Los kur­dos rom­pen las de­fen­sas del Es­ta­do Is­lá­mi­co en Ra­qa

EE.UU. bom­bar­dea la mu­ra­lla y abre la puer­ta a la ciu­dad vie­ja

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - RO­SA PAÍNO

La alian­za li­de­ra­da por la mi­li­cia kur­do-si­ria YPG dio ayer un im­por­tan­te pa­so en su ofen­si­va pa­ra li­be­rar Ra­qa, el feu­do si­rio del Es­ta­do Is­lá­mi­co des­de ha­ce tres años. Los com­ba­tien­tes de las Fuer­zas De­mo­crá­ti­cas Si­rias (FDS) irrum­pie­ron ayer en la ciu­dad vie­ja tras rom­per las lí­neas de de­fen­sa yiha­dis­tas gra­cias a la bre­chas abier­tas por los ca­zas es­ta­dou­ni­den­ses en la mu­ra­lla que ro­dea el cen­tro his­tó­ri­co.

«Por pri­me­ra vez las FDS han lo­gra­do rom­per las de­fen­sas de la mu­ra­lla del Vie­jo Ra­qa», con­fir­mó a Fran­ce Press el di­rec­tor del Ob­ser­va­to­rio Si­rio de De­re­chos Hu­ma­nos (OSDH). Des­de que se lan­zó a prin­ci­pios de ju­nio el asal­to fi­nal a la au­to­pro­cla­ma­da ca­pi­tal del ca­li­fa­to, los kur­dos han lo­gra­do apo­de­rar­se de ba­rrios del es­te y el oes­te. Ha­ce una se­ma­na ce­rra­ron el cer­co a los yiha­dis­tas, tras cru­zar por el sur el río Éu­fra­tes.

Pa­ra el avan­ce de las FDS ha si­do decisivo el apo­yo aé­reo de la coa­li­ción li­de­ra­da por EE.UU. y el res­pal­do en tie­rra de unos 900 mi­li­ta­res es­ta­dou­ni­den­ses, en­tre ase­so­res, ma­ri­nes y Ran­gers, tras el re­fuer­zo or­de­na­do por Do­nald Trump ha­ce unos cua­tro me­ses con el ob­je­ti­vo ace­le­rar la re­con­quis­tar de Ra­qa. Es­ta ciu­dad ha si­do el prin­ci­pal cen­tro de re­clu­ta­mien­to y ope­ra­cio­nes del gru­po yiha­dis­ta (en ella se han pre­pa­ra­do va­rios de los aten­ta­dos co­me­ti­dos en Eu­ro­pa). Na­da se sa­be del ca­li­fa Abu Bakr al Bag­da­di des­de que Ru­sia anun­cia­ra el 28 de ma­yo que sus avio­nes lo ha­bían aba­ti­do. El res­to de la cú­pu­la te­rro­ris­ta hu­yó en los pri­me­ros días de la ofen­si­va del FDS ha­cia Deir al Zur, la úni­ca pro­vin­cia si­ria que con­tro­lan.

Tras sor­tear la mu­ra­lla de Ra­fi­qah, los kur­dos en­tra­ron en la ciu­dad vie­ja, pun­to cla­ve pa­ra su ofen­si­va ha­cia el cen­tro de Ra­qa, de­fen­di­do por unos 2.500 yiha­dis­tas, se­gún los da­tos de in­te­li­gen­cia de la coa­li­ción. La ONU ci­fra en cer­ca de 100.000 los ci­vi­les es­tán atrapados en la ur­be.

Los gue­rri­lle­ros y gue­rri­lle­ras de las Uni­da­des de Pro­tec­ción del Pue­blo (YPG) han si­do los más fie­les alia­dos del Pen­tá­gono. Por ello, EE.UU. no ha du­da­do en po­ner en su ma­nos la mi­sión de li­be­rar Ra­qa, pe­se a las pro­tes­tas de Tur­quía, que los ta­cha de te­rro­ris­tas y te­me el es­ta­ble­ci­mien­to de una au­to­no­mía kur­do-si­ria pe­ga­da a su fron­te­ra.

Fuentes kur­das ase­gu­ran que Was­hing­ton ha lle­ga­do a un acuer­do con las YPG pa­ra que las fuer­zas es­ta­dou­ni­den­ses se es­ta­blez­can en la ba­se aé­rea de Tab­qa, re­cu­pe­ra­da en ma­yo. Un acuer­do que ha­bría ce­rra­do la se­ma­na pa­sa­da el en­via­do de EE.UU. pa­ra la coa­li­ción in­ter­na­cio­nal, Brett McGurk, du­ran­te su vi­si­ta a esa ciu­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.