La de­mo­ra en la lim­pie­za de ríos crea si­tua­cio­nes de ries­go en el área bar­ban­za­na

Par­ti­cu­la­res y con­ce­llos se ven con las ma­nos ata­das, a la es­pe­ra de que Au­gas de Ga­li­cia atien­da sus so­li­ci­tu­des

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Portada - P. CAL­VEI­RO RI­BEI­RA / LA VOZ

La len­ti­tud y la fal­ta de re­so­lu­ción ad­mi­nis­tra­ti­va a la ho­ra de lle­var a ca­bo la lim­pie­za de los cau­ces flu­via­les ha col­ma­do la pa­cien­cia de nu­me­ro­sos par­ti­cu­la­res y con­ce­llos del área bar­ban­za­na. En al­gu­nos ca­sos, lle­van más de me­dio año es­pe­ran­do a que Au­gas de Ga­li­cia atien­da sus so­li­ci­tu­des y es­ta di­la­ta­da de­mo­ra es­tá ge­ne­ran­do ma­les­tar en­tre los ve­ci­nos y ori­gi­nan­do, in­clu­so, si­tua­cio­nes de ries­go.

Un ejem­plo de ello se en­cuen­tra en Rian­xo. El al­cal­de, Adol­fo Muí­ños, in­di­ca que rea­li­za­ron has­ta tres pe­ti­cio­nes por es­cri­to en los úl­ti­mos ocho me­ses al or­ga­nis­mo de­pen­dien­te de la Con­se­lle­ría de Me­dio Am­bien­te e Or­de­na­ción do Te­rri­to­rio pa­ra la lim­pie­za del cau­ce del Te y del re­ga­to de O Pa­zo, «por ser un­ha zo­na on­de exis­te pe­ri­go de inun­da­ción, o que ten preo­cu­pa­da á ve­ci­ñan­za, pe­ro non es­tán fa­cen­do na­da ao res­pec­to», la­men­ta el man­da­ta­rio. «A Ad­mi­nis­tra­ción es­tá dei­xan­do de pres­tar os ser­vi­zos que lle co­rres­pon­den, e es­ta en con­cre­to non é que se pro- di­gue en tra­ba­llo, máis ben dei­xa que se­xa a na­tu­re­za a que ac­túe», cri­ti­ca Muí­ños.

«O Con­ce­llo tam­pou­co po­de ope­rar nos lei­tos dos ríos a ini­cia­ti­va pro­pia, por­que se o fa­ce­mos sen au­to­ri­za­ción múl­tan­nos. Pa­ra asu­mir un­ha com­pe­ten­cia co­ma es­ta, que co­rres­pon­de a Au­gas de Ga­li­cia, te­ría que ha­ber un cam­bio ho­nes­to de res­pon­sa­bi­li­da­des, coa con­se­guin­te re­ver­sión de fon­dos, por­que den­de a Ad­mi­nis­tra­ción lo­cal non po­de­mos ser sem­pre os bom­bei­ros pa­ra apa­gar to­dos os lu­mes», aña­de el re­gi­dor rian­xei­ro.

Más in­for­mes sin res­pues­ta

Tam­bién en A Po­bra es evi­den­te que exis­te un pro­ble­ma de man­te­ni­mien­to con los cau­ces de los ríos. El con­ce­jal de Me­dio Am­bien­te, Mi­guel Ala­man­cos, así lo re­co­no­ce, al tiem­po que ex­pli­ca una si­tua­ción si­mi­lar a la an­te­rior. En es­te Ayun­ta­mien­to tam­bién re­mi­tie­ron en va­rias oca­sio­nes in­for­mes so­li­ci­tan­do a Aguas de Ga­li­cia la lim­pie­za de los ríos Mor­to, Pe­dras y Tri­llei­ro, aun­que no hu­bo nin­gún mo­vi­mien­to al res­pec­to has­ta ha­ce un par de se­ma­nas, cuan­do el or­ga­nis­mo in­for­mó de que iba a rea­li­zar ac­tua­cio­nes en uno de los cau­ces flu­via­les del mu­ni­ci­pio.

La si­tua­ción en el río Mor­to vie­ne de lar­go y, ade­más de en­fren­tar­se a la rá­pi­da pro­li­fe­ra­ción de unas es­pa­da­ñas con an­sias in­va­so­ras, se ve afec­ta­do por la exis­ten­cia de ver­ti­dos pro­ce­den­tes, prin­ci­pal­men­te, del po­lí­gono in­dus­trial, al­go que se tra­ta de ata­jar des­de el Con­ce­llo en­du­re­cien­do las me­di­das de con­trol.

Tam­bién la al­cal­de­sa de Ou­tes ha­bla del pro­ble­ma que ge­ne­ra el aban­dono de los cau­ces. «O ano pa­sa­do, a pe­ti­ción dos ve­ci­ños, so­li­ci­ta­mos a Au­gas de Ga­li­cia a lim­pe­za do río Rial e vi­ñe­ron os téc­ni­cos fa­cer un­ha ins­pec­ción da zo­na, pe­ro non se pro­ce­deu á súa lim­pe­za», se­ña­la Bea­triz Mo­li­nos, quien ex­pli­ca que «es­ta é a épo­ca pa­ra fa­cer es­tes tra­ba­llos e evi­tar que se pro­du­zan as inun­da­cións en in­verno».

De­ses­pe­ra­ción ve­ci­nal

Las co­sas no re­sul­tan mu­cho más sen­ci­llas pa­ra los ve­ci­nos y pro­pie­ta­rios de fin­cas que lin­dan con los ríos, que ven con preo­cu­pa­ción có­mo las si­tua­cio­nes de ries­go se man­tie­nen a pe­sar de ha­ber­las de­nun­cia­do an­te la Ad­mi­nis­tra­ción lo­cal que, co­mo en tan­tas oca­sio­nes, se lle­va el ti­rón de ore­jas aun­que no sea res­pon­sa­bi­li­dad su­ya sub­sa­nar el en­tuer­to.

Des­de fe­bre­ro lle­van en la zo­na de Pon­te Goiáns es­pe­ran­do a que re­ti­ren va­rios ár­bo­les que ca­ye­ron so­bre el río Co­ro­ño tras el pa­so de un tem­po­ral. «Si lle­ga una ria­da y se los lle­va pue­den oca­sio­nar im­por­tan­tes da­ños, pe­ro aho­ra en ve­rano hay un bar en­fren­te y, ló­gi­ca­men­te, los ni­ños tra­tan de pa­sar por en­ci­ma de los ár­bo­les pa­ra cru­zar el río. Va a ocu­rrir una des­gra­cia y, en cier­ta for­ma, nos sen­ti­mos co­rres­pon­sa­bles a pe­sar de ha­ber avi­sa­do al Con­ce­llo y a res­pon­sa­bles fo­res­ta­les», sub­ra­ya el pro­pie­ta­rio de una fin­ca pró­xi­ma.

MAR­COS CREO

Un boi­ren­se mues­tra los ár­bo­les caí­dos so­bre el Co­ro­ño.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.