Un fes­ti­val en el que so­la­men­te creían tres

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Cultura - M. SAN­DE

Por es­te fes­ti­val en reali­dad al prin­ci­pio so­lo apos­ta­ron —de­ci­di­da­men­te— tres lo­co»: Iván Mén­dez, Iván Pé­rez y el en­ton­ces al­cal­de de Vi­vei­ro, Melchor Roel, que fa­lle­ció a fi­na­les del 2013. Y es que su­po­nía pa­sar del Vi­vei­ro de la Se­ma­na San­ta a la mú­si­ca más ex­tre­ma. Un cam­bio de­ma­sia­do ra­di­cal. Un re­to que se­me­ja­ba im­po­si­ble.

Los dos jó­ve­nes pro­mo­to­res per­te­ne­cían a ONP Crew, pro­duc­to­ra es­pe­cia­li­za­da en mú­si­ca rock, y Roel era un al­cal­de que con su me­le­na y su zu­rrón rom­pió mol­des en la ciu­dad del Lan­dro: mi­li­tan­te en tiem­pos en el PC, tras­va­sa­do con los años a IU-EU, ha­bía ac­ce­di­do a la al­cal­día ma­ri­ña­na co­mo in­de­pen­dien­te con el PSOE.

La pri­me­ra edición del Re­su­rrec­tion Fest fue hu­mil­de y se ce­le­bró en la pla­ya de Co­vas. Sick Of It All tie­ne el ho­nor de ha­ber si­do el pri­mer ca­be­za de car­tel de es­te cer­ta­men, y con ellos Walls of Je­ri­cho, Twenty Figh­ters, Anal Hard, The Band Apart y Sound of Si­len­ce. Era el 2006. Las du­das se fue­ron di­si­pan­do cuan­do además de los fans con mo­chi­la, que se cuen­tan por mi­les, co­men­za­ron a re­ser­var­se en su­ce­si­vas edi­cio­nes to­das las ha­bi­ta­cio­nes y sui­tes de los ho­te­les de ma­yor ca­te­go­ría. Los fur­go­nes an­ti­dis­tur­bios de la Po­li­cía Na­cio­nal que al prin­ci­pio for­ma­ban una lar­ga hi­le­ra por el vie­jo puen­te de La Mi­se­ri­cor­dia ya ni se ven. Pa­só el mie­do. Hoy las me­di­das de se­gu­ri­dad, ex­haus­ti­vas, se to­man por te­mor a otras ac­cio­nes aje­nas an­te la gran afluen­cia de pú­bli­co.

El Re­su­rrec­tion fi­gu­ra en­tre los me­jo­res fes­ti­va­les de me­tal, hard­co­re y punk de Eu­ro­pa y en él han par­ti­ci­pa­do ya más de 400 ban­das, las me­jo­res un­der­ground. Con los her­ma­nos Iván y Da­vid Mén­dez al fren­te, la ci­ta lo­gra­ba reu­nir en el 2013 a 33.000 fans y un im­pac­to en la co­mar­ca de 3,3 mi­llo­nes de eu­ros, pe­ro el gran sal­to lo dio so­lo dos años des­pués, en el 2015, con Mo­tör­head y Korn, con­cen­tran­do a 54.000 asis­ten­tes en torno al Re­su­rrec­tion Fest y cal­cu­lán­do­se en­ton­ces un mo­vi­mien­to eco­nó­mi­co de 6,5 mi­llo­nes. El año pa­sa­do los Iron Mai­den atraían a Vi­vei­ro a más de 80.000 fans y ge­ne­ra­ron 10,3 mi­llo­nes en la ciu­dad y en par­te de A Ma­ri­ña. El Re­su lo­gró el pre­mio al me­jor fes­ti­val de gran for­ma­to. Y la Se­ma­na San­ta de Vi­vei­ro fue de­cla­ra­da de In­te­rés Tu­rís­ti­co In­ter­na­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.