Des­cri­tos los ge­nes de la obe­si­dad in­fan­til más gra­ve

Una de las va­rian­tes mues­tra una re­la­ción en­tre el ex­ce­so de pe­so y el tras­torno por hi­per­ac­ti­vi­dad

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad -

In­ves­ti­ga­do­res es­pa­ño­les han des­cri­to nue­vos ge­nes in­vo­lu­cra­dos en la obe­si­dad in­fan­til gra­ve. Los re­sul­ta­dos, pu­bli­ca­dos en Plos Ge­ne­tics, re­ve­lan mu­ta­cio­nes en ge­nes re­la­cio­na­dos con la re­gu­la­ción hi­po­ta­lá­mi­ca del ape- ti­to. Uno de los ge­nes en­con­tra­do se aso­cia ade­más al tras­torno de dé­fi­cit de aten­ción e hi­per­ac­ti­vi­dad. El 18 % de los ni­ños es­pa­ño­les su­fre obe­si­dad, un por­cen­ta­je que se su­ma al 23,2 % que pre­sen­tan so­bre­pe­so, una ci­fra que con­vier­te a es­ta en­fer­me­dad cró­ni­ca en la más pre­va­len­te en la po­bla­ción in­fan­til y ado­les­cen­te.

Tan­to el am­bien­te co­mo la he­ren­cia ge­né­ti­ca desem­pe­ñan pa­pe­les cruciales en el desa­rro­llo de la obe­si­dad. Sin em­bar­go, y es­pe­cial­men­te en los ca­sos de obe­si­dad in­fan­til se­ve­ra, la ge­né­ti­ca tie­ne un pe­so im­por­tan­te. Pe­se al es­fuer­zo de los úl­ti­mos años, los fac­to­res ge­né­ti­cos que sub­ya­cen es­ta en­fer­me­dad si­guen sien­do en gran par­te des­co­no­ci­dos.

He­ren­cia de los pa­dres

Aho­ra, un equi­po cien­tí­fi­co, li­de­ra­do por las uni­ver­si­da­des Pom­peu Fa­bra (UPF) y Au­tó­no­ma de Madrid (UAM), ha es­tu­dia­do en 480 ni­ños es­pa­ño­les nue­vos ge­nes in­vo­lu­cra­dos en la obe­si­dad in­fan­til gra­ve. «La ma­yo­ría de las va­rian­tes ge­né­ti­cas de­tec­ta­das fue­ron he­re­da­das por par­te de uno de los pa­dres con obe­si­dad más mo­de­ra­da y, pro­ba­ble­men­te, tie­nen un efec­to do­mi­nan­te», ase­gu­ra Luis Al­ber­to Pé­rez Ju­ra­do, lí­der de la in­ves­ti­ga­ción y je­fe de la Uni­dad de Ge­né­ti­ca de la UPF.

«La com­bi­na­ción de la car­ga ge­né­ti­ca con el am­bien­te cla­ra­men­te obe­so­gé­ni­co que ha sur­gi­do en los úl­ti­mos años con las so­cie­da­des in­dus­tria­li­za­das se­gu­ra­men­te ex­pli­ca el he­cho de que la en­fer­me­dad se ex­pre­sa de for­ma más evi­den­te en los hi­jos que en los pa­dres», aña­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.