«Na­die me re­ga­la na­da en Bio­lo­xía»

Ja­vier Car­ba­llei­ra, con es­pi­na bí­fi­da, lo­gró en­trar en la UDC en sep­tiem­bre pe­se a que en esa con­vo­ca­to­ria se re­ser­va­ban pla­zas so­lo pa­ra de­por­tis­tas de al­to ni­vel

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Sociedad - LAU­RA G. DEL VA­LLE

Pa­ra al­gu­nos su­po­ne la cons­ta­ta­ción de que la ma­du­rez ha to­ca­do a su puer­ta, pa­ra otros es la ex­cu­sa per­fec­ta pa­ra vo­lar del ni­do, y pa­ra Ja­vier Car­ba­llei­ra, la con­fir­ma­ción de que quien la si­gue la con­si­gue. Han pa­sa­do diez me­ses des­de que es­te jo­ven que na­ció con es­pi­na bí­fi­da se que­da­ra sin pla­za en la fa­cul­tad de Bio­lo­xía de la UDC por una ra­zón que na­da te­nía que ver con su ex­pe­dien­te aca­dé­mi­co. La ausencia de pla­zas re­ser­va­das pa­ra per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad en esa con­vo­ca­to­ria im­pe­día a es­te jo­ven lo­grar su sue­ño de tra­ba­jar en un la­bo­ra­to­rio, me­ta que sí es­ta­ba al al­can­ce de los de­por­tis­tas de éli­te, que sí te­nían la op­ción de ac­ce­der a las va­can­tes es­pe­cia­les. Tras una ex­haus­ti­va lu­cha y re­mo­vien­do Roma con Santiago, Be­lén Cer­dán con­si­guió que su hi­jo ara­ñe tiem­po al tiem­po en sus úl­ti­mos días de en­cie­rro de bi­blio­te­ca co­mo un uni­ver­si­ta­rio más. Pe­ro sar­na con gus­to no pi­ca.

«El ba­lan­ce de es­te pri­mer cur­so ha si­do po­si­ti­vo en to­dos los as­pec­tos, los re­sul­ta­dos bueno, en al­gu­nas asig­na­tu­ras me ha ido me­jor que otras, pe­ro yo pe­leé por es­tar aquí y es­toy es­for­zán­do­me pa­ra po­der tra­ba­jar en lo que me gus­ta». De es­ta ma­ne­ra, Ja­vier po­ne es­pe­cial ahín­co en ma­te­rias co­mo Es­ta­dís­ti­ca o Ma­te­má­ti­cas, su ta­lón de Aqui­les, y en sus asig­na­tu­ras fa­vo­ri­tas — «las más di­fí­ci­les», re­co­no­ce— que son Bio­quí­mi­ca «y las re­la­cio­na­das con la fi­to­lo­gía y el es­tu­dio de las cé­lu­las».

Es­te olei­ren­se no ha con­se­gui­do apro­bar to­das las asig­na­tu­ras. Pe­ro eso no fre­na su es­pí­ri­tu lu­cha­dor: «Los pro­fe­so­res me tra­tan co­mo a uno más y na­die me re­ga­la na­da, el he­cho de que mi ca­so ha­ya si­do pú­bli­co no ha in­flui­do, y eso me gus­ta por­que na­die ha­ce di­fe­ren­cias con­mi­go». Su ma­dre, Be­lén, le­jos de es­tar em­pe­ña­da en que el ex­pe­dien­te de su hi­jo sea bri­llan­te, pre­fie­re va­lo­rar otros as­pec­tos. «Aun­que los re­sul­ta­dos aca­dé­mi­cos no ha­yan si­do tan po­si­ti­vos, pa­ra él era im­por­tan­te no que­dar­se des­col­ga­do de sus com­pa­ñe­ros de ba­chi­lle­ra­to, ade­más yo no que­ría que se des­mo­ti­va­ra por el he­cho de te­ner que es­tar du­ran­te un año ha­cien­do otra co­sa». Más cuan­do el fu­tu­ro bió­lo­go, cu­ya en­fer­me­dad le pro­du­ce un 71 % de dis­ca­pa­ci­dad, ha­bía aca­ba­do con­se­gui­do, no sin es­fuer­zo, apro­bar la se­lec­ti­vi­dad.

Lo que le de­pa­ra­rá el fu­tu­ro

Una vez su­pe­ra­da la prue­ba de fue­go que es pri­me­ro de ca­rre­ra, Ja­vier tiene aún más claro que en el fu­tu­ro quie­re de­di­car­se a al­go que ten­ga que ver con la ge­né­ti­ca o la bio­quí­mi­ca, y no des­car­ta rea­li­zar unas prác­ti­cas mien­tras du­re su pe­ri­plo uni­ver­si­ta­rio. Aho­ra bien, lo de ir­se fue­ra y co­no­cer mun­do con una be­ca Eras­mus ya es otro can­tar. Muy res­pon­sa­ble, co­men­ta: «No sé si me in­tere­sa­ría mu­cho, al me­nos mien­tras no ten­ga claro que no va a per­ju­di­car a mis es­tu­dios».

Sin ba­rre­ras

A su ma­dre no le im­por­ta­ría que Ja­vier vo­la­ra del ni­do, de he­cho, sa­be que tar­de o tem­prano es al­go que va a pa­sar. Pe­ro ya es­tá dan­do pe­que­ños pa­sos que le acer­can a una ma­yor in­de­pen­den­cia. Por lo pron­to, se es­tá sa­can­do el car­né de con­du­cir. «No­so­tros vi­vi­mos en San­ta Cruz [mu­ni­ci­pio de Olei­ros] y, de mo­men­to, lo lle­va­mos a la uni­ver­si­dad, pe­ro yo creo que pa­ra Na­vi­da­des ya po­drá ir so­lo». Una vez allí, to­do son fa­ci­li­da­des, co­men­ta Be­lén. «Es­te año vol­vie­ron a pin­tar la pla­za de apar­ca­mien­to pa­ra dis­ca­pa­ci­ta­dos y den­tro de la fa­cul­tad to­do es­tá adap­ta­do». «Un diez», con­clu­ye.

MAR­COS MÍ­GUEZ

Ja­vier Car­ba­llei­ra es­pe­ra po­der rea­li­zar pró­xi­ma­men­te prác­ti­cas en un la­bo­ra­to­rio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.