Pas­tor cie­rra la puer­ta del Con­gre­so a que Puig­de­mont ex­pon­ga su plan sin vo­ta­ción

Le re­cuer­da que pue­de in­ter­ve­nir en la co­mi­sión de co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas del Se­na­do

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España - MA­RÍA EUGENIA ALON­SO

Ana Pas­tor en­te­rró las pre­ten­sio­nes de Car­les Puig­de­mont de in­ter­ve­nir en el Con­gre­so en un de­ba­te sin vo­ta­ción. La pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra ba­ja re­cha­zó la pe­ti­ción del lí­der de la Ge­ne­ra­li­tat de ex­po­ner a los dipu­tados su plan de con­vo­car un re­fe­ren­do en Ca­ta­lu­ña el 1 de oc­tu­bre y de­ba­tir­lo sin que hu­bie­ra una vo­ta­ción. «La car­ta que nos ha di­ri­gi­do no con­tie­ne la res­pues­ta que es­pe­rá­ba­mos», re­co­no­ció po­co des­pués Puig­de­mont.

Pas­tor no se de­mo­ró en su ré­pli­ca y ape­nas dos días des­pués de ha­ber re­ci­bi­do la mi­si­va del pre­si­den­te au­to­nó­mi­co le con­tes­tó que el for­ma­to que pro­po­ne no tie­ne ca­bi­da en el re­gla­men­to del Cá­ma­ra ba­ja. La pre­si­den­ta ar­mó su car­ta con las ra­zo­nes de los ser­vi­cios ju­rí­di­cos y ar­gu­yó que, se­gún el ar­tícu­lo 87 de la Cons­ti­tu­ción y el ar­tícu­lo 127 del re­gla­men­to del Con­gre­so, su com­pa­re­cen­cia so­lo po­dría aco­ger­se si pre­sen­ta una pro­po­si­ción de ley apro­ba­da en el Par­la­men­to ca­ta­lán, una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal o del Es­ta­tu­to de au­to­no­mía y es­ta de­be­ría ser de­ba­ti­da y, pos­te­rior­men­te, vo­ta­da. «Fue­ra de es­te pro­ce­di­mien­to, el re­gla­men­to no con­tem­pla nin­gún de­ba­te en se­sión ple­na­ria en el que pu­die­ra so­li­ci­tar com­pa­re­cer», apun­tó Pas­tor.

Fal­ta de in­te­rés

Ese trá­mi­te se ha uti­li­za­do en las re­for­mas de es­ta­tu­tos, en la dis­cu­sión de pro­po­si­cio­nes de ley pro­ce­den­tes de Par­la­men­tos au­to­nó­mi­cos o con el plan Iba­rret­xe, que se pre­sen­tó co­mo una re­for­ma es­ta­tu­ta­ria y que tam­bién fue de­ba­ti­do y re­cha­za­do en el Con­gre­so, en fe­bre­ro del 2005. Un pre­ce­den­te que el Eje­cu­ti­vo ca­ta­lán no se plan­tea re­pe­tir.

No obs­tan­te, Pas­tor re­cor­dó a Puig­de­mont que el re­gla­men­to del Se­na­do sí pre­vé es­te ti­po de com­pa­re­cen­cias en la Co­mi­sión Ge­ne­ral de Co­mu­ni­da­des Au­tó­no­mas, a la que pue­den acu­dir los pre­si­den­tes au­to­nó­mi­cos. Una ofer­ta que Puig­de­mont ya de­cli­nó en mar­zo es­gri­mien­do que pi­dió im­par­tir una con­fe­ren­cia no par­ti­ci­par en una co­mi­sión. «Es muy de­cep­cio­nan­te. El Se­na­do ha per­di­do una gran opor­tu­ni­dad de es­cu­char lo que te­ne­mos que de­cir», di­jo en­ton­ces.

El pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat la­men­tó ayer la ne­ga­ti­va de Pas­tor a su pe­ti­ción por­que a su jui­cio «no hay na­da ex­plí­ci­to en el re­gla­men­to del Con­gre­so que lo prohí­ba» sino «fal­ta de in­te­rés». «Un acuer­do de la Me­sa se­ría su­fi­cien­te pa­ra ha­bi­li­tar cual­quier fór­mu­la», afir­mó, y re­cor­dó que su so­li­ci­tud res­pon­día «a la pe­ti­ción que le ha­bía he­cho el pro­pio Ma­riano Rajoy». Ade­más re­cha­zó la pro­pues­ta de Pas­tor de pre­sen­tar una pro­po­si­ción de ley, por­que «Ca­ta­lu­ña ya ha pre­sen­ta­do mu­chas pro­pues­tas y to­das han si­do re­cha­za­das». «Ya no nos que­da na­da más que ir a ex­pli­car­nos», pe­ro «pa­re­ce que no nos quie­ren es­cu­char», re­ma­chó.

Fuen­tes del Con­gre­so con­fir­ma­ron que Pas­tor lo lla­mó tam­bién por te­lé­fono pa­ra ex­pli­car­le que la car­ta res­pon­de ex­clu­si­va­men­te a su pe­ti­ción de ha­blar pa­ra «to­dos los dipu­tados», es de­cir, en el pleno. Sin em­bar­go, el re­gla­men­to no im­pe­di­ría ci­tar al lí­der de la Ge­ne­ra­li­tat en una co­mi­sión, la Cons­ti­tu­cio­nal, co­mo su­gi­rió en su día el PDECat.

Des­de el en­torno de Puig­de­mont se to­ma­ron la res­pues­ta co­mo un por­ta­zo a sus re­cla­ma­cio­nes «de­mo­crá­ti­cas» y die­ron por ce­rra­da es­ta vía.

J. C. HI­DAL­GO EFE

«Al­ter­na­ti­va al na­cio­na­lis­mo». Az­nar abo­gó ayer por «ar­ti­cu­lar una al­ter­na­ti­va am­plia» al na­cio­na­lis­mo ca­ta­lán. Y re­cor­dó al Eje­cu­ti­vo la obli­ga­ción de apli­car la ley fren­te al desafío. «Si el in­de­pen­den­tis­mo crea un si­tua­ción irre­duc­ti­ble, la Cons­ti­tu­ción y el Es­ta­do de de­re­cho no se­rán una op­ción, sino un de­ber».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.