Tres alum­nos bar­ban­za­nos lo­gran un pa­sa­por­te pa­ra es­tu­diar en Amé­ri­ca

Tres es­tu­dian­tes cur­sa­rán pri­me­ro de ba­chi­ller en EE.UU. o Ca­na­dá gra­cias a las be­cas de la Fun­da­ción Aman­cio Or­te­ga

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Front Page - AN­TÓN PA­RA­DA

Ha­ce dé­ca­das era prác­ti­ca­men­te im­pen­sa­ble la po­si­bi­li­dad de que un alumno ga­lle­go se mar­cha­se a es­tu­diar al con­ti­nen­te ame­ri­cano sin que ello lle­va­se apa­re­ja­do el con­cep­to de una emi­gra­ción for­zo­sa. En la ac­tua­li­dad, las opor­tu­ni­da­des han da­do un gi­ro ra­di­cal pa­ra aque­llos que cuen­tan con los mé­ri­tos ne­ce­sa­rios y, tres jó­ve­nes de la zo­na, fac­tu­ra­rán un equi­pa­je car­ga­do de ellos. Se tra­ta del boi­ren­se Fer­nan­do Mi­ran­da, la ri­bei­ren­se Iria Ro­drí­guez y el noiés Gui­ller­mo Blan­co. Gra­cias al pro­gra­ma de be­cas de la Fun­da­ción Aman­cio Or­te­ga, cur­sa­rán pri­me­ro de ba­chi­lle­ra­to en cen­tros edu­ca­ti­vos de Es­ta­dos Uni­dos o de Ca­na­dá du­ran­te diez me­ses.

Pa­ra ob­te­ner una de las 80 bol­sas que se ofer­tan pa­ra el alum­na­do de cuar­to de ESO de Ga­li­cia —pa­ra el res­to del Es­pa­ña hay 420— es­tos ado­les­cen­tes tu­vie­ron que en­fren­tar­se a un du­ro pro­ce­so de se­lec­ción. Pri­me­ro ne­ce­si­ta­ron una no­ta me­dia ele­va­da y sa­car un mí­ni­mo de un 8 en in­glés, lo que les dio ac­ce­so a exi­gen­tes exá­me­nes y en­tre­vis­tas per­so­na­les en los que com­pi­tie­ron fren­te a más de 400 as­pi­ran­tes. Mas lo im­por­tan­te son los mo­ti­vos y me­tas que ca­da uno guar­da en su ma­le­ta.

Las ra­zo­nes

«Nun­ca me he tra­ga­do la vi­sión de Holly­wood so­bre Es­ta­dos Uni­dos, quie­ro co­no­cer ese país del que to­dos ha­blan», re­co­no­ció Fer­nan­do Mi­ran­da, que pien­sa sa­cu­dir­se de la ca­be­za to­dos los tó­pi­cos y es­te­reo­ti­pos de pe­lí­cu­las de ani­ma­do­ras y pau­sas en las ta­qui­llas na­da más ate­rri­zar en la Gran Man­za­na, con la que siem­pre ha so­ña­do. Su pa­ra­da se­rá el pue­blo de Ru­pert, en el es­ta­do de Idaho, aun­que to­da­vía no co­no­ce el ins­ti­tu­to en el que es­tu­dia­rá.

«Quie­ro co­no­cer to­das las cul­tu­ras po­si­bles y Ca­na­dá es un lu­gar en el que to­das ellas son acep­ta­das por igual», el ho­gar de Iria Ro­drí­guez avi­va el tras­fon­do de sus pa­la­bras, ya que con fa­mi­lia en di­ver­sas par­tes del mun­do y sien­do nie­ta de ma­ri­ne­ros, an­sía to­mar el tes­ti­go y ser ella la que vuel­va con his­to­rias, anéc­do­tas y la men­te aún más abier­ta de su fu­tu­ro cen­tro, el Saint An­ne Cat­ho­lic High School, en Be­lle Ri­ver (On­ta­rio).

«En el fu­tu­ro quie­ro ir por la ra­ma tec­no­ló­gi­ca, por eso me in­tere­sa vi­si­tar ciu­da­des co­mo To­ron­to o Mon­treal», y es que el des­tino de Gui­ller­mo Blan­co en la po­bla­ción ca­na­dien­se de North Bay (On­ta­rio) pa­re­ce he­cho a me­di­da, ya que ha si­do se­lec­cio­na­do en el West Fe­rris Se­con­dary School, un ins­ti­tu­to que tra­ba­ja con ro­bots y ta­ble­tas, y que man­tie­ne un con­ve­nio con la fir­ma Ap­ple.

Los pro­yec­tos

Al igual que Blan­co, Mi­ran­da y Ro­drí­guez no pue­den evi­tar mi­rar ha­cia su fu­tu­ro aca­dé­mi­co y pro­fe­sio­nal cuan­do pien­san en su es­tan­cia in­ter­na­cio­nal. Mien­tras que el boi­ren­se va­lo­ra es­tu­diar de­re­cho, re­la­cio­nes in­ter­na­cio­na­les e in­clu­so la ca­rre­ra di­plo­má­ti­ca —áreas en las que pri­man los idio­mas y los con­tac­tos al otro la­do del char­co—; la pal­mei­ren­se fi­ja su me­ta en la ca­rre­ra de Me­di­ci­na, un ám­bi­to en el que se su­mer­gi­rá es­te año, ya que el Saint An­ne cuen­ta con es­tu­dios sa­ni­ta­rios.

Si en al­go coin­ci­den es­tos tres jó­ve­nes es en lo que les ha lle­va­do a sa­cri­fi­car tiem­po de ocio y via­jes de fin de cur­so en los úl­ti­mos me­ses: lu­char por el sue­ño de ser más in­de­pen­dien­tes, res­pon­sa­bles y ma­du­ros a su re­gre­so. Ade­más, po­drán co­no­cer es­ce­na­rios de pe­lí­cu­la. En el ca­so de Mi­ran­da las Mon­ta­ñas Ro­co­sas, el par­que de Ye­llows­to­ne, el río Mi­si­si­pi o Seattle; en el de Blan­co y Ro­drí­guez, los gran­des la­gos o las ca­ta­ra­tas del Niá­ga­ra.

Pe­ro aho­ra so­lo im­por­tan las his­to­rias que es­tán por es­cri­bir.

CAR­ME­LA QUEIJEIRO

Fer­nan­do Mi­ran­da, Iria Ro­drí­guez y Gui­ller­mo Blan­co con­si­guie­ron una de las 80 bol­sas de la Fun­da­ción Aman­cio Or­te­ga.

CAR­ME­LA QUEIJEIRO

Fer­nan­do Mi­ran­da, Iria Ro­drí­guez y Gui­ller­mo Blan­co, en el boi­ren­se par­que de A Ca­cha­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.