to por el pár­pa­do mó­vil co­mo por el fi­jo. Y si quie­res pue­des aña­dir otro tono en con­tras­te en la zo­na más cer­ca­na a las pes­ta­ñas.

Pes­ta­ñas. Ad­mi­ten un la­ca­do to­tal con par­tí­cu­las me­tá­li­cas, co­mo el nue­vo Vinyl Cou­tu­re de Yves Saint Lau­rent. O pue­des aña­dir una ca­pa de pur­pu­ri­na do­ra­da a tu más­ca­ra ne­gra so­lo en las pun­tas de las pes­ta­ñas. Eye­li­ner. Es la for­ma su­til de pa­sar­te a los me­ta­li­za­dos: una lí­nea de oro, glit­ter o co­lo­res pro­fun­dos en efec­to cro­ma­do, siem­pre muy pe­ga­da al na­ci­mien­to de las pes­ta­ñas. Sin mie­do a na­da. La for­ma más sen­ci­lla y efec­ti­va con­sis­te en pin­tar to­do el pár­pa­do mó­vil de un so­lo tono me­ta­li­za­do. Cuan­to más po­ten­te me­jor: los to­nos jo­ya en es­me­ral­da, bron­ce o ru­bí que­dan bien a to­das las pie­les. Y pa­ra evi­tar acu­mu­la­ción de pro­duc­to en los pár­pa­dos, usa pre­ba­se pa­ra som­bras de ojos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.