El has­ta lue­go de Lau­re

El la­te­ral cie­rra diez años en el De­por­ti­vo con un emo­ti­vo adiós an­tes de fir­mar tres años con el Alcorcón

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Deportes - PE­DRO BARREIROS

Lau­re se des­pi­dió del Dé­por en un mar de lá­gri­mas. El guerrero ken­do de su ca­mi­se­ta era el úni­co se­reno en el me­tro y 66 cen­tí­me­tros del ju­ga­dor, un ma­no­jo de ner­vios, tem­blo­res y so­llo­zos. Con la voz en­tre­cor­ta­da y los ojos en­ro­je­ci­dos y arra­sa­dos por las lá­gri­mas, pu­so fin a sus nue­ve tem­po­ra­das co­mo fut­bo­lis­ta de la pri­me­ra plantilla, ca­si diez años des­de su de­but en aquel par­ti­do de Vi­lla­rreal en que Lo­ti­na le ha­bía abier­to las puer­tas del pri­mer equi­po a va­rios fa­bri­lis­tas. En­tre ellos, es­te me­nu­do la­te­ral de­re­cho, to­do es­fuer­zo y ga­nas, que im­pul­sa­do por sus an­sias de ser fut­bo­lis­ta de éli­te lle­gó a con­ver­tir­se en ca­pi­tán del Dé­por, uno de los nue­ve cam­peo­nes de Li­ga. «He que­ri­do hon­rar es­ta ca­mi­se­ta en ca­da en­tre­na­mien­to y en ca­da par­ti­do», se­ña­ló ayer el ju­ga­dor, al que no le to­có una eta­pa có­mo­da en el club: im­pa­gos y con­cur­so de acree­do­res, dos des­cen­sos y sen­dos as­cen­sos, así co­mo las tres úl­ti­mas per­ma­nen­cias su­fri­das has­ta el fi­nal. Tras una cam­pa­ña con es­ca­sas opor­tu­ni­da­des, en­tre la fal­ta de con­fian­za de Mel pa­ra el nue­vo cur­so y sus cir­cuns­tan­cias per­so­na­les, que le in­vi­ta­ban a vi­vir más cer­ca de su fa­mi­lia en Ma­drid, acor­dó con el club res­cin­dir el con­tra­to, pe­se a que aún le que­da­ba una cam­pa­ña más, y mi­li­ta­rá en el Alcorcón, de Se­gun­da, con el que se ha vin­cu­la­do por tres pró­xi­mas tem­po­ra­da, con op­ción a una más adi­cio­nal.

Pre­ci­sa­men­te en el cam­po al­fa­re­ro ha­bía su­fri­do uno de sus peo­res días de blan­quia­zul, du­ran­te las pri­me­ras jor­na­das de tem­po­ra­da 2011-12, el co­rre­ca­mi­nos Mon­ta­ñés lo su­peró una y otra vez has­ta que Lau­re fue ex­pul­sa­do a la me­dia ho­ra. El Dé­por ca­yó por 4-0. «He en­tre­ga­do mi al­ma aquí», sub­ra­yó, an­tes de aña­dir: «Ten­go ham­bre de com­pe­tir y aquí no pue­de ser, pe­ro el Alcorcón ha apos­ta­do fuer­te por mí y les es­toy muy agra­de­ci­do», afir­mó.

Tres go­les

A la des­pe­di­da de Lau­re han acu­di­do miem­bros de to­dos los es­ta­men­tos del club. En­tre otros, se en­con­tra­ban los fut­bo­lis­tas Arri­bas, Mos­que­ra, Na­va­rro y Ber­gan­ti­ños, ade­más del di­rec­tor de­por­ti­vo Ri­chard Barral y los con­se­je­ros Da­niel Ra­mos y En­ri­que Cal­ve­te. «Los mo­men­tos más emo­ti­vos de mi ca­rre­ra aquí es­tán sien­do los de mi des­pe­di­da. Lle­vo ayer y hoy (por el mar­tes y el miér­co­les) ha­blan­do con mi mu­jer, con mi fa­mi­lia, des­pi­dién­do­me de los tra­ba­ja­do­res, de mis com­pa­ñe­ros... y te tie­nes que ir, pe­ro sa­bien­do que es lo me­jor», afir­mó. No se acor­dó así de nin­guno de los tres go­les que mar­có de blan­quia­zul. To­dos die­ron pun­tos. Uno en Pri­me­ra, el del pos­tre­ro em­pa­te (3-3 en el mi­nu­to 88) en Ria­zor con­tra el Se­vi­lla de la tem­po­ra­da 2010-11, cuan­do el Dé­por aca­bó des­cen­dien­do; y otro más en ca­da una de las dos tem­po­ra­das que pa­só con su equi­po en Se­gun­da: los triun­fos so­bre el Girona (3-2) y el Za­ra­go­za (0-1).

«Mi idea es un has­ta lue­go. Es­toy muy agra­de­ci­do al De­por­ti­vo en to­do. Con­fió siem­pre en mí y yo me voy a pre­pa­rar pa­ra es­tar aquí e in­ten­tar siem­pre apor­tar des­de fue­ra», co­men­tó al res­pec­to de su mar­cha. Lau­re dis­po­ne del pri­mer año del car­né de en­tre­na­dor y es­pe­ra sa­car­se el res­to en un fu­tu­ro pró­xi­mo. «De ca­ra a la pró­xi­ma tem­po­ra­da veo un Dé­por ilu­sio­nan­te, va­mos a ha­cer un buen equi­po. Yo doy un pa­so al la­do pa­ra que el club si­ga cre­cien­do», afir­mó.

GON­ZA­LO BARRAL

Lau­re lle­va­ba nue­ve tem­po­ra­das en el pri­mer equi­po, tras de­bu­tar en enero del 2008.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.