¿Y hoy quién pre­sen­ta?

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Alta Definición - San­dra Fa­gi­nas

Si por al­go Sál­va­me se ha he­cho inago­ta­ble pa­ra sus fie­les es por su ca­pa­ci­dad de sor­pren­der día a día ha­cien­do lo mis­mo, que ya es di­fí­cil. Los que lo sa­can ade­lan­te tie­nen ese imán que ca­pa­ci­ta pa­ra que ca­da vez que al­guien en­cien­de el pro­gra­ma por in­te­rés (los hay) no pue­da más que que­dar­se pen­dien­te de lo que allí se pro­du­ce. Sál­va­me fue el pri­me­ro en con­fun­dir al pú­bli­co al re­me­xer to­dos los ro­les de quie­nes par­ti­ci­pan en el show. Pe­rio­dis­tas de co­ra­zón que me­rien­dan, se dis­fra­zan, bai­lan, re­la­tan su vi­da, cuen­tan la de otros, se pe­lean, pre­sen­tan, can­tan o llo­ran en di­rec­to. Cual­quier reality es com­pa­ra­ti­va­men­te me­nos tre­pi­dan­te que to­das las yin­ca­nas a las que es­tán ha­bi­tua­dos los co­la­bo­ra­do­res des­de que arran­có en el 2009. Nue­ve tem­po­ra­das des­pués, han con­se­gui­do in­clu­so cam­biar el con­cep­to de pre­sen­ta­dor al uso con un mo­de­lo que ha acos­tum­bra­do al pú­bli­co a que ca­da día ha­ya una ca­ra dis­tin­ta al fren­te del pro­gra­ma. ¿El úl­ti­mo? David Val­de­pe­ras, que en au­sen­cia de Jor­ge Ja­vier, Paz Pa­di­lla y Car­lo­ta Co­rre­de­ra ha re­pe­ti­do el es­que­ma del di­rec­tor que da un pa­so ade­lan­te y se co­lo­ca co­mo pro­ta­go­nis­ta pa­ra pre­sen­tar el ma­ga­cín. Da igual si lo ha­ce bien o mal, si gus­ta o no, o si acier­ta. Esa es la guin­da del buen tro­zo del pas­tel que la au­dien­cia se co­me ca­da se­ma­na y lo sa­ben. Eso sí, no se ex­tra­ñen si el pró­xi­mo Sál­va­me le to­ca lle­var­lo a uno de us­te­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.