«Mue­ren más co­rre­do­res o ci­clis­tas al año que bu­cea­do­res»

El ac­ci­den­te mor­tal en la cá­ma­ra hi­per­bá­ri­ca de un bar­co en Ca­da­qués po­ne el fo­co so­bre una prác­ti­ca que se dis­pa­ra du­ran­te el ve­rano: el bu­ceo. Los ex­per­tos in­sis­ten en su se­gu­ri­dad

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Galicia - MI­LA MÉN­DEZ

En la es­cue­la de sub­ma­ri­nis­mo de Jesús Cor­zo no se ha­bla de otra co­sa des­de el vier­nes. De­di­ca­do al bu­ceo des­de ha­ce más tres dé­ca­das, lo ocu­rri­do en Ca­da­qués le sus­ci­ta mu­chas in­cóg­ni­tas. Un bu­zo ex­pe­ri­men­ta­do de 61 años mu­rió por la ex­plo­sión de la cá­ma­ra hi­per­bá­ri­ca por­tá­til de su bar­co. Ayer, co­men­ta Jesús, in­clu­so se acer­ca­ron a sus ins­ta­la­cio­nes si­tua­das en el puer­to de­por­ti­vo de A Co­ru­ña unos bu­zos de la Guar­dia Ci­vil pa­ra con­sul­tar­le de­ta­lles so­bre los pro­ce­di­mien­tos de su­per­vi­sión de los equi­pos. «Cuan­do su­ce­de al­go en el agua siem­pre lla­ma la aten­ción. Pen­sa­mos que es un me­dio hos­til. Sin em­bar­go, su ín­di­ce de si­nies­tra­li­dad es in­fe­rior al de otras ac­ti­vi­da­des», in­sis­te Cor­zo, ge­ren­te de Bu­ceo Ga­li­cia. Po­ne co­mo ejem­plo es­ta­dís­ti­cas de otros de­por­tes: «Al año mue­ren más co­rre­do­res o ci­clis­tas que bu­cea­do­res. Nues­tro se­gu­ro cues­ta la mi­tad que uno de bi­ci­cle­ta o de trek­king». El ve­rano mul­ti­pli­ca las so­li­ci­tu­des pa­ra la rea­li­za­ción de cur­sos de in­mer­sión o de jor­na­das de bau­tis­mo. «Es­pa­ña es el país eu­ro­peo don­de más se bu­cea. So­bre un mi­llón de in­mer­sio­nes al año», aña­de.

Es­te ex­per­to en las pro­fun­di­da­des ma­ri­nas, ase­sor de se­gu­ri­dad ba­jo el agua en fil­mes co­mo Mar aden­tro o El des­co­no­ci­do, quie­re de­jar cla­ra la di­fe­ren­cia en­tre el bu­ceo de­por­ti­vo y el pro­fe­sio­nal, co­mo el que prac­ti­ca­ba el sub­ma­ri­nis­ta fa­lle­ci­do en Ca­da­qués. «Pa­ra lle­gar al co­ral rojo hay que ba­jar has­ta cer­ca de los 100 me­tros. A ve­ces in­clu­so más. La pri­me­ra fa­se de un cur­so de bu­ceo, el de aguas abier­tas, ho­mo­lo­ga­do y obli­ga­to­rio pa­ra po­der su­mer­gir­te con bo­te­lla, so­lo au­to­ri­za ba­jar has­ta los 20 me­tros», ex­pli­ca. Con Jesús, en el club, se en­cuen­tra igual de con­mo­cio­na­do Gal­dino Lis­te. No so­lo es uno de los con­ta­dos pes­ca­do­res de co­ral con li­cen­cia que hay en Es­pa­ña, sino que co­no­cía al bu­cea­dor de Gi­ro­na. «Tra­ba­ja­mos jun­tos. Era una per­so­na que co­no­cía el en­torno y el ma­ne­jo de las cá­ma­ras hi­per­bá­ri­cas. Lle­va­ba más de 30 años ma­ni­pu­lán­do­las», sub­ra­ya. Es­tos tan­ques de des­com­pre­sión son vi­ta­les en su pro­fe­sión, «a mí me sal­va­ron tres ve­ces», apun­ta Lis­te, que no ba­ra­ja la po­si­bi­li­dad de un fa­llo de la má­qui­na. «Se su­per­vi­san ca­da año. En­tre los co­ra­le­ros es la pri­me­ra vez que su­ce­de en cua­ren­ta años», ex­pli­ca. No así en otros ám­bi­tos. «En la ma­ri­na ita­lia­na ha­ce unos cua­tro años tu­vie­ron un per­can­ce con una. Las uti­li­zan cuer­pos pro­fe­sio­na­les ya que ayu­dan a ace­le­rar la des­com­pre­sión de ni­tró­geno que acu­mu­la­mos a gran­des pro­fun­di­da­des», apun­ta.

Gal­dino cree que se tra­ta de un ac­ci­den­te al que no hay que bus­car­le más por­qués. «La pes­ca del Co­ra­llium ru­brum, el úni­co au­to­ri­za­do pa­ra su cap­tu­ra en el Me­di­te­rrá­neo, es arries­ga­da», con­fie­sa. Con to­do, es un ne­go­cio lu­cra­ti­vo da­do el al­to va­lor que al­can­za en el mer­ca­do de la jo­ye­ría.

Re­ci­cla­do­res

En la es­cue­la de Jesús Cor­zo no cuen­tan con nin­gu­na cá­ma­ra hi­per­bá­ri­ca mó­vil, pe­ro sí con equi­pos que lla­man de re­breat­hers o re­ci­cla­do­res. «Re­ci­clan el ai­re que res­pi­ra­mos pa­ra te­ner más au­to­no­mía», co­men­ta Jesús. Su cos­te an­da so­bre los 15.000 eu­ros. «No to­do el mun­do pue­de ac­ce­der a ellos y no es una cues­tión de dinero, sino de ap­ti­tu­des», acla­ra. Los que por­tan equi­pos así, tan­to pa­ra pros­pec­cio­nes cien­tí­fi­cas, re­pa­ra­ción de bar­cos o ex­trac­ción de co­ral, son al­go así co­mo la «pri­me­ra di­vi­sión de los sub­ma­ri­nis­tas», con­clu­ye Jesús Cor­zo.

MAR­CO GUDÍN, CEDIDA

Arri­ba, Jesús Cor­zo y Dino Lis­te, que lle­van más de tres dé­ca­das de­di­ca­dos al sub­ma­ri­nis­mo pro­fe­sio­nal. Lis­te, que co­no­cía al bu­cea­dor fa­lle­ci­do, tam­bién se de­di­ca a la cap­tu­ra de co­ral. Aba­jo, Cor­zo a pro­fun­di­da­des de más de 50 me­tros, don­de se ne­ce­si­tan equi­pos es­pe­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.