¿Son se­gu­ras las fies­tas de nues­tros pue­blos?

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Galicia - An­to­nio Lou­rés

Se acer­ca el ve­rano y Ga­li­cia en­te­ra se lle­na­rá de mi­les de fies­tas, ver­be­nas y es­pec­tácu­los. To­dos los mu­ni­ci­pios ce­le­bran even­tos de lo más va­rio­pin­tos en es­ta épo­ca del año, des­de una sim­ple sar­di­ña­da a gran­des fes­ti­va­les o ver­be­nas.

Cuan­do acu­di­mos a una de es­tas fies­tas po­pu­la­res, qui­zá no nos pa­ra­mos a pen­sar en si las atrac­cio­nes, es­ce­na­rios, pues­tos de co­mi­da o hin­cha­bles cum­plen con to­dos los pro­to­co­los y nor­mas de se­gu­ri­dad. Qui­zá pen­se­mos que pa­ra eso es­tán los ayun­ta­mien­tos y que al­guien se en­car­ga­rá de su­per­vi­sar­lo to­do. Pe­ro to­dos los años nos que­da­mos per­ple­jos an­te ac­ci­den­tes en fies­tas no au­to­ri­za­das o no su­per­vi­sa­das por per­so­nal cua­li­fi­ca­do. Siem­pre se re­pi­te la mis­ma his­to­ria: el ar­ti­lu­gio en cues­tión no cum­plía con las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad exi­gi­das.

Po­si­ble­men­te, si su­pié­ra­mos que las fies­tas no cum­plen las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad, no acu­di­ría­mos a ellas o evi­ta­ría­mos su­bir­nos no­so­tros a las atrac­cio­nes. Así lo vie­ne ad­vir­tien­do ca­da año el Co­le­gio de In­ge­nie­ros In­dus­tria­les de Ga­li­cia (Icoiig) del que for­mo par­te y que en el pe­río­do es­ti­val po­ne en mar­cha una cam­pa­ña pa­ra aler­tar a la so­cie­dad de la ne­ce­si­dad del man­te­ni­mien­to de ba­rra­cas, pues­tos de ca­lles o de­más atrac­cio­nes de fies­tas. Igual que nun­ca de­ja­ría­mos a un hi­jo su­bir­se a un au­to­bús que no ha­ya pa­sa­do una ITV o que sea ma­ne­ja­do por un con­duc­tor sin el car­né ade­cua­do.

Or­ga­ni­za­do­res y con­ce­llos de­ben ser igual de pre­ca­vi­dos con las atrac­cio­nes o los es­pec­tácu­los a los que acu­di­mos. Tan­to las atrac­cio­nes y es­truc­tu­ras co­mo los es­ce­na­rios o los even­tos en los que se aglo­me­ran mu­chas per­so­nas son po­ten­cial­men­te tan pe­li­gro­sos co­mo un au­to­bús en mal es­ta­do —apren­da­mos del ca­so Ma­drid Are­na—.

El Co­le­gio de In­ge­nie­ros In­dus­tria­les de Ga­li­cia, pen­san­do en la se­gu­ri­dad de to­dos, ha co­men­za­do a co­la­bo­rar con dis­tin­tas ins­ti­tu­cio­nes pa­ra me­jo­rar las con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad en las fies­tas y es­pec­tácu­los, ya que los in­ge­nie­ros in­dus­tria­les, por nues­tras atri­bu­cio­nes pro­fe­sio­na­les, te­ne­mos la obli­ga­ción de ve­lar por la se­gu­ri­dad de los ciu­da­da­nos en mu­chos ám­bi­tos que van des­de el industrial o el ener­gé­ti­co has­ta otros que pue­dan pa­re­cer me­nos con­flic­ti­vos —y no lo son—, co­mo son las fies­tas.

Ha­gá­mo­nos esa pre­gun­ta en es­te co­mien­zo del ve­rano: ¿son se­gu­ras las fies­tas de nues­tros pue­blos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.