El fút­bol in­mor­ta­li­za a Al­ber­to

Ami­gos y com­pa­ñe­ros del ri­bei­ren­se dispu­taron un me­mo­rial pa­ra re­cor­dar la fi­gu­ra del jo­ven fa­lle­ci­do en 2008

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Barbanza-muros-noia Deportes - ÁL­VA­RO SE­VI­LLA

A Fiei­tei­ra se con­vir­tió es­te sá­ba­do en un can­to a la eter­ni­dad, en una ba­ta­lla con­tra el ol­vi­do. Lo que se vi­vió en el pa­be­llón ri­bei­ren­se de­mos­tró que las per­so­nas so­lo se pier­den so­lo cuan­do de­jan de re­cor­dar­se. Un año más, y ya van 9, los ami­gos de Al­ber­to Vi­lla­ver­de Pé­rez se vol­vie­ron a re­unir con un ba­lón de por me­dio pa­ra ho­me­na­jear a un ami­go y com­pa­ñe­ro que los aban­do­nó muy pron­to, cuan­do que­da­ban cien­tos de pá­gi­nas por es­cri­bir.

En un la­do del rec­tán­gu­lo de jue­go, los ju­ga­do­res del mí­ti­co O Cas­tro, equi­po don­de el jo­ven bar­ban­zano dis­fru­ta­ba del fút­bol sa­la des­de ni­ño. En el otro la­do de la pis­ta, los ami­gos de la in­fan­cia, que to­da­vía si­guen unién­do­se pa­ra dis­fru­tar del de­por­te rey.

No fal­ta­ron los pa­dres del ri­bei­ren­se, Al­ber­to Vi­lla­ver­de y Mary Carmen Pé­rez, que re­ci­bie­ron un ca­lu­ro­so ho­me­na­je por par­te de to­dos los pre­sen­tes. «Pa­ra no­so­tros, pa­ra mi fa­mi­lia, es un in­men­so pla­cer y un or­gu­llo que sus com­pa­ñe­ros y ami­gos lo vuel­van a re­cor­dar. Es­ta­mos muy agra­de­ci­dos. Ellos die­ron el pa­so y pa­ra no­so­tros siem­pre es un ho­nor es­tar con ellos», ase­gu­ró Vi­lla­ver­de, que re­co­no­ció que es­te me­mo­rial siem­pre le lle­ga al co­ra­zón.

Por mu­chos años

Des­pués de nue­ve años reunién­do­se al­re­de­dor de un ba­lón pa­ra re­cor­dar a Al­ber­to, el de­por­tis­ta An­xo Vidal des­gra­na la im­por­tan­cia de es­ta pa­chan­ga: «A mu­chos de no­so­tros el fút­bol nos unió a él. No hay me­jor ma­ne­ra de re­cor­dar­lo que ju­gan­do un par­ti­do en su nom­bre. Es al­go que me ilu­sio­na se­guir ha­cien­do por él, por­que sé el amor que te­nía por el fút­bol. Siem­pre que las pier­nas nos lo per­mi­tan se­gui­re­mos ha­cién­do­lo. Es un pla­cer re­cor­dar­lo de es­ta for­ma tan es­pe­cial».

El re­sul­ta­do po­co im­por­ta en una tar­de en la que A Fiei­tei­ra de­mos­tró que el de­por­te si quie­re lo pue­de to­do. Es­ta vez el fút­bol lo­gró que el re­cuer­do de Al­ber­to Vi­lla­ver­de que­de in­mor­ta­li­za­do pa­ra siem­pre.

MAR­COS CREO

Los pa­dres del jo­ven, Al­ber­to Vi­lla­ver­de y Mary Carmen Pé­rez, re­ci­bie­ron una ca­lu­ro­sa y emo­ti­va ova­ción por par­te de los dos equi­pos, for­ma­dos por ami­gos de la in­fan­cia de su hi­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.