Di­vi­sión en la Ge­ne­ra­li­tat

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión -

EL REINO DE LA LLU­VIA ER­NES­TO S. POM­BO

De­be de ser que des­de es­te la­do del ma­pa es­ta­mos tan ale­ja­dos que cues­ta des­cu­brir los be­ne­fi­cios de la Ca­ta­lu­ña del fu­tu­ro, en el ca­so de que Puig­de­mont lo­gre sa­lir­se con la su­ya. Por más que uno se em­pe­ña en bus­car as­pec­tos po­si­ti­vos no en­cuen­tra ni uno so­lo que pue­da lle­var a de­mó­cra­tas ca­ta­la­nes a apo­yar la aven­tu­ra.

Ayer mis­mo, el con­se­ller Bai­get pu­so en du­da la ce­le­bra­ción de la con­sul­ta, y so­lo unas ho­ras des­pués, fue ful­mi­nan­te­men­te des­ti­tui­do por Puig­de­mont. To­do un sín­to­ma de la di­vi­sión en el seno de la Ge­ne­ra­li­tat y del pro­pio soberanismo.

Con­trol del Go­vern, de la Jus­ti­cia, de la Fis­ca­lía, de los Mossos, de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, de las em­pre­sas, de los fun­cio­na­rios... En fin, con­trol ab­so­lu­to. Y no es que Ni­co­lás Ma­du­ro se ha­ya ins­ta­la­do en Bar­ce­lo­na, pe­ro re­sul­ta in­com­pren­si­ble que al­guien ven­da un pro­duc­to tan ave­ria­do.

Tran­qui­li­za sa­ber que so­lo el 11,9 % de los ca­ta­la­nes se mues­tran con­ven­ci­dos de que es­ta ca­rre­ra aca­ba­rá en la in­de­pen­den­cia. Y ahí hay que in­cluir a Puig­de­mont, Llach, Jun­que­ras, so­bri­nos, pri­mos y de­más fa­mi­lia. Es un por­cen­ta­je li­ge­ra­men­te in­fe­rior al que con­si­de­ra im­pres­cin­di­ble sus­pen­der la au­to­no­mía a mar­ti­lla­zos.

Quie­nes enar­bo­lan la ban­de­ra del fu­tu­ro por li­bre es­tán arra­san­do con los de­re­chos de los ciu­da­da­nos. Con las li­ber­ta­des. Con la con­vi­ven­cia. Y esa for­ma de en­ten­der la vi­da tie­ne un nom­bre que da tan­to mie­do que ni me atre­vo a pro­nun­ciar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.