El llano en lla­mas

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Opinión - EDUAR­DO RIESTRA

El acuer­do en­tre Es­ta­dos Uni­dos y Ru­sia pa­ra un al­to el fue­go en Si­ria es en reali­dad una no­ti­cia es­can­da­lo­sa. Por­que si am­bas po­ten­cias pue­den to­mar esa de­ci­sión, tam­bién pue­den no to­mar­la. El acuer­do vie­ne a de­cir que ellos tie­nen el con­trol so­bre el fue­go, so­bre la gue­rra, so­bre la tra­ge­dia. Es­tos días se pue­den ver des­per­di­ga­das por las ca­lles de A Co­ru­ña las imá­ge­nes del fo­tó­gra­fo Ja­vier Bau­luz, que des­cri­ben sin pa­la­bras el su­fri­mien­to de las víc­ti­mas de aque­lla gue­rra. Y al mis­mo tiem­po el pin­tor si­rio Ali Ali mues­tra sus obras so­bre lo que ha es­ta­do vi­vien­do su pro­pia fa­mi­lia. Des­de la pren­sa de Ma­drid ha­bla­ba el es­cri­tor y aca­dé­mi­co Ma­nuel Ri­vas de es­te ar­tis­ta si­rio, ami­go su­yo y mío, en un ar­tícu­lo in­ten­sa­men­te sen­ti­men­tal y do­lo­ro­so. El gran Ali Ali de­be­ría es­tar en el G20 con su eterno som­bre­ro y su eter­na son­ri­sa. Y a lo me­jor el pro­pio Ri­vas, o Xan Arias, edi­tor co­ru­ñés del pin­tor, o Ma­rio Cuesta, ca­sa­do con una si­ria, ami­go de Ali y re­cién lle­ga­do de la An­tár­ti­da.

Lo ma­lo de Si­ria es lo ma­lo de siem­pre. La co­rrup­ción, el di­ne­ro. Pe­ro los refugiados no en­cuen­tran re­fu­gio y no nos dan des­can­so, y ese es el pe­li­gro. Que se ba­na­li­ce la tra­ge­dia, co­mo ocu­rre en la pa­té­ti­ca pan­car­ta que cu­bre la fa­cha­da del Ayun­ta­mien­to de Ma­drid. Allí, des­de ha­ce dos años, se pue­de leer en in­glés, no en ára­be ni en wó­lof, la fra­se «Re­fu­gees Wel­co­me», di­ri­gi­da a los tu­ris­tas ja­po­ne­ses o a los hin­chas del Real Ma­drid que fre­cuen­tan la pla­za de la Ci­be­les. Un brin­dis al sol, por­que de­trás de la pan­car­ta no hay na­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.