EL GA­TO DE LA SUER­TE

FLOKI ELI­GE EL DÉ­CI­MO POR TI Y A LO ME­JOR TO­CA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Yes - - PORTADA - TEX­TO: NOE­LIA SILVOSA FOTO: ANA GAR­CÍA

Ha­na­ci­do una es­tre­lla. Se lla­ma Floki y vi­ve en Vi­mian­zo. Con­cre­ta­men­te, en la ad­mi­nis­tra­ción de lo­te­ría. Y son mu­chos los que se rin­den a su cri­te­rio pa­ra com­prar su dé­ci­mo de Na­vi­da­des. La ga­ta dis­fru­ta se­ña­lan­do con su pa­ta los bo­le­tos, o tum­bán­do­se so­bre ellos. An­te tal re­ve­la­ción, los clien­tes in­de­ci­sos no lo du­dan y le ha­cen ca­so. To­do em­pe­zó ha­ce dos años, cuan­do Floki —que se lla­ma así por el per­so­na­je de la se­rie Vi­kin­gos— lle­gó a casa. «Te­mos a ad­mi­nis­tra­ción den­tro da casa e ela sem­pre aca­ba den­tro do mos­tra­dor», cuen­ta Aa­rón, que re­gen­ta el

des­pa­cho jun­to a su ma­dre, Ire­ne, y ex­pli­ca que la gen­te «lle fai o chis­te do dé­ci­mo e dei­xa que to­que pa­ra ver cal le­va. Co­mo anéc­do­ta, hai clien­tes que din: ‘pá­sa­llo ao ga­to po­lo lom­bo’, ou fan que me­ta a pa­ta por de­bai­xo da ven­ta­ni­lla pa­ra que o to­que». En cual­quier ca­so, la ini­cia­ti­va sue­le ser de Floki. «Al­gu­na tar­de que se abu­rre jue­ga con los dé­ci­mos, e in­clu­so con al­gún clien­te, aun­que no te creas que le gus­tan to­dos. A los que quie­re, les qui­ta los dé­ci­mos o las mo­ne­das», di­ce Ire­ne, que la de­fi­ne co­mo asil­ves­tra­da y man­do­na. «Siem­pre tie­ne que ga­nar ella y ser lo que ella di­ga», ase­gu­ra.

No le fal­ta ra­zón. Por­que el ca­pri­cho de la ga­ta es tal, que aho­ra se le dio por no res­pon­der a na­die cuan­do la lla­man por su nom­bre. «Ha­ce un tiem­po que so­lo reac­cio­na cuan­do la lla­man Pu­chi. Al­gún día al­guien de­bió de lla­mar­la así, la ver­dad es que no re­cor­da­mos cuan­do ni por qué, y ya no atien­de cuan­do di­ces ‘Floki’. Quie­re ser Pu­chi y no hay más que ha­blar», afir­ma Ire­ne.

Por si a es­ta familia no le lle­ga­se con una ga­ta tan pe­cu­liar, también com­par­ten te­cho con pe­rros. «¡Y que no se me ce­len! Por­que además, la ga­ta se sube en­ci­ma de la me­sa y se ríe de ellos», apun­ta la lo­te­ra. Aun­que pa­rez­ca in­creí­ble, Floki com­par­te es­pa­cio con uno de ellos sin in­mu­tar­se. «Al más vie­je­ci­to lo ten­go siem­pre en la ad­mi­nis­tra­ción de­ba­jo de la me­sa», ase­gu­ra la lo­te­ra que, des­pués de unos 25 años al fren­te del ne­go­cio, nun­ca tu­vo el des­pa­cho tan ani­ma­do. «Ela túm­ba­se­che no mos­tra­dor e pa­ra on­de lle dea», se­ña­la su hi­jo, que to­da­vía pa­re­ce ató­ni­to del ca­so que le ha­cen mu­chos clien­tes a su ga­ta.

«OJA­LÁ ACIER­TE»

«A ver si acier­ta y nos trae pre­mios», di­ce Ire­ne. «De­mos pre­mios pun­tuais, o pri­mei­ro al­gún sá­ba­do, a Pri­mi­ti­va, o Eu­ro­mi­llón... Pe­ro en Na­vi­da­des aín­da non en­tre­ga­mos nin­gún gran­de, así que a ver se a ga­ta nos dá sor­te, oxa­lá», aña­de Aa­rón, que afir­ma que es­te año per­ci­be cier­to au­men­to de clien­tes: «Hai un re­pun­te, ve­mos al­go máis de mo­ve­men­to». Ya he­mos vis­to que Floki re­suel­ve muy bien las dudas de los in­de­ci­sos, pe­ro ¿qué nú­me­ros com­pran los que van a ti­ro fi­jo? «Es­te ano a xen­te es­tá me­nos ma­niá­ti­ca e ca­se nin­guén vén con nú­me­ros fi­xos da casa, pe­ro o que arra­sa é o 7. Es­tán es­go­ta­dos, a ver se pe­di­mos máis, por­que a mes e me­dio do sor­teo xa non nos que­da nin­gún», afir­ma Aa­rón, que le de­be la mas­co­ta a su no­via, Car­la. «La ma­dre de es­ta ga­ta es la ga­ta de Car­la. Los ga­tos del res­to de la ca­ma­da son tran­qui­li­tos, pe­ro es­ta...», in­di­ca Ire­ne, que no pue­de ocul­tar que lle­va dos años pa­sán­do­se­lo pipa con ella. «Ten tres anos, pe­ro Car­la e mais eu pa­sa­mos un fó­ra, e lo­go vi­ñe­mos pa­ra Vi­mian­zo. Vi­vi­mos to­dos xun­tos na mes­ma casa, e des­de que vol­ta­mos le­vo a ad­mi­nis­tra­ción coa mi­ña nai, que an­tes a le­va­ba soa», di­ce él. Ga­ta, pe­rros, hi­jo y nue­ra. A Ire­ne no le fal­ta de na­da pa­ra que ca­da jor­na­da sea una fies­ta. Lo úni­co que le que­da por cum­plir es que la ga­ta le ayu­de a re­par­tir un pre­mio. Aun­que con Floki ya le to­có la lo­te­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.