Pri­me­ras fi­su­ras en el idi­lio de la iz­quier­da por­tu­gue­sa

La Voz de Galicia (Barbanza) - - Internacional - BE­GO­ÑA IÑIGUEZ

La de­fi­cien­te ges­tión del so­cia­lis­ta An­to­nio Cos­ta en el trá­gi­co in­cen­dio de Pe­dró­gão Gran­de y en el ro­bo, ha­ce diez días, de 2.450 ar­mas de gue­rra en el ar­se­nal mi­li­tar de Tancos, ha abier­to las pri­me­ras fi­su­ras en la alian­za que man­tie­nen so­cia­lis­tas, Par­ti­do Co­mu­nis­ta y Blo­co de Es­quer­da, her­ma­na­do con Po­de­mos. Ade­más, la au­sen­cia del pri­mer mi­nis­tro, de va­ca­cio­nes en Ma­llor­ca du­ran­te la crisis de Tancos, no ha si­do bien vis­ta por los por­tu­gue­ses. Se­gún el úl­ti­mo ba­ró­me­tro de Eu­ro­son­da­gem, rea­li­za­do tras el in­cen­dio y el asal­to al pol­vo­rín y pu­bli­ca­do ayer por el se­ma­na­rio Ex­pres­so, Cos­ta ha per­di­do po­pu­la­ri­dad al con­tra­rio que su par­ti­do, el PS, que con­ti­nua por de­lan­te del PSD de Pas­sos Coel­ho.

En los 20 me­ses de vi­da de la de­no­mi­na­da «ge­rin­go­nça» nun­ca has­ta aho­ra se ha­bían es­cu­cha­do en el he­mi­ci­clo de Lis­boa crí­ti­cas tan cla­ras con­tra la ac­ción del Go­bierno pro­vi­nien­tes de los co­mu­nis­tas de Je­ró­ni­mo de Sou­sa, y de los blo­quis­tas de Ca­ta­ri­na Mar­tíns. El ma­les­tar del Blo­co de Es­quer­da y del Par­ti­do Co­mu­nis­ta fue evi­den­te el vier­nes, en el de­ba­te quin­ce­nal y en la pos­te­rior com­pa­re­cen­cia del mi­nis­tro de De­fen­sa, Jo­sé Al­ber­to Aze­re­do Lo­pes, pa­ra dar ex­pli­ca­cio­nes so­bre lo ocu­rri­do en Tancos, don­de ha­ce diez días se pro­du­jo el hur­to de 2.450 ar­mas de gue­rra.

La dipu­tada del Blo­co, Ma­ria­na Mor­ta­gua, cri­ti­có du­ra­men­te al mi­nis­tro de Fi­nan­zas, Ma­rio Cen­teno, «por no ha­ber cum­pli­do lo es­ti­pu­la­do en los pre­su­pues­tos de 2017 y des­ti­nar me­nos di­ne­ro del pre­vis­to a las ad­mi­nis­tra­cio­nes pú­bli­cas pa­ra cum­plir el ob­je­ti­vo de dé­fi­cit mar­ca­do con Bru­se­las». Mor­ta­gua aña­dió que «es­to no es lo que ha­bía­mos acor­da­do con us­te­des». Se re­fe­ría a la re­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va del pre­su­pues­to del ejér­ci­to, lo que afec­tó di­rec­ta­men­te a la fal­ta de vi­gi­lan­cia en el cuar­tel de Tancos, y a no ha­ber gas­ta­do to­dos los fon­dos eu­ro­peos des­ti­na­dos a la pre­ven­ción y com­ba­te con­tra el fue­go.

Mi­guel Poia­res Ma­du­ro, ex­mi­nis­tro de De­sa­rro­llo Re­gio­nal du­ran­te el go­bierno de Pas­sos Coel­ho, con­fir­mó ayer en Dia­rio de No­ti­cias «que han que­da­do sin gas­tar por el Eje­cu­ti­vo de Cos­ta 1.000 mi­llo­nes en­via­dos por Eu­ro­pa con des­tino a la pre­ven­ción y com­ba­te con­tra el fue­go». El por­ta­voz de los co­mu­nis­tas lu­sos, João Oli­vei­ra, de­cla­ró que «es inad­mi­si­ble que por ha­ber­se des­ti­na­do en 2017 me­nos di­ne­ro a la lu­cha con­tra el fue­go, y no ha­ber una bue­na coor­di­na­ción en el te­rreno, ha­yan muer­to 64 per­so­nas en Pedrógao Gran­de».

Por su la­do, el ti­tu­lar de De­fen­sa, Jo­sé Al­ber­to Aze­re­do Lo­pes, re­cha­zó du­ran­te su com­pa­re­cen­cia «cual­quier res­pon­sa­bi­li­dad política en el asal­to y ro­bo de Tancos» y se ne­gó a di­mi­tir, co­mo ha­bía so­li­ci­ta­do la lí­der del con­ser­va­dor CDS-PP, As­su­nção Cris­tas. Aze­re­do des­car­gó la res­pon­sa­bi­li­dad de lo ocu­rri­do en la cú­pu­la del ejér­ci­to al afir­mar que «es úni­ca­men­te ope­ra­cio­nal». Se­ña­ló pa­ra de­fen­der­se que «los ser­vi­cios de in­for­ma­ción del ejér­ci­to con­si­de­ra­ron re­cien­te­men­te co­mo muy ba­jo el ries­go del asal­to al cuar­tel de Tancos» pe­se a que «la vi­deo­vi­gi­lan­cia no fun­cio­na­ba des­de ha­cía cin­co años».

El pre­si­den­te Re­be­lo de Sou­sa ha to­ma­do car­tas en el asun­to an­te la au­sen­cia del pri­mer mi­nis­tro, no sin re­co­no­cer «ha­ber ido has­ta el lí­mi­te de mis po­de­res cons­ti­tu­cio­na­les». Mar­ce­lo con­vo­có pa­ra el 21 de es­te mes el Con­se­jo Su­pe­rior de De­fen­sa lu­so «pa­ra apu­rar to­das las res­pon­sa­bi­li­da­des».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.