La in­com­pren­si­ble ba­ta­lla por la AP-9

El ve­to del mi­nis­tro De la Ser­na a que el Con­gre­so de­ba­ta si­quie­ra el tras­pa­so ame­na­za con ge­ne­rar un con­flic­to con Fei­joo

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - GON­ZA­LO BAREÑO

¿Qué es­tá pa­san­do con la au­to­pis­ta AP-9? El Go­bierno, la Xun­ta y el Par­la­men­to de Ga­li­cia, en el que el PP tie­ne ma­yo­ría ab­so­lu­ta, lle­van tiem­po en­zar­za­dos en una ba­ta­lla que re­sul­ta in­com­pren­si­ble por lo que tie­ne de diá­lo­go de sor­dos en­tre tres ins­ti­tu­cio­nes con­tro­la­das por un mis­mo par­ti­do. Cier­ta­men­te, re­sul­ta com­pli­ca­do en­ten­der que di­ri­gen­tes de un mis­mo par­ti­do no sean ca­pa­ces de dia­lo­gar y acer­car pos­tu­ras an­tes de que uno de ellos se­cun­de de ma­ne­ra ofi­cial una pro­pues­ta que, al es­tar res­pal­da­da tam­bién por otros par­ti­dos, de­ja en muy mal lu­gar a quien las plan­tea cuan­do son re­cha­za­das de plano por un Go­bierno su­pues­ta­men­te ami­go.

Eso es lo que aca­ba de ocu­rrir des­pués de que el Go­bierno de Ma­riano Ra­joy ha­ya vuel­to a ve­tar la pro­po­si­ción apo­ya­da de ma­ne­ra uná­ni­me por el Par- la­men­to ga­lle­go, in­clui­do el PP­deG, pa­ra que el Es­ta­do trans­fie­ra la au­to­pis­ta AP-9 a Ga­li­cia. Es la segunda vez que el Eje­cu­ti­vo ve­ta esa pro­pues­ta, pe­ro es­ta vez el asun­to se pre­sen­ta mu­cho más con­flic­ti­vo, ya que el Par­la­men­to ga­lle­go ha­bía de­pu­ra­do la pro­po­si­ción de ley original del BNG pre­sen­ta­da en el 2016 pa­ra adap­tar­la a to­das las ob­je­cio­nes que Mon­cloa pu­so en su día.

Que ese es­fuer­zo del Par­la­men­to ga­lle­go es­ta­ba des­ti­na­do al fra­ca­so es­ta­ba can­ta­do des­de el pa­sa­do 12 de ma­yo, cuan­do La Voz de Ga­li­cia pre­gun­tó di­rec­ta­men­te al mi­nis­tro de Fo­men­to, Íñi­go de la Ser­na, si el Go­bierno es­ta­ba dis­pues­to a fa­ci­li­tar la má­xi­ma ce­le­ri­dad en el trá­mi­te par­la­men­ta­rio de la pro­po­si­ción de ley de la cá­ma­ra ga­lle­ga. Po­dría ha­ber op­ta­do el mi­nis­tro por una res­pues­ta de com­pro­mi­so, pe­ro pre­fi­rió ju­gar a la gran­de. Y, sin es­pe­rar si­quie­ra a es­cu­char los ar­gu­men­tos del Par­la­men­to ga­lle­go ni so­li­ci­tar un nue­vo in­for­me, ase­gu­ró ta­jan­te que la ti­tu­la­ri­dad de la AP-9 «ne­ce­sa­ria­men­te tie­ne que se­guir es­tan­do don­de es­tá». Es de­cir, en ma­nos del Go­bierno. Esa po­si­ción de in­fle­xi­bi­li­dad aprio­rís­ti­ca de De la Ser­na, más allá de los ar­gu­men- tos eco­nó­mi­cos a los que se aga­rra el mi­nis­tro en la ex­pli­ca­ción de su nue­vo ve­to, tie­ne la vir­tud no so­lo de ig­no­rar olím­pi­ca­men­te la vo­lun­tad del Par­la­men­to ga­lle­go, sino tam­bién la del pro­pio Fei­joo, que el pa­sa­do 24 de ma­yo re­cor­dó que él siem­pre ha de­fen­di­do el tras­pa­so de la au­to­pis­ta AP-9, tan­to cuan­do es­ta­ba en la opo­si­ción en Ga­li­cia co­mo aho­ra que pre­si­de la Xun­ta.

El por qué De la Ser­na se em­pe­ña en im­pe­dir que el Par­la­men­to de la na­ción de­ba­ta si­quie­ra so­bre es­ta cues­tión, cu­yo cos­te es por otra par­te ín­fi­mo com­pa­ra­do con las pro­me­sas que el Go­bierno le ha he­cho a Ca­ta­lu­ña en ma­te­ria de in­fra­es­truc­tu­ras, es al­go di­fí­cil de ex­pli­car. Co­mo lo es el he­cho de que un re­cién lle­ga­do al Eje­cu­ti­vo co­mo De la Ser­na se em­pe­ñe en ha­cer in­ne­ce­sa­rios des­plan­tes pú­bli­cos al Par­la­men­to y al Go­bierno ga­lle­gos. Ya vi­mos en la gue­rra abier­ta en­tre el en­ton­ces mi­nis­tro de In­dus­tria, Jo­sé Ma­nuel So­ria, y el de Ha­cien­da, Cris­tó­bal Mon­to­ro, a cos­ta de las re­no­va­bles, que Ma­riano Ra­joy no es par­ti­da­rio de in­ter­ve­nir pa­ra po­ner paz cuan­do dos de los su­yos en­tran en abier­to con­flic­to. Y to­do in­di­ca que tam­po­co va a in­ter­ve­nir en el ca­so de la AP-9, por lo que el en­con­tro­na­zo en­tre De la Ser­na y Fei­joo es­tá ser­vi­do.

ILUS­TRA­CIÓN ED

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.