Una nu­be de abe­jas irrum­pe en la pla­ya de Mi­ño y alar­ma a los ba­ñis­tas

El 112 aler­tó a un api­cul­tor, que re­ti­ró el en­jam­bre ins­ta­la­do en una som­bri­lla

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - JUAN TORREIRO

«Vi­mos una nu­be ne­gra que se acer­ca­ba rá­pi­da­men­te ha­cía no­so­tros. En prin­ci­pio creía­mos que eran mos­qui­tos, pe­ro des­pués com­pro­ba­mos que eran abe­jas y que rá­pi­da­men­te se po­sa­ron en un pan­ta­lón que es­ta­ba col­ga­do de una som­bri­lla e hi­cie­ron una col­me­na, jus­to al la­do de don­de mi ma­ri­do es­ta­ba echan­do la sies­ta». Es­te es el re­la­to de Mar, una ba­ñis­ta que dis­fru­ta­ba del sol con su fa­mi­lia en la pla­ya Gran­de de Mi­ño y que fue tes­ti­go de la irrup­ción de los in­sec­tos.

Ocu­rrió al­re­de­dor de las 18.30 ho­ras, cuan­do los ba­ñis­tas que ha­bía en el are­nal en ese mo­men­to se lle­va­ron un buen sus­to al ver có­mo un gru­po de abe­jas irrum­pió e hi­zo un asen­ta­mien­to en po­cos se­gun­dos de­ba­jo de una som­bri­lla, muy cer­ca de don­de ha­bía ni­ños ju­gan­do y gen­te to­man­do el sol.

Se­gún co­men­ta la mu­jer, «to­do fue muy rá­pi­do y cuan­do vi­mos que ve­nían di­rec­tas ha­cia no­so­tros en­se­gui­da nos se­pa­ra­mos to­dos los que es­tá­ba­mos en esa zo­na», con­ti­núa re­la­tan­do es­ta ba­ñis­ta sin sa­lir to­da­vía del asom­bro que le cau­só el in­ci­den­te. El gru­po de gen­te que es­ta­ba ob­ser­van­do la col­me­na lla­mó la aten­ción de los so­co­rris­tas, que po­co des­pués, avi­sa­ron a un es­pe­cia­lis­ta. «El api­cul­tor tar­dó so­bre una ho­ra en lle­gar», co­men­ta es­ta tes­ti­go, que re­co­gió la col­me­na sin más pro­ble­mas y sin que las avis­pas lle­ga­ran a ata­car a nin­gún ba­ñis­ta. Des­pués, el are­nal de Mi­ño vol­vió a la nor­ma­li­dad.

Con­fu­sión en la are­na

En un pri­mer mo­men­to, los ba­ñis­tas cre­ye­ron es­tar an­te la pre­sen­cia de una in­va­sión de avis­pas ve­lu­ti­nas, sin em­bar­go, pa­sa­da la tar­de, fuen­tes de Pro­tec­ción Ci­vil de Mi­ño pu­sie­ron en du­da que se tra­ta­se de la es­pe­cie pe­li­gro­sa de avis­pas ve­lu­ti­na, «en­tre otras co­sas por­que no se re­co­ge­rían, se ex­ter­mi­na­rían di­rec­ta­men­te», acla­ran.

Des­pués de ha­ber vis­to las fo­tos y el ví­deo en la web de La Voz de Ga­li­cia, las mis­mas fuen­tes apos­ta­ron por­que se tra­ta­se de abe­jas, «que en días así de ca­lor sue­len sa­lir y bus­car nue­vos asen­ta­mien­tos». Pos­te­rior­men­te, el pro­pio al­cal­de de Mi­ño, Ri­car­do Sán­chez, con­fir­mó a es­te pe­rió­di­co que eran abe­jas y que el api­cul­tor se des­pla­zó a la pla­ya pa­ra re­ti­rar los in­sec­tos des­de el mu­ni­ci­pio ve­cino de Vi­lar­maior. Fi­nal­men­te, to­do se que­dó en un gran sus­to.

Sus­to en

la pla­ya. El en­jam­bre de abe­jas eli­gió un pan­ta­lón col­ga­do de una som­bri­lla pa­ra agru­par­se en la pla­ya de Mi­ño. «To­do fue muy rá­pi­do», di­cen los ba­ñis­tas que pre­sen­cia­ron el in­ci­den­te y que se ale­ja­ron al creer que se tra­ta­ba de una in­va­sión de avis­pas ve­lu­ti­nas. Pos­te­rior­men­te, el 112 avi­só a un api­cul­tor que, ves­ti­do con un tra­je es­pe­cial, pro­ce­dió a la re­ti­ra­da de las abe­jas ba­jo la aten­ta mi­ra­da de los ba­ñis­tas que ob­ser­va­ban las la­bo­res del es­pe­cia­lis­ta des­de la le­ja­nía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.