Tro­nos

La Voz de Galicia (Barbanza) - - La Voz De Barbanza - Ma­xi Ola­ria­ga

Una su­ge­ren­cia. Aho­rre. No pa­gue por Jue­go de Tro­nos. Si ya lo di­cen los sa­le­ro­sos ¡Cómo en Es­pa­ña ni ha­blar! ¿Por qué se­guir las des­ven­tu­ras de los per­so­na­jes de esa fa­mo­sa se­rie, si en vi­vo y en di­rec­to pue­de ser us­ted tes­ti­go de ello? Ha­brán vis­to los ti­tu­la­res en pri­me­ra pla­na de los más sesudos dia­rios de la pren­sa ca­pi­ta­li­na. La gran no­ti­cia que de­be­ría ser, el dis­cur­so del rey (gran fil­me, por cier­to), se ha con­ver­ti­do en el ca­breo del rey. Co­mo se lo di­go. Que aquí so­mos la mar de rum­bo­sos y te­ne­mos dos re­yes. No dan pa­ra ha­cer un trío ni un full. Mu­cho me­nos un pó­ker pe­ro, co­mo di­cen los tahú­res, en el ver­de nos en­con­tra­re­mos. Gus­te o no gus­te la mo­nar­quía co­mo for­ma de Es­ta­do, el ac­to del pa­sa­do día 28 de ju­nio que con­me­mo­ró el cua­dra­gé­si­mo aniver­sa­rio de la cons­ti­tu­ción del Par­la­men­to, te­nía que con­tar con la pre­sen­cia de Juan Car­los I.

Lo de­cía la por­ta­da de La Ra­zón, dia­rio na­da sos­pe­cho­so: «Has­ta es­tu­vie­ron las nie­tas de La Pa­sio­na­ria». Tam­bién, co­mo es na­tu­ral, es­tu­vie­ron los pa­dres aún vi­vos de la Cons­ti­tu­ción. Y has­ta el si­nies­tro Mar­tín Vi­lla que fue mi­nis­tro con Suá­rez pe­ro an­tes fue se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Mo­vi­mien­to, (¡ca­si ná!) y aho­ra es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por una jue­za ar­gen­ti­na en un asun­ti­llo de trans­gre­sión de los de­re­chos hu­ma­nos. Pues, ya ve us­ted, le die­ron una me­da­lla. En cam­bio a Juan Car­los, ga­ran­te, di­cen, de que la ope­ra­ción del sal­to a la de­mo­cra­cia fue­se un éxi­to, no se le in­vi­tó. El rey emé­ri­to fil­tró su que­ja y los pe­rio­dis­tas la ai­rea­ron. Al­go pa­sa en Zar­zue­la. Tal vez en un pró­xi­mo ca­pí­tu­lo ten­ga­mos al­gu­na pis­ta. Emo­ción y sus­pen­se. Real y su­rrea­lis­ta reali­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.