Cre­cen las ten­sio­nes en el Go­bierno de Ma­du­ro

La fis­cal, acu­sa­da de gol­pis­ta por impu­tar al je­fe de la in­te­li­gen­cia por vio­la­cio­nes de los de­re­chos hu­ma­nos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

Las ten­sio­nes en el Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro se exa­cer­ban, mien­tras las ca­lles ar­den con pro­tes­tas y re­pre­sión cuan­do se cum­ple tres me­ses del ini­cio de las ma­ni­fes­ta­cio­nes. El vi­ce­pre­si­den­te de Venezuela, Ta­reck El Ais­sa­mi, acu­só a la fis­cal ge­ne­ral, Lui­sa Or­te­ga Díaz, de «for­mar par­te de un gol­pe de Es­ta­do» con­tra el Go­bierno de Ma­du­ro, por impu­tar al di­rec­tor del Ser­vi­cio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia (Se­bin), Gus­ta­vo Gon­zá­lez López, por vio­la­ción a los de­re­chos hu­ma­nos, «en vez de es­tar in­ves­ti­gan­do los crí­me­nes de odio de la de­re­cha terrorista», tér­mino con el que el cha­vis­mo eti­que­ta a la opo­si­ción.

«Re­cha­za­mos y lla­ma­mos al pue­blo a de­fen­der la unión cí­vi­co-mi­li­tar, la dig­ni­dad de es­te ofi­cial, su mo­ral, su ejem­plo que es vis­to con ad­mi­ra­ción por los ve­ne­zo­la­nos», in­di­có El Ais­sa­mi. Po­co des­pués de la acu­sa­ción de la fis­cal, Gon­zá­lez López fue as­cen­di­do a ge­ne­ral en je­fe por Ma­du­ro, lo que ha­ce que es­té pro­te­gi­do por la fi­gu­ra del an­te­jui­cio de mé­ri­to, or­de­na­da por el Tri­bu­nal Su­pre­mo, que fa­lla in­de­fec­ti­ble­men­te a fa­vor del Go­bierno y que el 4 de ju­lio eva­lua­rá, a su vez, un an­te­jui­cio de mé­ri­to con­tra Or­te­ga.

La fis­cal se ha he­cho eco de las de­nun­cias que se­ña­lan que el di­rec­tor del Se­bin man­tie­ne a al me­nos 30 per­so­nas de­te­ni­das en los ca­la­bo­zos de es­ta po­li­cía po­lí­ti­ca, a pe­sar de que tie­nen ór­de­nes de ex­car­ce­la­ción dic­ta­das por tri­bu­na­les ci­vi­les; y de los más de 300 ca­sos de tor­tu­ras su­pues­ta­men­te co­me­ti­dos por es­ta po­li­cía, de­nun­cia­dos por oe­ne­gés pro­de­re­chos hu­ma­nos.

En Venezuela se ru­mo­rea que Gon­zá­lez López —uno de los per­so­na­jes más oscuros del cha­vis­mo— po­dría ser nom­bra­do mi­nis­tro de la De­fen­sa an­tes del 5 de ju­lio, día de la In­de­pen­den­cia del país; y que la fis­cal po­dría anun­ciar tam­bién una impu­tación con­tra El Ais­sa­mi por su pre­sun­ta vin­cu­la­ción con el nar­co­trá­fi­co. El vi­ce­pre­si­den­te, así co­mo Gon­zá­lez López y Nés­tor Re­ve­rol, mi­nis­tro del In­te­rior, fi­gu­ran en la lis­ta de san­cio­na­dos de Es­ta­dos Uni­dos por presunto nar­co­trá­fi­co y lavado de ca­pi­ta­les.

Te­rror en Bar­qui­si­me­to

En tan­to, en Bar­qui­si­me­to, a 500 ki­ló­me­tros al oc­ci­den­te de Ca­ra­cas, cua­tro per­so­nas fue­ron ase­si­na­das, de­ce­nas he­ri­das y por lo me­nos 200 de­te­ni­das tras una no­che de te­rror en la que co­lec­ti­vos pa­ra­mi­li­ta­res del cha­vis­mo se en­fren­ta­ron a ma­ni­fes­tan­tes en to­da la ciu­dad, se­gún de­nun­ció el al­cal­de, el opo­si­tor Al­fre­do Ra­mos, cu­ya re­si­den­cia fue ase­dia­da por los pa­ra­mi­li­ta­res.

El dipu­tado opo­si­tor Al­fon­so Mar­qui­na des­ta­có que la pre­sen­cia de Re­ve­rol con el al­to man­do mi­li­tar de Bar­qui­si­me­to coin­ci­de con la ola de vio­len­cia. La ciu­dad ama­ne­ció mi­li­ta­ri­za­da y con de­ten­cio­nes ma­si­vas, una vez la Guar­dia Na­cio­nal hi­zo pre­sen­cia, pe­ro con sus prin­ci­pa­les ave­ni­das aún ce­rra­das con ba­rri­ca­das he­chas por los ma­ni­fes­tan­tes.

JUAN BA­RRE­TO AFP

Tres me­ses de pro­tes­tas. La opo­si­ción vol­vió ayer a sa­lir a las ca­lles, cuan­do se cum­plen tres me­ses de las ma­yo­res pro­tes­tas con­tra el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.