Bru­se­las to­ma po­si­cio­nes en Cu­ba apro­ve­chan­do el blo­queo de Was­hing­ton

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional -

Otro de los sig­nos de cómo es­tá cam­bian­do el mun­do se vio ayer en el Par­la­men­to Eu­ro­peo. Una am­plia ma­yo­ría del he­mi­ci­clo dio el sí de­fi­ni­ti­vo al nue­vo acuer­do de coope­ra­ción con Cu­ba, una me­di­da que po­ne fin a la de­no­mi­na­da Po­si­ción Co­mún, alum­bra­da por Jo­sé Ma­ría Az­nar en el 1996. Su ob­je­ti­vo era for­zar el cam­bio de ré­gi­men en la is­la vin­cu­lan­do los avan­ces en la re­la­ción en­tre la UE y Cu­ba a la de­mo­cra­ti­za­ción del país ca­ri­be­ño. Más de dos años ha tar­da­do la UE en des­con­ge­lar las con­ver­sa­cio­nes y su­pe­rar el re­ce­lo mu­tuo, un tra­ba­jo que di­ri­gió la je­fa de la di­plo­ma­cia eu­ro­pea, Fe­de­ri­ca Mog­he­ri­ni, de for­ma pa­ra­le­la al des­hie­lo de Ba­rack Oba­ma. Su tra­ba­jo ha que­da­do en­te­rra­do tras la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Ca­sa Blan­ca.

El re­pu­bli­cano se nie­ga a le­van­tar el blo­queo a la is­la. «Al­gu­nos en Was­hing­ton quie­ren cam­biar el rum­bo. Es im­por­tan­te que la UE di­ga con va­len­tía que va­mos a avan­zar, de ma­ne­ra abier­ta y sin ta­búes», ex­cla­mó Mog­he­ri­ni du­ran­te el de­ba­te pre­vio a la vo­ta­ción. El eu­ro­dipu­tado so­cia­lis­ta, Ra­món Jáuregui, lla­mó a la UE a «ocu­par el es­pa­cio» que de­ja­rá EE.UU. «Ayu­da­rá a las fuer­zas reformistas de Cu­ba. La hos­ti­li­dad so­lo re­fuer­za el in­mo­vi­lis­mo. Es­te es un pa­so jus­to e in­te­li­gen­te», va­lo­ró.

Otros com­pa­ñe­ros del he­mi­ci­clo ca­li­fi­ca­ron de «inú­til» el his­tó­ri­co em­bar­go nor­te­ame­ri­cano so­bre Cu­ba. La so­cia­lis­ta Ele­na Va­len­ciano car­gó con­tra los con­ser­va­do­res, quie­nes a pe­sar de apo­yar el acuer­do, se ne­ga­ron a con­de­nar el blo­queo. «Es­tá com­ple­ta­men­te fue­ra de lu­gar y de la his­to­ria. El blo­queo so­lo per­ju­di­ca al pue­blo cu­bano y a em­pre­sas eu­ro­peas», ex­pli­có.

Una opor­tu­ni­dad

El re­plie­gue de la Ad­mi­nis­tra­ción Trump es vis­to co­mo una opor­tu­ni­dad pa­ra la UE, que quie­re to­mar po­si­cio­nes de ca­ra a fu­tu­ros acuer­dos co­mer­cia­les con la is­la una vez que sus au­to­ri­da­des cu­ba­nas va­yan abrien­do pro­gre­si­va­men­te su eco­no­mía al ex­te­rior. «La UE en es­tos años se ha co­lo­ca­do co­mo pri­mer clien­te y pro­vee­dor de Cu­ba. Eu­ro­pa tiene la gran opor­tu­ni­dad de de­mos­trar a EE.UU., que pre­ten­den re­tro­ce­der, que es po­si­ble man­te­ner el má­xi­mo ni­vel de exi­gen­cia con el má­xi­mo ni­vel de cum­pli­mien­to», aren­gó Va­len­ciano.

La cues­tión de los de­re­chos hu­ma­nos tam­bién que­da re­co­gi­da en el acuer­do que se po­drá sus­pen­der si no se res­pe­tan las li­ber­ta­des bá­si­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.