La oku­pa­ción ile­gal de vi­vien­das lle­ga a la Fiscalía, que ad­vier­te de que la si­tua­ción se ha com­pli­ca­do

Des­ta­ca que mu­chos pro­pie­ta­rios des­cu­bren que los oku­pas cau­sa­ron gra­ves da­ños en sus vi­vien­das

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - JO­SÉ MA­NUEL PAN

La preo­cu­pa­ción por la oku­pa­ción ile­gal de in­mue­bles y de vi­vien­das ha lle­ga­do a la Fiscalía ga­lle­ga, que de­di­ca un apar­ta­do es­pe­cí­fi­co en su me­mo­ria a es­te ti­po de ac­cio­nes que en­mar­ca den­tro del gru­po de los de­li­tos pa­tri­mo­nia­les. La Fiscalía Su­pe­rior de Ga­li­cia re­co­no­ce que en el mar­co de la cri­sis fi­nan­cie­ra «se es­tá avi­van­do la po­lé­mi­ca so­cial y ju­rí­di­ca» so­bre la oku­pa­ción ile­gal de in­mue­bles, que den­tro del Có­di­go Pe­nal tie­ne ca­bi­da en el de­li­to de usur­pa­ción, que ti­pi­fi­ca dos mo­da­li­da­des: de­li­to me­nos gra­ve y de­li­to le­ve.

Co­mo me­nos gra­ve apa­re­ce la oku­pa­ción con vio­len­cia o in­ti­mi­da­ción, que es­tá cas­ti­ga­da con pe­na de pri­sión de uno a dos años, mien­tras que co­mo de­li­to le­ve se re­co­ge la oku­pa­ción no vio­len­ta, «sin au­to­ri­za­ción de­bi­da, de un in­mue­ble, vi­vien­da o edi­fi­cio aje­nos, que no cons­ti­tu­yan mo­ra­da de otra per­so­na, o man­te­ner­se en ellos con­tra la vo­lun­tad de su ti­tu­lar». Es­te ti­po de de­li­to, que se­ría el apli­ca­ble a la en­tra­da de oku­pas en ca­sas o edi­fi­cios, es­tá cas­ti­ga­do con pe­na de mul­ta.

La Fiscalía ga­lle­ga se­ña­la, pre­ci­sa­men­te, que la po­lé­mi­ca so­bre es­te te­ma ha sur­gi­do en re­la­ción a ese su­pues­to, el de la oku­pa­ción no vio­len­ta de vi­vien­das va­cías «y su vin­cu­la­ción con el mo­vi­mien­to okupa o de per­so­nas con su­pues­tas di­fi­cul­ta­des pa­ra ac­ce­der le­gal­men­te a una vi­vien­da en ré­gi­men de pro­pie­dad o al­qui­ler».

Da­ños en las ca­sas

Ex­pli­ca la Fiscalía que la si­tua­ción se ha com­pli­ca­do en al­gu­nos ca­sos de­bi­do a que una vez re­cu­pe­ra­das sus vi­vien­das, mu­chos pro­pie­ta­rios com­pro­ba­ron la exis­ten­cia de gra­ves da­ños y pro­ble­mas de sa­lu­bri­dad. Es un pro­ble­ma. Pa­ra la Fiscalía, el de la oku­pa­ción de vi­vien­das es un pro­ble­ma di­fí­cil, «con ca­suís­ti­ca di­ver­sa, en el que se in­ter­re­la­cio­nan cues­tio­nes ju­rí­di­cas de ti­po pe­nal, ci­vil y ad­mi­nis­tra­ti­vo, jun­to con otras de ti­po so­cial y eco­nó­mi­co».

Des­de el pun­to de vis­ta de la es­ta­dís­ti­ca fis­cal so­lo es po­si­ble ofre­cer ci­fras que en­glo­ban los dos su­pues­tos de usur­pa­ción, sin que pue­dan dar­se da­tos es­pe­cí­fi­cos re­la­ti­vos a los su­pues­tos de oku­pa­ción no vio­len­ta. De esa for­ma, en Ga­li­cia du­ran­te el año 2016 la Fiscalía Su­pe­rior de Ga­li­cia con­ta­bi­li­zó 310 de­li­tos de en­tra­da en vi­vien­das sin au­to­ri­za­ción.

La oku­pa­ción de vi­vien­das es­tá em­pe­zan­do a cau­sar gra­ves pro­ble­mas en Ga­li­cia, don­de ca­da vez son más los pro­pie­ta­rios de ca­sas sin ha­bi­tar que es­tán pro­ce­dien­do a su ta­pia­do pa­ra evi­tar el ries­go de que sean oku­pa­das. Las de­mo­ras y obs­tácu­los le­ga­les pa­ra re­sol­ver los ca­sos de usur­pa­ción de vi­vien­das es­tá lle­van­do a mu­chos due­ños a pre­cin­tar to­tal­men­te puer­tas y ven­ta­nas con el fin de que na­die en­tre en ellas y cau­se des­tro­zos en el in­te­rior, co­mo ha pa­sa­do ya en nu­me­ro­sas oca­sio­nes.

Ó. VÁZ­QUEZ

Ca­sa ta­pia­da en Vi­go pa­ra evi­tar la en­tra­da de oku­pas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.