La Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bar­ce­lo­na avi­sa de que Ca­ta­lu­ña es in­via­ble sin la UE

Al­biol la­men­ta que Puig­de­mont pre­su­ma de que­rer in­fun­dir mie­do a los no in­de­pen­den­tis­tas

La Voz de Galicia (Barbanza) - - España -

«Si una par­te de un Es­ta­do miem­bro de­ja de ser una par­te de ese Es­ta­do por el he­cho mis­mo de la in­de­pen­den­cia, los tra­ta­dos no se apli­ca­rán en ese te­rri­to­rio». Es­ta afir­ma­ción rea­li­za­da ha­ce ya más de dos años por la por­ta­voz de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, Mar­ga­ri­tas Schi­nas, y com­ple­ta­da por el pre­si­den­te Jean-Clau­de Junc­ker al afir­mar que la nueva re­gión in­de­pen­dien­te «se con­ver­ti­rá de fac­to en un país ter­ce­ro res­pec­to a la Unión» son se­rias ad­ver­ten­cias a la pre­ten­sión del Go­bierno ca­ta­lán de con­vo­car un re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta el 1 de oc­tu­bre. La alar­ma em­pre­sa­rial que con­tra la cam­pa­ña del in­de­pen­den­tis­mo ca­ta­lán tam­bién lan­za­ron ha­ce tiem­po em­pre­sa­rios de esa co­mu­ni­dad au­tó­no­ma tan re­le­van­tes co­mo Juan Ro­sell (pre­si­den­te de la CEOE y ex­pre­si­den­te de la pa­tro­nal ca­ta­la­na Fo­ment), y Jo­sé Luis Bonet (pre­si­den­te de las cá­ma­ras de co­mer­cio es­pa­ño­las, de Fi­ra de Bar­ce­lo­na y de Frei­xe­net ) se vie­ron se­cun­da­das ayer por las de­cla­ra­cio­nes rea­li­za­das por el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bar­ce­lo­na, Mi­quel Valls, quien ase­gu­ró que su en­ti­dad nun­ca ha con­si­de­ra­do a Ca­ta­lu­ña via­ble eco­nó­mi­ca­men­te fue­ra de la Unión Eu­ro­pea y pi­dió a los Go­bier­nos de Ca­ta­lu­ña y Es­pa­ña más fle­xi­bi­li­dad pa­ra em­pe­zar a ne­go­ciar y dia­lo­gar.

En una en­tre­vis­ta en la te­le­vi­sión au­to­nó­mi­ca, Valls ase­gu­ró que Ca­ta­lu­ña tie­ne un fu­tu­ro eco­nó­mi­co de «pri­me­ra lí­nea», con unas ex­por­ta­cio­nes que cre­cen ca­da día, un sec­tor tu­rís­ti­co ex­tra­or­di­na­rio y con gran­des po­si­bi­li­da­des pa­ra com­pe­tir en un mun­do pos­cri­sis, pe­ro den­tro de la UE. «Ca­ta­lu­ña no pue­de es­tar ni un se­gun­do fue­ra de Eu­ro­pa por­que po­dría te­ner re­per­cu­sio­nes muy im­por­tan­tes», in­sis­tió. Valls mos­tró su preo­cu­pa­ción por el pro­cés y di­jo que la so­cie­dad ca­ta­la­na es­tá muy di­vi­di­da so­bre la in­de­pen­den­cia de Ca­ta­lu­ña y que «fal­ta fle­xi­bi­li­dad» tan­to por par­te del Go­bierno co­mo de la Ge­ne­ra­li­tat pa­ra ne­go­ciar, y que adop­tar una po­si­ción y de­cir «de aquí no nos mo­ve­mos pue­de lle­var a si­tua­cio­nes lí­mi­te y no sa­be­mos cuál pue­de ser el re­sul­ta­do».

So­bre el apo­yo al re­fe­ren­do por par­te de los re­gi­do­res que acu­die­ron el sá­ba­do al ac­to con­vo­ca­do por el pre­si­den­te Car­les Puig­de­mont, ase­gu­ró que re­pre­sen­ta­ban al 43 % de la po­bla­ción, por tan­to, des­ta­có, «un 57 % de la po­bla­ción ca­ta­la­na no es­ta­ba re­pre­sen­ta­da por es­tos al­cal­des».

Co­mo el 9N

Mi­quel Valls di­jo tam­bién que si se lle­va a ca­bo el re­fe­ren­do in­de­pen­den­tis­ta el 1 de oc­tu­bre, la pro­ble­má­ti­ca se­rá la mis­ma que cuan­do se hi­zo la con­sul­ta del 9N. Y re­cor­dó que la po­si­ción de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bar­ce­lo­na siem­pre ha si­do la mis­ma, que se tie­ne que ha­cer un re­fe­ren­do de acuer­do con el Go­bierno de Ma­drid, den­tro de la Cons­ti­tu­ción y la le­ga­li­dad eu­ro­pea.

Ade­más de es­te va­ra­pa­lo del sec­tor eco­nó­mi­co a las pre­ten­sio­nes del Go­bierno ca­ta­lán, el lí­der del PP de Ca­ta­lu­ña, Xa­vier Gar­cía Al­biol, res­pon­dió a las pa­la­bras del pre­si­den­te de la Ge­ne­ra­li­tat di­cien­do que los úni­cos po­lí­ti­cos que dan mie­do son «los dic­ta­do­res, los ti­ra­nos y los que ac­túan al mar­gen de la le­ga­li­dad», y es que Puig­de­mont ase­gu­ró el sá­ba­do an­te al­cal­des so­be­ra­nis­tas: «Sois im­por­tan­tes, por eso les mo­les­táis y por eso les dais mie­do, y más que les da­réis».

Gar­cía Al­biol la­men­tó que un pre­si­den­te que de­be­ría re­pre­sen­tar a to­dos los ca­ta­la­nes se sien­ta or­gu­llo­so de pre­ten­der in­fun­dir mie­do a quie­nes no pien­san igual. Y en­mar­có ese pro­nun­cia­mien­to en que los in­de­pen­den­tis­tas es­tán «ca­da día más so­los, pe­ro más ra­di­ca­li­za­dos», de mo­do que se po­nen «ner­vio­sos y co­me­ten más erro­res». «El pro­yec­to in­de­pen­den­tis­ta re­pre­sen­ta ex­clu­si­va­men­te a una éli­te po­lí­ti­ca, fren­te a la in­men­sa ma­yo­ría de cla­se me­dia que quie­re vi­vir su do­ble sen­ti­mien­to de ser ca­ta­la­nes y es­pa­ño­les», sos­tu­vo.

«Los po­lí­ti­cos que dan mie­do son los dic­ta­do­res y los ti­ra­nos» Xa­vier Gar­cía Al­biol Pre­si­den­te del PP de Ca­ta­lu­ña

A. GAR­CÍA EFE

Los tum­bos del «pro­cés». Car­les Puig­de­mont, en la ima­gen de­lan­te de la cel­da que en la cár­cel Mo­de­lo de Bar­ce­lo­na ocu­pó el ex­pre­si­den­te Llluís Com­panys, cam­bió de pro­yec­to y pa­só de de­fen­der que se apro­ba­se una ley de tran­si­to­rie­dad ju­rí­di­ca pa­ra dar co­ber­tu­ra al re­fe­ren­do a tra­mi­tar pri­me­ro otra que ins­te al Go­bierno ca­ta­lán a con­vo­car la con­sul­ta, y des­pués se des­pa­che la de tran­si­to­rie­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.