El pul­po man­tie­ne la al­ta co­ti­za­ción en las lonjas de Mu­ros y Ri­bei­ra

En Ga­li­cia se pa­ga en­tre 10 y 13 eu­ros, des­pués de va­rias re­va­lo­ri­za­cio­nes es­te año

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Front Page - In­for­ma­ción ela­bo­ra­da por E. Mou­zo, C. Pon­ce, A. Ger­pe, Y. Gar­cía, M. Gago y E. Abuín.

Ta­lla­das más fi­nas, ra­cio­nes más pe­que­ñas, mez­clar de va­rias ta­llas, co­brar más por el pan, la ta­za de vino o el ca­fé... Pul­pei­ras, res­tau­ran­tes y ba­res de ta­pas ha­cen ma­la­ba­ris­mos pa­ra evi­tar la que se­ría ya la ter­ce­ra subida del año en la ra­ción de pul­po, que si allá por Na­vi­da­des en A Coruña se pa­ga­ba en los lo­ca­les a 10,50, pa­só a 11 y ha­ce es­ca­sas se­ma­nas hu­bo que ta­sar­la ya a 12,80 eu­ros. Y aún así no des­car­tan otra al­za.

«Es­tá ca­ri­sí­si­mo», di­ce Ma­ría Abuín, del ne­go­cio de co­mes­ti­bles A de Lo­la, en Boi­ro. A 13,45 le sir­vie­ron ha­ce unos días el ki­lo de pul­po de ca­te­go­ría 3 —pie­zas de dos a tres ki­los— y una se la lle­vó «el pro­pie­ta­rio de un lo­cal hos­te­le­ro que co­men­tó que pre­fe­ría pa­gar­lo a ese pre­cio a de­cir al clien­te que no te­nía». Su­bir­lo no era una al­ter­na­ti­va. «Ha­be­rá que fa­cer ra­cións máis pe­que­nas», apun­tó co­mo so­lu­ción.

Tam­po­co es una op­ción pa­ra Ma­nuel San­mi­guel, pro­pie­ta­rio de un res­tau­ran­te en Ri­bei­ra, que com­pra ca­da día en la lon­ja el pes­ca­do y el ma­ris­co que se sir­ve en su lo­cal. Pe­se a que la co­ti­za­ción se es­tá dis­pa­ran­do, «non vou su­bir as ra­cións por­que ago­ra es­tea ca­ro». A su jui­cio, «aos clien­tes non se lles po­de su­bir dun día pa­ra ou­tro. Hai que ser for­mais». Así que en O Xar­dín, la ra­ción se se­gui­rá pa­gan­do a 12 eu­ros.

Lo que pa­ra los hos­te­le­ros bar­ban­za­nos no es una op­ción, sí se lo es­tá plan­tean­do Car­los Ló­pez, de Pul­pei­ra de Alla­riz. «Ya subimos la ra­ción es­ta se­ma­na y es po­si­ble que lo ha­ga­mos la que vie­ne». El em­pre­sa­rio —que di­ce que se dis­pen­sa a en­tre 10 y 12 eu­ros— ase­gu­ra que el pre­cio al que se lo de­jan sus pro­vee­do­res so­lo di­fie­re en 50 cén­ti­mos de lo que se pa­ga en el sú­per, y que la fac­tu­ra, des­de ha­ce tres o cua­tro años, ha subido «una bar­ba­ri­dad». A 13,50 más IVA le co­bran aho­ra el ce­fa­ló­po­do de dos a tres ki­los, que es el más de­man­da­do por la hos­te­le­ría, da­do que pre­sen­ta la me­jor re­la­ción can­ti­dad, pre­cio y ren­di­mien­to. «Nos di­cen que es por­que no hay cap­tu­ras en Ma­rrue­cos».

Ma­rro­quí y mau­ri­tano

Ma­rrue­cos por­que de allí pro­ce­de, jun­to con Mau­ri­ta­nia, la ma­yor par­te del pul­po que em­plean res­tau­ran­tes y, so­bre to­do, pul­pei­ras, que an­tes que el ga­lle­go pre­fie­ren el del ban­co ca­na­rio-saha­riano más su­fri­do y con más aguan­te pa­ra ser­vir á fei­ra, por más que esa afir­ma­ción pro­vo­que sar­pu­lli­dos a Jo­sé Ma­nuel Ro­sas, pa­trón ma­yor de Bueu y em­ba­ja­dor del Pol­bo de Rías que se ven­de en su lon­ja. Ro­sas sos­tie­ne que la úni­ca di­fe­ren­cia es que el ga­lle­go ne­ce­si­ta «máis mi­mos e aten­ción», y no so­por­ta eso de «dei­xa­lo no cal­dei­ro sen que per­da a pel».

Sea co­mo sea, los hos­te­le­ros si­guen re­cu­rrien­do a Ma­rrue­cos. Y las es­ta­dís­ti­cas del país nor­te­afri­cano con­fir­man ese re­tro­ce­so en las cap­tu­ras. El año pa­sa­do, las des­car­gas de pul­po (23.682 to­ne­la­das) ca­ye­ron un 26 % con res­pec­to al 2015, aun­que los in­gre­sos ob­te­ni­dos so­lo dis­mi­nu­ye­ron un 14 %. Una ten­den­cia que con­tras­ta con la apre­cia­da en Ga­li­cia, pues en ese mis­mo pe­río­do la pro­duc­ción cre­ció un 66 % (3.200 to­ne­la­das) y la fac­tu­ra­ción un 78 %.

Va­le que Ma­rrue­cos ha pes­ca­do me­nos pul­po, pe­ro eso no ha si­do óbi­ce pa­ra que el país in­cre­men­ta­se sus ex­por­ta­cio­nes a Es­pa­ña. De las 7.300 to­ne­la­das que en­via­ba en el 2012 pa­só a man­dar 12.000 en el 2016. Co­mo tam­bién lo hi­zo Mau­ri­ta­nia (de 1.164 a 2.454 to­ne­la­das). Y eso a pe­sar de es­tar el ma­rro­quí más ca­ro que el ga­lle­go, que en la subas­ta de ayer en lon­ja man­tu­vo el ti­po y se pa­gó de nue­vo a pre­cios al­tos (de 10 a 12,50 en la lon­ja de A Coruña) por más que la can­ti­dad des­car­ga­da fue, en al­gu­nas lonjas, el do­ble de la jor­na­da inau­gu­ral de la cam­pa­ña.

Di­fí­cil de ex­pli­car

Ex­pli­car esa re­va­lo­ri­za­ción no es fá­cil. «Has­ta a no­so­tros nos sor­pren­de», se­ña­lan des­de el fri­go­rí­fi­co Ga­lle­go Pe­rei­ra, que pro­ce­sa ce­fa­ló­po­do ga­lle­go pa­ra res­tau­ran­tes, pul­pei­ras y gran­des ca­de­nas y se sur­te en dis­tin­tas lonjas de Ga­li­cia. Des­de la em­pre­sa ya ha­bían no­ta­do la re­va­lo­ri­za­ción ya an­tes de la ve­da, de un eu­ro en los ejem­pla­res de ca­te­go­ría 3. Y va­ti­ci­nan que se­gui­rá su­bien­do, pues hay de­man­da.

Lo mis­mo di­cen des­de Pul­po de Ca­ma­ri­ñas, que atri­bu­yen esos pre­cios a que «so­mos máis maio­ris­tas a pe­le­xar por el». Bea­triz Le­ma, ge­ren­te de la fir­ma que ope­ra en ru­las de la Cos­ta da Mor­te, au­gu­ra que en dos o tres se­ma­nas des­apa­re­ce­rá el pul­po y no ha­brá has­ta sep­tiem­bre, por lo que di­ce des­de ya que se pon­drá «po­las nu­bes».

Que eso se tra­duz­ca en ra­cio­nes más ca­ras de­pen­de del hos­te­le­ro. En el mu­ni­ci­pio de San­xen­xo, la me­ca del tu­ris­mo cos­te­ro, las am­plias re­ser­vas de ce­fa­ló­po­do con­ge­la­do dan mar­gen pa­ra man­te­ner el pre­cio de la ra­ción. Pe­ro los hay que ya han te­ni­do que su­bir un eu­ro. Y si lo nor­mal era pa­gar por ella 11 o 12 eu­ros, aho­ra de­ta­llan en la cuen­ta 12 o 13, cuan­do no re­don­dean­do a 14.

Hay res­tau­ran­tes en San­xen­xo que han subido un eu­ro en una se­ma­na

MAR­COS CREO

Un pro­fe­sio­nal, a su lle­ga­da a la ru­la ri­bei­ren­se, en la que se subas­ta­ron unos 5.700 ki­lo­gra­mos de ce­fa­ló­po­do.

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Cor­tar las ro­da­jas más fi­nas o ha­cer más pe­que­ñas las ra­cio­nes son «tru­cos» pa­ra no su­bir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.